Público
Público

Pacto contra la Violencia de Género Ángeles Álvarez no será ni presidenta, ni portavoz de la Comisión de Seguimiento del Pacto contra la Violencia

El PSOE la veta para presidir la Comisión y la diputada no asume la portavocía. El Grupo fuerza que Pilar Cancela presida dos comisiones, lo que no ha ocurrido nunca en la etapa democrática.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ángeles Álvarez portavoz de Igualdad del PSOE de Madrid. / PSOE

La diputada Ángeles Álvarez no será finalmente ni presidenta ni portavoz de la Comisión de Seguimiento del Pacto contra la Violencia de Género, que este miércoles se constituye en el Congreso, confirmándose el veto de Ferraz y del Grupo Parlamentario a que la que fue “número cuatro” en las listas por Madrid tenga protagonismo político en este ámbito.

La parlamentaria había hecho llegar a la dirección del Grupo Socialista su deseo de presidir la Comisión, al considerar que este cargo que ha recaído en los socialistas, juega un papel esencial en el funcionamiento de la citada comisión.

Desde el principio se le negó esta posibilidad y, la primera intención, era dejar a la diputada como una componente más de la comisión. Sin embargo, para evitar el conflicto, la secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, anunció el lunes que Álvarez sería la portavoz de dicha comisión, recayendo la presidencia en la también diputada socialista, Pilar Cancela.

Según fuentes consultadas, Álvarez comunicó a la dirección del Grupo que no podía ejercer bien su trabajo siendo portavoz de dos comisiones -también lo es de la Comisión de Igualdad- y que decidieran dónde la situaban. Entonces, el Grupo le dio esta opción a la parlamentaria, que ha decidido seguir en la que está actualmente. En la Comisión de Seguimiento será la portavoz la diputada andaluza, Carmen Cuello.

Entre los diputados socialistas se es consciente de que tras esta decisión se esconde el deseo de apartar a Álvarez de la primera línea política tras su apoyo a Susana Díaz en el proceso de primarias a la Secretaría General.

Tras esta decisión se esconde el deseo de apartar a Álvarez de la primera línea política tras su apoyo a Susana Díaz

“Es, sin duda, la que más sabe de estos temas, la que más ha trabajado para que saliera adelante el Pacto y la que mejor podía llevar las riendas de la Comisión de Seguimiento, y eso ellos lo saben. Por lo que el hecho de apartarla responde a otros criterios”, afirmó una diputada también cercana a las antiguas filas “susanistas”.

Además, para hacer esta operación, el PSOE ha sentado precedente ya que, por primera vez en la historia parlamentaria, una diputada va a presidir dos comisiones: la de Igualdad y la de Seguimiento del Pacto contra la Violencia de Género.

Según fuentes del Congreso, no se ha dado nunca esta circunstancia, ya que la Comisión de Seguimiento no es una “subcomisión”, sino tiene el mismo rango que el resto y, además, el objetivo político del PSOE era que se constituyera de forma permanente, y no sólo durante la vigencia del cumplimiento del Pacto contra la Violencia de Género.

Más noticias en Política y Sociedad