Público
Público

Pablo Iglesias Iglesias: "Yolanda, Ione e Irene tienen formas más amables que las mías, pero igual alguno me echa de menos en las negociaciones"

"Lo que yo hice es lo que cualquier político demócrata tiene que hacer si aparecen nazis que hacen el saludo romano", asegura sobre el intento de boicot de un grupo de ultraderecha a un acto de Podemos en Coslada. "El éxito en Madrid no será de ninguna formación particular, el éxito es sumar para un Gobierno progresista", defiende el líder de Podemos.

Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en una imagen de archivo en el Congreso. Mariscal / EFE

El líder de Unidas Podemos y candidato del espacio confederal a las elecciones autonómicas de Madrid, Pablo Iglesias, duda de que su salida este martes del Gobierno de coalición suponga un "alivio" para el PSOE: "Tanto Yolanda (Díaz), como Ione (Belarra) e Irene (Montero) tienen formas más amables que las mías, pero igual algunos me echan de menos en las negociaciones", ha asegurado en una entrevista ofrecida este miércoles en la Cadena Ser.

Iglesias ha asegurado que, tras su marcha del Ejecutivo, el liderazgo estatal de la formación recae en la figura de la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y que el papel del resto de dirigentes del partido es el de "trabajar para apoyarla y ayudarla". En este sentido, ha defendido que Díaz "genera unas enormes esperanzas en la izquierda y será un honor trabajar para ella en lo que me corresponda porque somos un equipo, un colectivo".

Durante la entrevista, el líder de Podemos ha hablado de su salida del Gobierno, de la candidatura de Madrid, de las negociaciones sobre la ley de Vivienda y también del intento de boicot a un acto suyo este martes en Coslada por parte de un grupo de neonazis.

Sobre este último acontecimiento, Iglesias ha defendido que hizo "lo que cualquier político demócrata debería hacer si aparecen nazis que hacen el saludo romano". "Lo que yo hice no tiene ningún mérito, el mérito es que los vecinos de Coslada los echaran de allí y les plantaran cara cuando sufren amenazas y agresiones por parte de esta gente", ha insistido.

"Cuando Vox o la señora Ayuso nos manden a sus cachorros para tratar de amedrentar a la gente, hay que decirles que a la gente le costó mucho conseguir la democracia para amedrentarse ahora. Nuestro compromiso con la democracia es clarísimo y si vienen los neonazis la gente les dirá que en España no hay sitio para esta gente", ha añadido.

Sobre su salida del Gobierno de coalición, Iglesias ha afirmado sentir una "enorme ilusión por el equipo que se queda, liderado por mujeres; Yolanda Díaz puede ser la próxima presidenta de este país y puede llevar a Podemos mas lejos que yo". Este martes, el secretario general de la formación morada participó en su último Consejo de Ministros, donde se aprobó el plan de choque en dependencia aprobado por la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 (que pone a disposición de las comunidades autónomas 3.600 millones de euros en varios años para paliar los problemas derivados de la infrafinanciación y los recortes en dependencia).

"La derecha quiere que nos peleemos para desmovilizarnos"

Sin embargo, Iglesias no salió a la rueda de prensa posterior al Consejo para explicar esta medida, una rueda que fue ofrecida por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y por el ministro de Ciencia, Pedro Duque. "Los equipos de comunicación de Moncloa determinan quién tiene que salir con criterios comunicativos profesionales; si me lo hubieran pedido, hubiera salido, pero entendieron que no. Tomamos una medida muy importante en dependencia y me voy muy contento. Máximo respeto a la política comunicativa de Moncloa", ha insistido.

Respecto a las elecciones de la Comunidad de Madrid, la campaña electoral y los pactos de Gobierno, Iglesias no ha querido entrar en el rechazo del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, a formar un ejecutivo con Podemos si las izquierdas suman después de los comicios. "Yo no entro en lo que ha dicho. Respeto mucho a Ángel y va a tener que hacer su papel. Respeto su estrategia. La derecha quiere que nos peleemos porque produce un efecto psicológico de desmovilización", ha asegurado.

Sin embargo, ha advertido de que "sería torpe pensar que puede haber éxitos de partido que no coincidan con éxitos sociales. El éxito es sumar. A mi no me van a escuchar una mala palabra del resto de candidaturas progresistas. Tenemos que conseguir que las mayorías de Madrid que no son de ultraderecha salgan a votar. El éxito será que haya un gobierno decente en la Comunidad de Madrid".

También ha hablado el líder de Unidas Podemos sobre las dificultades en las negociaciones de la ley de vivienda y sobre la negativa del PSOE a intervenir los precios de los alquileres: "La parte socialista no está de acuerdo con lo que ellos mismos han firmado, pero no haberlo firmado. Esto tendría que estar hecho ya, como la derogación de la ley mordaza y otras cosas. No concibo la posibilidad de que el PSOE intente sacar adelante una ley de Vivienda que favorezca a los grandes propietarios de la mano del PP", ha concluido.

Más noticias de Política y Sociedad