Público
Público

Pablo Iglesias: "Catalá demuestra que el Gobierno está fuera de control"

El ministro de Justicia ha acusado a Podemos de tener "cercanías con el movimiento terrorista etarra". Íñigo Errejón ha calificado estas declaraciones de "miserables". 

Publicidad
Media: 4.57
Votos: 7

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, formaliza su acta de diputado hoy en el Congreso. EFE/Ángel Díaz

MADRID.- El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha aseverado este viernes, en unas declaraciones recogidas por La Sexta, que "Podemos tiene cercanías con el movimiento independentista y con el movimiento terrorista etarra". 

Las declaraciones de Catalá han provocado la respuesta tanto de Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, como de Íñigo Errejón, número dos del partido morado. Iglesias ha señalado que las declaraciones del ministro demuestra que "el Gobierno está fuera de control". "Todo vale para atacar a Podemos. Qué vergüenza", ha tuiteado Iglesias.

Por su parte, el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha calificado las declaraciones del ministro de "miserables". "Miserables declaraciones de Català. Un ministro justicia debería ser más responsable y no jugar con ciertos temas", ha escrito Errejón

No obstante, esta no es la primera vez que un dirigente del PP relaciona a Podemos con el entorno de la organización terrorista ETA. El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, señaló hace unas semanas que "ETA está esperando como agua de mayo un gobierno del PSOE con Podemos" cuando le preguntaron sobre un posible Gobierno PSOE-Podemos.

"Miserables declaraciones de Català. Un ministro justicia debería ser más responsable y no jugar con ciertos temas", ha escrito Errejón

Además, para darle un poco más de vuelo al asunto, el ministro en funciones insistía un día después en que un gobierno de izquierdas con el apoyo del PNV supondría asumir la reivindicación de ETA y la izquierda abertzale de poner fin a la dispersión de sus presos y acercarlos a las cárceles de Euskadi.

Asimismo, el conservador Rafael Merino, presidente de la Comisión de Interior del Congreso, y diputado del PP, incidió días después de las declaraciones de Fernández Díaz en la misma idea:  "Un Gobierno débil siempre beneficia a ETA" y por ello, sorpresa, lo conveniente es un Ejecutivo surgido de la unión del PP, el PSOE y Ciudadanos. Ahí está la idea. 

Las acusaciones de los dirigentes del PP no son casuales. No es la primera vez que se dan (en las hemerotecas ha quedado la campaña del 11-M y ETA) y muestran la estrategia de los conservadores para situarse como único partido capaz de aportar la estabilidad y la seguridad que necesita España, así como en salvaguarda de derechos y libertades frente a otras opciones políticas que descalifica con acusaciones tales como "filoetarras", "aliados potenciales de ETA" o, directamente, acusando al presidente del Gobierno, que en aquel momento era José Luis Rodríguez Zapatero, de "traicionar los muertos" perpetrados por la organización terrorista.

En esta ocasión le ha tocado a Podemos, pero otras veces la diana se ha colocado frente a movimientos sociales que han conseguido poner en evidencia a los conservadores o frente al PSOE. 

Más noticias en Política y Sociedad