Público
Público

El Parlamento andaluz reclama al grupo de Podemos 20.000 euros en gastos de la etapa de Teresa Rodríguez

Exige por un uso "incompatible" con el régimen económico de los diputados el reintegro del alquiler de dos viviendas en Sevilla entre los meses de julio y diciembre de 2020 y una donación a una asociación. La dirección del grupo, en manos de IU, ignoraba el asunto. Los diputados no adscritos afirman que "los detalles de los contratos de los pisos" y su "gestión" se los dejaron "al entonces gerente de Adelante Andalucía que ahora es el gerente de Podemos Andalucía"

Teresa Rodríguez.
Teresa Rodríguez. Laura León

El estudio de las cuentas de los grupos parlamentarios que cada año efectúa el Parlamento de Andalucía ha revelado gastos de casi 20.000 euros en el de Unidas Podemos por Andalucía durante la etapa de Teresa Rodríguez al frente –entonces se llamaba Adelante Andalucía–, que son incompatibles con el régimen de retribuciones establecido.

En el informe de fiscalización, al que ha tenido acceso Público, se dice que los gastos de alquiler de dos viviendas "para alojamiento de los diputados que forman el grupo (ya se trate de un uso eventual o no de la vivienda) y los gastos de suministro (electricidad, gas) o limpieza, podrían incurrir en supuestos de incompatibilidad" porque los parlamentarios cobran indemnizaciones para tal fin que no tienen que justificar, como en numerosas ocasiones han denunciado Rodríguez y los suyos.

Entre julio y diciembre de 2020, según consta en la documentación a la que han tenido acceso Público, siete diputados hoy no adscritos, afines a Rodríguez, utilizaron dos viviendas en Sevilla para alojarse. Según consta en uno de los contratos requeridos por los interventores del Parlamento se recoge que el uso será de "vivienda eventual de sus representantes que tienen su residencia fuera de Sevilla" y en el otro "vivienda habitual de determinadas personas". Junto con los gastos de alquileres, de 16.185,12 euros, se pagaron con cargo al grupo parlamentario los correspondientes a suministros, 2.032 euros, y limpieza, 1.069,09 euros, en total 19.287,01 euros.

A esto hay que sumar 700 euros de una donación "a una asociación (gasto de autobús para acudir a una concentración en defensa de la tramitación de una determinada ley)" que los interventores consideran excepcional y "no puede considerarse necesario para el funcionamiento del grupo parlamentario y por tanto", habría que pedir el "reintegro". Es el mismo caso de los gastos de alquiler.

La Mesa del Parlamento ha exigido ya el dinero al grupo, al que hoy no pertenecen Rodríguez ni los demás diputados, lo que podría traer cola, porque la dirección actual del grupo parlamentario –en manos de IU– ignoraba por completo lo que estaba sucediendo, según la documentación aportada a la Mesa del Parlamento.

La reacción de Rodríguez

En un texto enviado a los medios, los diputados no adscritos afines a Rodríguez afirman que "los detalles de los contratos de los pisos de alquiler" y su "gestión" se los dejaron "al entonces gerente de Adelante Andalucía que ahora es el gerente de Podemos Andalucía". Esta afirmación augura que no habrá un acuerdo al respecto de quién debe abonar esos gastos, que la Cámara considera indebidos.

Los diputados afirman en su nota que "desconocen los detalles porque la mesa del Parlamento de forma consciente" les "ha ocultado la información". "En cualquier caso, –añaden– los diputados y diputadas no adscritos de Adelante Andalucía han sido siempre muy escrupulosos con la cuestión de los privilegios y del uso del dinero público. Todos los diputados del Parlamento reciben indemnizaciones para gastos de alojamiento y dietas en relación a donde viven respecto al Parlamento de Andalucía. Los diputados que son ahora no adscritos siempre han defendido por un lado justificar los gastos y por otro lado, reducirlos. Para reducir ese gasto, han alquilado dos casas para 8 diputados, un gasto mucho más reducido que el que se gastan la mayoría de diputados de la cámara andaluza por noche de hotel cada vez que vienen a Sevilla".

Además, recuerdan que "en repetidas ocasiones los diputados de Adelante Andalucía han presentado en el Parlamento iniciativas para que los diputados tengan que justificar las dietas que perciben, se utilicen o no. Una de sus principales reivindicaciones ha sido la de acabar con los privilegios, iniciativas que siempre se han negado a aceptar el resto de grupos parlamentarios".

Y remachan: "El sobrante de las dietas que los diputados de Adelante Andalucía han justificado siempre de forma interna, se han donado a diferentes organizaciones sociales o a la organización. Entre otras cosas, los diputados no adscritos de Adelante Andalucía propusieron durante la pandemia una reducción de salario del 60% y al Parlamento decir que no, los diputados se lo aplicaron de forma individual y lo donaron al SAS".

Más noticias