Público
Público

Pacto Gobierno-Podemos Los 'qué hay de lo mío' que le faltan a los Presupuestos

El acuerdo presupuestario de PSOE y Unidos Podemos será papel mojado si no consigue el apoyo de la mayoría de los 350 diputados de la cámara baja.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Pedro Sánchez e Pablo Iglesias el día de la moción de censura / EFE

El acuerdo presupuestario alcanzado este jueves entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no irá a ninguna parte si no es apoyado por la mayoría de los diputados del Congreso, que son 350.

PP y Ciudadanos ya han anunciado que votarán en su contra y suman 166 escaños (134+32). Teniendo en cuenta que PSOE y Unidos Podemos suman 151 a favor (84+67), a este acuerdo le faltan 25 votos, si ningún grupo se abstiene.

Así que ha llegado el momento de "qué hay de lo mío" porque las negociaciones presupuestarias siempre han sido así. ERC con sus 9 votos y el PNV con sus 5 son los que más pueden pedir pero no son los únicos. El PdeCat con sus 8 también tiene mucha fuerza pero ni siquiera con estos tres apoyos los presupuestos saldrían adelante puesto que suman 22. 

El PNV advierte y el PdeCat y ERC se contradicen

Ya avisó Andoni Ortúzar, el presidente del PNV,  en su discurso en el Alderdi Eguna, del 30 de septiembre: "que cumplan ya", exigió a los socialistas, "que el tiempo pasa y la paciencia se agota". El PNV ha afirmado, en repetidas ocasiones, que lo que esperan de este Gobierno es que cumpla con los retrasos de décadas en el desarrollo del Estatuto vasco.

Este juevs, su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, ha dicho, en una entrevista en RNE, que le parece "lógico" que el Gobierno primero acuerde con el que tiene más votos pero también ha advertido que "lo que no podemos hacer luego los demás es pisarnos los callos los unos a los otros", en referencia a que nadie se posicione en contra de lo que otros negocien. En cualquier caso ha dejado su puerta abierta afirmando que es "consciente de la situación y de las dificultades" y que, por ello, llegado el momento, planteará asuntos "factibles y razonables".  

Ferrán Bel, el portavoz económico del PdeCat en el Congreso y su secretario de organización ha descartado el voto a favor de los 8 diputados de su partido. "En la situación actual, si no cambia nada, yo no veo posible que el PDeCAT pueda votar a favor de los presupuestos", ha asegurado en rueda de prensa y ha puesto dos condiciones para que esto cambie: que cambie "la situación de los presos" y "la posibilidad de decidir el futuro de este país".

Bel también ha matizado que la propuesta que haga al gobierno español tiene que ser "factible y asumible" y se ha mostrado convencido de que el ejecutivo de Sánchez tiene la competencia de pactar un referéndum acordado para Catalunya. Aún así se ha mostrado con voluntad de diálogo: "Evidentemente nos sentaremos a dialogar". [...] "No tenemos que poner ningún tipo de limitación al diálogo", ha afirmado. 

Pere Aragonés, el vicepresidente de la Generalitat, de ERC, ha afirmado, sin embargo, en un corrillo de periodistas en el parlament, que si no hay avances con los presos o con el referéndum no se sentarán a negociar. 

Los partidos más pequeños ya están dando pistas 

Joan Baldoví, el portavoz de Compromís, la formación naranja que cuenta con 4 votos muy necesarios, en declaraciones claras a los medios, ha dicho que el preacuerdo entre PSOE y Unidos Podemos le parece muy bien pero que espera que puedan apoyarlo porque se negocie "su clave valenciana". Ana Oramas, que cuenta con el voto de Coalición Canaria, ha declarado que estos presupuestos llegan cuando "no se ha resuelto la financiación autonómica". 

Como ha descrito Aitor Esteban, el portavoz del PNV, el Gobierno tiene por delante "un complicado encaje de bolillos".