Público
Público

parlamento de andalucía Moreno llama a la "sensatez" y la "mesura" mientras pide a Vox hacer "cosas juntos"

El partido de ultraderecha rebaja la tensión abierta con el Ejecutivo de PP y Cs a cuenta de la censura parental, pero avisa de que los acuerdos hay que cumplirlos y defiende que el entendimiento en Andalucía es "la fórmula más factible para hacer un gobierno de España sin delincuentes"

Juanma Moreno, en el Parlamento de Andalucía
Juanma Moreno, en el Parlamento de Andalucía

raúl bocanegra

La última frase que pronunció el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, en su intervención en el debate de este martes en el Parlamento de Andalucía, se cortó a la mitad –cuando los diputados consumen su tiempo, se les corta el micro al modo de aquel programa de debate político que emitió TVE hace unos años llamado 59 segundos–. Solo se le escuchó decir: "Cuentan con nuestro apoyo, pero estaremos…". Si se tiene en cuenta lo sucedido antes, la continuación era previsiblemente un nuevo aviso al presidente, Juanma Moreno, de que tiene que cumplir los acuerdos que firma.

La semana pasada, la negativa de Ciudadanos a aprobar la censura parental que pretende Vox cambió el alegre ambiente de convivencia entre los tres partidos que han marcado el paso en Andalucía desde las autonómicas de finales de 2018 y ha tensionado un pacto que hasta ahora había funcionado como un reloj –después de que Ciudadanos se aviniese a sentarse a la misma mesa que Vox– y que ha permitido aprobar dos presupuestos en un solo año.

Hernández, después de haber amenazado a Moreno esta semana con retirarle su apoyo por la censura parental insistió de hecho en ese tema. "Vox no va a permitir que no cumplan con los acuerdos suscritos". "Jamás traicionaremos a los ciudadanos que los han votado", dijo.

Pero también rebajó la tensión al calificar el debate de "absurdo", reivindicar la utilidad de su partido a lo largo de este año, y declarar que "ojalá" queden tres años de legislatura: "No nos ha ido mal, los andaluces han visto la utilidad de votar a Vox". "Vox a lo largo de este año ha sido un buen socio no gubernamental. Hemos trabajado con honradez y hemos sido generosos". "Lo más fácil hubiera sido que hubieran surgido tensiones que llevaran a quiebra los acuerdos", dijo Hernández.

Además, remachó que el contexto nacional, con el PSOE y ERC habiendo firmado un acuerdo, obliga a los tres partidos al entendimiento en Andalucía: "Tiene, señor Moreno, una responsabilidad que trasciende de lo regional. Este gobierno [PP, Cs con apoyos Vox] es la fórmula más factible para hacer un gobierno de España sin delincuentes, sea cual sea la correlación de fuerzas ente nosotros. Ese apoyo tiene una contrapartida, tiene que llevar a cabo ese trabajo con perspectiva de interés general, no de partido", manifestó Hernández.

Hernández, que es hoy el hombre clave en la gobernabilidad de Andalucía –de él y su jefe, Santiago Abascal, depende la estabilidad del experimento político que inauguró Moreno–, dejó caer que su entendimiento con los consejeros de Ciudadanos, Rocío Ruiz y Javier Imbroda, es menor que con los del PP.

Luego, arremetió contra la RTVA a quien acusó de "maltratar" a Vox. "No es una rabieta. No se cumplen los mínimos estándares de objetividad", dijo. Luego, exigió al consejero de Presidencia, Elías Bendodo, que "esto no se produzca" y advirtió de que "arreciarán" con sus críticas "si se consiente el maltrato mediático desde esta cadena pública".

La semana pasada, después de que la Asociación de la prensa de Sevilla condenase los continuos ataques de Vox a los trabajadores de la RTVA, la dirección de Canal Sur ya tuvo que defender públicamente a sus profesionales.

En posesión de la verdad

El presidente Moreno, en su respuesta a Hernández, abrochó un discurso que podría calificarse como pendular, en el que llamó a la "sensatez", la "mesura", y marcó distancias con el partido de ultraderecha, pero a la vez instó a la ultraderecha a seguir apoyando al Gobierno y a "hacer cosas juntos", aquellas en las que están de acuerdo.

"No tiene más razón el que más insulta, sino que todo tiene un análisis. Yo no estoy en posesión de la verdad, igual que no lo está usted. Todos tenemos parte de verdad. Tenemos una visión y podemos compartirla para llegar a acuerdos", dijo Moreno.

Después, el presidente ofreció una solución a Vox para continuar con los pactos que, a juicio de Moreno, han dado estabilidad presupuestaria –y política– a la Comunidad. Esta es: "Encapsular los asuntos en los que no estamos de acuerdo, para centrarnos en las cosas que podemos hacer juntos".

Luego, Moreno apeló a los resultados electorales de Vox y le recordó su utilidad. "Hay que huir de los tensionamientos de la vida pública. Los andaluces quieren formaciones políticas que sean útiles, aquellos que practican el no por el no, aquellos que utilizan unas siglas para no llegar a acuerdos, no van a tener el reconocimiento y el apoyo de los andaluces".

El presidente remachó: "Y mire si el apoyo a los presupuestos ha sido importante que, a pesar de que en Andalucía hemos tenido un año horrible en la agricultura, a pesar de todo, del Brexit, de los aranceles, Andalucía está por encima de la media en muchas cosas".

Más noticias