Público
Público

Pablo Casado y Pedro Sánchez El duro discurso de Casado contra Sánchez: tensiones tras más de 100 días sin hablar

El líder del PP ha dicho del presidente del Ejecutivo desde "traidor" pasando por "felón", "incapaz", "incompetente", mediocre", "mentiroso compulsivo", "ilegítimo", "okupa" hasta un total de 21 descalificaciones en una sola intervención.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su único encuentro celebrado en agosto en La Moncloa.

La tensa relación entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del principal partido de la oposición, Pablo Casado, ha llegado a su punto álgido con las duras palabras que el presidente del PP le dedicó al socialista este miércoles. Desde "traidor" pasando por "felón", "incapaz", "incompetente", mediocre", "mentiroso compulsivo", "ilegítimo", "okupa" hasta un total de 21 descalificaciones en una sola intervención. 

Desde la dirección nacional del PP reconocen que, aunque el tono empleado por Casado "fue duro", lo justifican afirmando que Sánchez ha "traicionado" a España tras aceptar utilizar la figura del "relator" -una suerte de coordinador independiente para la negociación entre partidos- para facilitar el diálogo en Catalunya.

De hecho, PP y Ciudadanos pidieron este miércoles la comparecencia urgente de Sánchez en el Pleno de la Cámara para explicar esta figura y convocaron una concentración para este domingo en Madrid -a la que se sumará también Vox- para pedir que el presidente del Gobierno se vaya de La Moncloa. 

El presidente del Ejecutivo rompió la relación con Casado el 24 de octubre de 2018 -la primera vez que se decreta la ruptura de las relaciones institucionales con el líder de la oposición- con un breve comunicado remitido a la prensa a las 22:51, tras lanzar varias advertencias en el debate que se había celebrado la mañana de ese mismo día en el Congreso, en el que el 'popular' le culpó de ser "responsable y partícipe" del procés independentista. 

Sánchez amagó durante esa sesión con romper las relaciones con Casado. "¿Mantiene esas palabras sí o no? Si las mantiene, usted y yo no tenemos nada más de qué hablar", le preguntó Sánchez en tono severo a Casado, para después tachar de "inaceptable" la acusación del líder del PP.

Desde entonces -a principios de febrero se cumplieron los 100 días- tanto Casado como otros miembros de la directiva nacional del PP se aquejan de que Sánchez no consulte con "el partido con mayor representación de la Cámara" cuestiones relacionadas con política internacional (como las negociaciones del Brexit o el reciente caso de Venezuela) y de ámbito nacional como el conflicto en Catalunya y los Presupuestos Generales del Estado, "como sí hacía Rajoy", destacan fuentes 'populares'.

Fuentes cercanas a Casado confirman a Público que, a día de hoy, ambos líderes únicamente intercambian palabras en los debates parlamentarios y eventos en los que coinciden y que la interlocución por otros medios es completamente nula. 

Más noticias en Política y Sociedad