Público
Público

El pacto presupuestario PP-PSOE en Andalucía: crónica de una negociación inexistente

Las cuentas de la Junta para 2022 ascienden a 43.816 millones, un incremento del 9%. El PSOE asegura que no existe voluntad real de negociar por parte del PP. El 24 de noviembre es el debate de totalidad en el Parlamento andaluz.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durantte su intervención en la segunda y última jornada del Debate sobre el Estado de la Comunidad en el Parlamento de Andalucía. A 28 de octubre del 2020, en Sevilla (Andalucía, España). - María José
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durantte su intervención en la segunda y última jornada del Debate sobre el Estado de la Comunidad en el Parlamento de Andalucía. A 28 de octubre del 2020, en Sevilla (Andalucía, España).  María José López / Europa Press

La gran pregunta que queda por despejar es si los presupuestos de la Junta de Andalucía para el año 2022 son el programa electoral de Juanma Moreno o existe aún una posibilidad real de aprobarlos, más allá de la partida de póker que han venido jugando el PSOE y el PP desde que el 1 de octubre pasado, Juan Espadas, líder de los socialistas, convenciera a todo el mundo, tras reunirse con el presidente, de que era posible un pacto entre los dos principales partidos (y Ciudadanos), inédito hasta ahora en Andalucía. ¿Pegará un nuevo giro Vox? ¿Hará algún gesto el Gobierno que permita al PSOE vender un pacto (hoy remoto) a su militancia?

Estas incógnitas se resolverán definitivamente el próximo 24 de noviembre cuando se produzca el debate de totalidad de la Ley de Presupuestos, que este miércoles entregó el consejero de Hacienda, Juan Bravo, a la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, y que ya cuenta con el rechazo de Unidas Podemos por Andalucía, que este miércoles ha presentado una enmienda a la totalidad.

Las cuentas son expansivas: alcanzan los 43.816 millones de euros, un incremento del 9% respecto a las de este año; y van cargadas de fondos europeos, más de 5.000 millones. Son unos presupuestos "vitales" para el Gobierno andaluz, según dijo el portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, que reclamó responsabilidad a todos los partidos para su aprobación, y recogen, por segundo año consecutivo, un gasto del 7% del PIB andaluz en sanidad y otro 5,5% en educación.

El Gobierno de España, horas después de su presentación, puso en cuestión los números. Para hacer frente al coste covid "que se ha consolidado como estructural", el Gobierno andaluz ha incluido en el presupuesto de ingresos una transferencia para 2022 por importe de 942,8 millones de euros por parte del Estado. La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, afirmó al respecto en el Congreso, según recoge Europa Press, que Moreno "coloca en su proyecto de Presupuestos en torno a 1.000 millones de euros de una transferencia del Estado, un supuesto fondo covid que no existe en el proyecto de Presuestos Generales del Estado". "Es decir, inflan las previsiones de ingresos con 1.000 millones de euros", remachó la ministra.

Montero arremetió contra la estrategia del PP: "Yo bajo impuestos y, una vez que no tengo dinero suficiente, le digo al Gobierno de España que suba los impuestos, porque ya me va a mí mejor bajando los impuestos".

Fuentes del Gobierno andaluz explicaron a Público que había dos razones para incluir esa partida covid. Por un lado, "es evidente que seguimos teniendo gasto covid (hospitales, colegios…)" y, por otro, "la AiRef estima que alrededor de un 40% del gasto extraordinario en servicios públicos causado por la covid-19 se va a convertir en estructural". El Fondo covid transferido por el Estado en 2021 fue de 2.357 millones de euros y "esos más de 900 millones previstos en ingresos corresponden a ese 40% de gasto covid que tenemos".

¿Qué pasará si el Ministerio de Hacienda se niega a dotar un nuevo fondo Covid para 2022, o en su defecto, un mecanismo transitorio de compensación? "Pues que desde Andalucía tendríamos que cubrir estos 942,8 millones de euros con déficit, que se sumarían a la cantidad ya prevista de 1.049,5 millones [equivale al 0,6% del PIB], con lo cual el déficit de la comunidad se elevaría al 1% aproximadamente", añadieron las fuentes. Extremadura ha imputado un déficit del 1,75% directamente, argumentan en el Ejecutivo.

El Gobierno andaluz sostiene que podrán hacer eso gracias al superávit de los años pasados. "Se nos criticó tener algo de superávit. Pues para eso va a servir el hecho de que tuviésemos menor deuda en el año 2020 y en el 2021, donde no hemos agotado todo el margen de déficit. Eso ha servido para tener esta capacidad".

El Gobierno valenciano, que dirige Ximo Puig (PSOE) también ha incluido un fondo "reivindicativo" de este tipo en su presupuesto, con una cantidad similar al andaluz.

Una sola reunión

Las palabras de Montero llegaron después también de que la portavoz parlamentaria del PSOE andaluz, Ángeles Férriz, desinflara la posibilidad de un acuerdo con Moreno, que los socialistas mantuvieron vivo aun después del debate del Estado de la Comunidad, la semana pasada. Férriz afirmó que no descarta una enmienda a la totalidad tras asegurar que el Gobierno no ha tenido voluntad real de negociar. La portavoz describió un escenario que lo que revela en realidad, más allá de las proclamas públicas y de la voluntad expresada a diario por el Gobierno andaluz, que la negociación ha sido inexistente. Así, Férriz fijó en una sola reunión –de cuatro horas, con el consejero Bravo el pasado 23 de octubre– las mantenidas entre el Gobierno y el PSOE, desde el encuentro entre los líderes aquel 1 de octubre.

Entonces, al salir del despacho del presidente, Espadas dijo a los medios: "He venido a plantear una negociación seria. No he venido a hacerme una foto ni a iniciar una ronda de contactos. He venido a alcanzar un acuerdo político sobre una cuestión que puede decidir si la recuperación se acelera o se frena. Este mes hay que poner un presupuesto. Es la principal herramienta y tenemos que decidir si la legislatura está agotada o el año lo usamos para la recuperación económica".

Después, añadió que la clave del pacto estaba en que el Gobierno modificara su proyecto de Ley para incorporar propuestas: "Creo que el presidente de la Junta y el Secretario General del PSOE queremos un acuerdo. La clave la tiene el Gobierno. La cuestión no es si el PSOE va o no a aprobar los presupuestos. Es si PP y Ciudadanos van a cambiar cuestiones del presupuesto que el PSOE considera imprescindibles [sanidad, jóvenes, acuerdo al respecto de los fondos europeos] ¿Va a modificar el presupuesto? Si es así, va a haber acuerdo", manifestó Espadas.

Ahora, un mes y tres días después, Férriz dijo: "Dos no negocian si uno no quiere. El PP se ha sentado con nosotros en más de diez ocasiones para la Ley del Suelo. Ahí sí querían negociar. Negociar no es que alguien se suba a un atril y dialogue él solo. Negociar es lo que hemos hecho con otras leyes en un parlamento. Nos sentamos, planteamos las reglas del juego de la negociación, pero el PP se niega a escuchar. De nada vale que uno diga quiero dialogar y no se siente. No puede ser que se presente un presupuesto y que sean lentejas. Igual es que tiene otros partidos para sentarse a negociar", afirmó Férriz.

El Gobierno andaluz ha defendido que las propuestas que Espadas presentó en un documento al presidente Moreno el día que se vieron están recogidas en el presupuesto. Lo cierto es que ese documento era muy general y que el PSOE, después, presentó otro con propuestas más concretas, como la contratación de más médicos (por el camino, el Ejecutivo no ha renovado el contrato de 8.000 sanitarios, entre numerosas protestas sindicales). Fuentes del gabinete de Moreno también aseguraron que "la voluntad del Gobierno para alcanzar un acuerdo es máxima, llegando incluso a aceptar retrasar una semana la tramitación [del presupuesto] a solicitud del PSOE para seguir negociando". El portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, dijo: "Ofrecemos diálogo sin horas, hasta el último segundo". Y luego, admitió que era difusa la negociación con el PSOE: "Es difícil definir el minuto y mucho menos el resultado. Va a ser importante que pasen algunos eventos [en referencia al Congreso del PSOE, este fin de semana] y que analicen los presupuestos: con el mayor respeto, pedimos un análisis riguroso".

"Fuimos los que lanzamos esta propuesta en un momento en que el Gobierno quería prorrogar los presupuestos. Espadas ha pactado seis presupuestos en el Ayuntamiento. No estamos aquí para ganar un relato, sino para ser útiles para la política", añadió Férriz. "Parece que se trata de ganar el relato. Si no hay presupuestos, Moreno ha perdido el relato", proclamó la portavoz socialista.

Vox, que hasta ahora ha manifestado no querer saber nada de este presupuesto, porque no se han cumplido los acuerdos firmados anteriormente, expresó este miércoles a través de su portavoz, Manuel Gavira, en un canutazo en el Parlamento,  que iba a estudiar las cuentas antes de decidir al respecto de la presentación de una enmienda a la totalidad después de que el consejero de Hacienda, Juan Bravo, les pidiera mirarlas bien. "Si hay cambio y cumple, tendrá el apoyo de Vox", dijo Gavira.

Más noticias