Público
Público

"A partir de ahora se gobernará en
coalición, lo damos como un hecho" 

Juan Carlos Girauta pertenece al núcleo duro de Ciudadanos que dirige Albert Rivera, con quien encuentra una gran sintonía.

Juan Carlos Girauta (Barcelona, 1961) pertenece al núcleo duro de Ciudadanos que dirige Albert Rivera, con quien encuentra una gran sintonía.

JUAN ANTONIO BLAY

BARCELONA.- Juan Carlos Girauta (Barcelona, 1961), como portavoz del grupo parlamentario, se muestra convencido de que hay una nueva etapa en la política española que se traduce en que la única forma de gestionar es mediante gobiernos de coalición. Respecto a las negociaciones para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno se muestra optimista, al tiempo que descarta a Podemos como posible socio, aunque cree que alcanzará “muchos acuerdos legislativos” con la formación morada.

Muchas personas se preguntan todavía ahora si Ciudadanos es un partido de derechas, progresista o de puro y duro centro político. ¿Qué les contesta usted?

Pues que las categorías derecha-izquierda tienen dificultad para encuadrar al espacio liberal-demócrata europeo y desde la óptica de la izquierda somos de derechas o de centro derecha y desde la óptica de la derecha somos de centro izquierda. En realidad, nosotros compartimos puntos de vista con la socialdemocracia y con el espacio liberal-conservador; con los primeros, la necesidad de conservar y mejorar el estado del bienestar siguiendo el modelo de los países nórdicos y, con los segundos, creemos que la forma de crear riqueza para sostener ese estado de bienestar pasa por condiciones de competitividad en una economía de mercado.

`Estamos trabajando para hacer realidad el nuevo Gobierno de transición´, dijo usted la semana pasada. ¿A qué Gobierno en concreto se refiere?

A un Gobierno que haga posible ese salto de una manera eficaz, rápida y eficaz de una democracia que ya presentaba síntomas de agotamiento claro, con una corrupción que ha invadido la vida pública, un poder judicial poco independiente que se ha demostrado incapaz de luchar, unas veces por presiones políticas y otras por falta de medios, contra esas lacras. Ese deterioro democrático ha coincidido en los últimos años con una severísima crisis que ha puesto en peligro a la clase media y sin clase media no hay riqueza ni democracia… Hay que ponerse al día y so lo debe hacer un Gobierno de transición a otra situación: realizar una reforma Constitucional, aunque las relaciones de los viejos partidos no pasa por su mejor momento; pero al menos unas reformas serias y eso significa recuperar el espíritu de la etapa de la Transición

¿Las relaciones con los socialistas son sinceras o buscan ser la alternativa a la intransigencia del PP de cara al electorado?

Son sinceras (apoya sus palabras gesticulando con fuerza), ¡de verdad! (insiste con inflexión de voz). Nosotros hemos empezado la negociación con el Partido Socialista porque don Pedro Sánchez tiene el encargo del rey de España de intentar ser investido como presidente del Gobierno. Él (Sánchez) es quien tiene el mando a distancia (ríe levemente) y pone en marcha esto…

Pero, en última instancia, ¿no buscan ustedes pescar en los desencantados de una parte y de la otra?

Yo mentiría si dijera que nosotros no buscamos un voto, ¡claro que lo buscamos!, como todos los partidos…, buscamos un voto regenerador, que crea en la unión de los españoles y… (se detiene). Ahora bien, no buscamos el voto a costa de sacrificar principios, ni siquiera el principio de ser siempre propositivos, cosa que nos ha hecho mucho daño en la campaña electoral porque implica mucho tiempo para explicarlas. Pero insisto en relación a los socialistas: nosotros somos sinceros y creo que ellos también. Por lo que he visto hasta ahora creo que hay voluntad genuina de llegar a un acuerdo.

Juan Carlos Girauta (Barcelona, 1961) pertenece al núcleo duro de Ciudadanos que dirige Albert Rivera, con quien encuentra una gran sintonía.

¿Cree que habrá una investidura en las próximas semanas o acabaremos votando de nuevo?

¡Ojalá haya una investidura en las próximas semanas! Nosotros, desde luego, trabajamos como si fuera a haberla, porque esa es la forma para conseguir que las cosas sucedan.

¿Entendería la ciudadanía tener que ir a votar otra vez?

Creo que lo entendería mal. Si sucede…, pues sucederá, pero el mensaje que les habremos enviado habrá sido de no haber sabido gestionar una realidad nueva, de enquistamiento, de esquemas pasados…, de tener una mayoría absoluta o casi para que con apoyos de unos nacionalistas se gobierne…; ahora bien, si nos vamos los esquemas de países nórdicos para buscar coaliciones, ceder unos y otros…

¿La falta de tradición es una dificultad añadida?

Es verdad que eso es una realidad, pero no nos podemos permitir mucho tiempo de aprendizaje. Hay que ser rápidos, España ha cambiado y nosotros no podemos tardar mucho más en cambiar. Ya sabemos que a partir de ahora se gobernará con gobiernos de coalición, esto lo damos como un hecho. Cambiemos de chip y deberíamos asumirlo ya. Por eso nosotros estamos pactando con quien tiene la iniciativa; permítannos trabajar como si fuéramos un país serio.

El Congreso y el Senado llevan prácticamente un mes constituidos. ¿En qué se ha notado la nueva política frente a la vieja?

Se ha notado, ¡eh!, desde cuestiones muy pedestres como que no saben dónde meternos y todavía estamos trabajando sin despachos… Y luego, que nos cuentan ustedes los periodistas que en la anterior legislatura todo era muy previsible mientras que ahora hacer propuestas implica acuerdos con otros; también para rechazarlas…

¿Qué hay que cambiar de forma inmediata en el trabajo cotidiano el Congreso de los Diputados?

Creo que debe ser mucho más ágil, más rápido y mucho más transparente para que los ciudadanos tengan acceso a la mayor parte de lo que se produce aquí. Las actividades de lobbys, que ha sido actividad principal para algún diputado, debería pasar por un estricto control…

¿La elección de la Mesa fue una acción aislada o un ensayo para futuras colaboraciones?

Bueno, ojalá sea un ensayo para futuras colaboraciones. Creo que se demostró que ir con disposición constructiva y negociadora tiene premio; también el funcionamiento de la Mesa también es un buen ejemplo de cómo algunas cosas que parecen una cosa a lo mejor son otra. Y sobre todo que debemos abandonar todos la ambición de ganar diez a cero.

¿El cambio de los escaños de Podemos respecto a la decisión inicial es un ejemplo?

"Cuando la nueva propuesta no modifica nuestra situación pues no tenemos ningún empeño en que Podemos siga en el gallinero"

Ese es un ejemplo. Es una decisión que toma el Partido Socialista y que nosotros, cuando vemos que se nos respeta lo que habíamos pedido, pues decimos amén; pero otros protestan. Cuando la nueva propuesta no modifica nuestra situación pues no tenemos ningún empeño en que Podemos siga en el gallinero. Las decisiones no son de ganar diez a cero, se gana por seis a cuatro, por ejemplo. El tema es importante porque al final se sabe qué es lo que pasó y no es otra que Pedro Sánchez no quería estar en la misma fila que Pablo Iglesias, pues bien al final estarán en la misma fila.

Finalmente será el ministro Margallo quien comparezca para explicar la posición española ante el Consejo Europeo de la semana próxima en lugar del presidente Rajoy ¿se ha empezado con el pie equivocado?

A mí no me gusta. En el Consejo Europeo del día 18 se dirimen cuestiones esenciales para Europa y que pueden implicar un retroceso de muchos años si se hacen las concesiones anunciadas a Cameron. Son aspectos esenciales y es increíble que un presidente en funciones no venga a recibir el mandato del parlamento reunido en pleno. Hemos hecho nuestros deberes y hemos preguntado en Bélgica qué pasaba con un Gobierno en funciones y allí nos han contado que al primer ministro en funciones el parlamento le mandataba cada vez que acudía a un Consejo Europeo. Es que no está habilitado para decidir sobre cuestiones importantes, solo el despacho ordinario de los asuntos; y en Bruselas se van a debatir cuestiones que no tienen nada de ordinarias.

¿Es partidario de que un Gobierno en funciones se someta al control del parlamento?

Sí, claro, Pienso que el Gobierno en funciones es un ejecutivo que esta para los asuntos ordinarios pero…

… por ejemplo, para hacer comparecer a la ministra Tejerina sobre Acuamed

Pues claro, lo hemos pedido. Es que podríamos entrar en la paradoja que un Gobierno, por estar en funciones, está sometido a un mejor control parlamentario.

¿Cómo es posible que en un sistema parlamentario un presidente del Gobierno, en funciones desde el 20 de diciembre, solo haya acudido una sola vez a someterse a una sesión de control en los últimos cinco meses?

"Hay un hecho objetivo: el señor Rajoy no quiere dar la cara, ni en el parlamento ni ante los medios de comunicación"

Es una anomalía que nosotros no comprendemos y que no sabemos explicárnosla. Hay un hecho objetivo: el señor Rajoy no quiere dar la cara, ni en el parlamento ni ante los medios de comunicación; y que se niega, y eso ya empieza a ser grave, a asumir una investidura cuando el jefe del Estado lo plantea o que tampoco lo hará en el caso de que el señor Sánchez no logre la investidura. Yo veo en el presidente del Gobierno una incomprensible dejación, también en su obligación de estar en contacto con la realidad social.

¿Se siente cómodo al frente de un grupo parlamentario de 40 diputados que en su mayoría proceden de un aluvión al partido en los últimos meses?

Sí, me siento muy cómodo porque conozco cómo se ha hecho el proceso y se ha producido la gesta de Ciudadanos desde Catalunya… Es cierto que cuando se produce un big bang como el nuestro es lógico que haya mucho aluvión. Sé que el partido ha llevado a cabo un seguimiento estricto a quienes se iban incorporando, un proceso casi como el que selecciona al personal de una empresa.

¿Usted como portavoz parlamentario descarta de forma tajante cualquier acuerdo legislativo con Podemos?

No, legislativo no. Yo descarto cualquier acuerdo de formación de Gobierno, los de investidura, los de programa de Gobierno, pero los legislativos no los descarto, ni muchísimo menos. Es más, doy por hecho que habrá acuerdos legislativos con Podemos, como no podría ser menos. En algunas cuestiones estamos por la misma labor…

…¿y con ERC o PNV?

Mire, con ERC, y estamos en las antípodas, resulta que hemos votado muchas cosas juntos en el Parlament de Catalunya y esto a la gente le puede sorprender y no tiene por qué. Lo que no hay compatibilidad es en el ADN con Podemos para compartir cuestiones e programa, pero desarrollos legislativos espero que hagamos más de (se para dar una cifra)… tres o cuatro o…

…oiga, si son muchos podría ser casi un programa…

…no, no, es que pueden ser muchos en el capítulo de la regeneración.

¿Y por qué no sobre un paquete concreto de materias que justifiquen parte de la gestión de un Gobierno?

No, porque Podemos opta por una visión de España que no es la nuestra y que es antagónica, como en el derecho de autodeterminación y nosotros en la unidad; tampoco en cuanto a la creación de la riqueza o ante la Unión Europea y el euro. Claro que (se ríe), a veces lo decimos, si Podemos deja de ser Podemos…, pero conocemos a Ada Colau que tiene mucho ascendente sobre Pablo Iglesias y es metafísicamente imposible que cambien esas cosas.

¿Qué es lo que más le ha sorprendido de la primera y única reunión de Junta de Portavoces que se ha celebrado?

Me sorprendió el silencio de los nacionalistas. Yo pensaba que actuarían de otra forma. Y una vez que abrió la boca el señor Tardá fue para dar las gracias a todos.

¿Cree que puede funcionar esta cámara con un reglamento hecho para un sistema bipartidista?

Creo que habría que echarle un vistazo y poner al día el reglamento, sí (usa un tono irónico). Siempre a favor del mayor control del Ejecutivo, que sea imposible que no acudan los ministros cuando se les reclame y que de vez en cuando aparezca el presidente del Gobierno…

De forma esquemática, ¿qué impresión saca al observar a derecha e izquierda el nuevo hemiciclo?

Saco una sensación muy positiva. España en su actual composición compleja está presente en el hemiciclo. Veo una representación de España.

Una curiosidad. ¿Qué méritos tuvo usted que contraer, siendo un civil, para que le concedieran la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil?

No lo sé. Me llenó de orgullo y satisfacción, que diría el rey, pero no sé (hace una inflexión de voz para reforzar la frase) por qué me la concedieron (hace una pausa en la contestación). Puedo imaginarlo, pero como no lo sé seguro no lo diré…, fue hace cinco o seis años, o tal vez más.