Público
Público

Pacto Gobierno-Podemos Sánchez intenta calmar al PSOE y niega que Iglesias esté negociando por el Gobierno

Aunque no es unánime, muchos dirigentes del partido rechazan el protagonismo que quiere tener el líder de Unidos Podemos y piden que el Ejecutivo se desmarque lo más posible del encuentro que celebre con Oriol Junqueras en la cárcel

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en Bruselas tras la reunión del Consejo Europeo. EFE/ Horst Wagner

Primero fue la potavoz socialista, Adriana Lastra, asegurando que el PSOE se desmarcaba completamente de la visita que va a realizar el secretario general de Unidos Podemos, Pablo Iglesias; al líder de ERC, Oriol Junqueras, para intentar convencerle de que apoye el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y la formación morada.

Y, pocas horas después, fue el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desde Bruselas, quien negó que Iglesias estuviera negociando el apoyo de ERC en nombre del Gobierno.

Y la doble reacción política vino motivada, en buena medida, porque destacados dirigentes del PSOE han mostrado su malestar por el protagonismo que quiere adquirir Iglesias en este proceso, y su forma de actuar, como si formara parte del Ejecutivo.

El malestar aumentó cuando, ademas, escucharon a la vicepresidenta Carmen Calvo dar por bueno el encuentro y decir que "todo el mundo puede hablar con todo el mundo".

Dichos dirigentes, aunque entienden la libertad que tiene Iglesias para actuar  de esta manera, creen que el Gobierno debe marcar distancias y ser quien lidere la negociación con los partidos que podrían apoyar los Presupuestos.

Además, no son pocos los que piensan que es difícil de digerir una visita en la cárcel a una persona acusada de rebelión y otros delitos; y opinan que el Gobierno se tiene que desmarcar lo más posible de este iniciativa.

Además, dos dirigentes territoriales socialistas, del peso de Susana Díaz y Emiliano García-Page rechazaron claramente respaldar este encuentro. La presidenta andaluza acusó a Iglesias de "sobreactuar", mientras que el líder castellano-manchego dejó claro que él no se siente representado en esa reunión por parte del líder del pattido morado. 

No obstante, no es la opinión unánime en el PSOE, y algunos diputados socialistas consultados por Público valoran la intención de Iglesias de conseguir apoyos. "Lo importante es que salga este acuerdo, porque afecta a las vidas de muchos ciudadanos de este país", comentó un diputada.

Sánchez también quiso ser cortés con el líder de Unidos Podemos, y "agradeció" su apoyo a la propuesta. En este sentido, algunas fuentes apuntan a que el presidente del Gobierno no ve con tan malos ojos como sus compañeros de partido dicha reunión, y aseguran que el presidente está dispuesto a arriesgar para que el acuerdo y los Presupuestos salgan adelante.

Más noticias en Política y Sociedad