Público
Público

Pedro Sánchez afronta los resultados de una consulta con muchos riesgos

Ferraz teme una baja participación, pero da por segura la victoria del “si” al pacto con Ciudadanos.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3

Pedro Sánchez, líder del PSOE. REUTERS/Susana Vera

MADRID.- En la noche de este sábado se conocerán los resultados de una consulta inédita en España, en la que un partido llama a sus bases a que refrenden, o no, un posible acuerdo de Gobierno para una investidura. El resultado no es vinculante, pero como si lo fuera, porque si las bases dijeran que “no” al pacto con Ciudadanos, sería muy difícil que Pedro Sánchez o el Comité Federal tomaran una decisión en contra.

Por tanto, la decisión depende de unos 190.000 militantes socialistas que tienen que decidir sobre un acuerdo de 66 páginas, que han conocido en menos de 72 horas, y pactando con un partido que en las bases del PSOE no es el que más gusta.

No obstante, en Ferraz se da por descartado ese escenario del “no”, y se da por segura una victoria relativamente holgada del “sí”. Generalmente, la militancia del PSOE es muy disciplinada y se piensa a que a las bases les costaría mucho votar en contra de lo que les pide su secretario general. Además, se insiste en que el acuerdo es perfectamente asumible para la militancia socialista porque recoge múltiples aspectos del programa con el que se concurrió a las elecciones generales. Incluso, se dice, que es un acuerdo “de izquierdas”.

Si se teme y se prevé una baja participación. Primero por la precipitación de la consulta, ya que la campaña informativa apenas ha sido de 48 horas, después por lo inusual de la misma y la falta de referencias de otros procesos, y se añade también que es puente festivo en Andalucía, la federación más numerosa del PSOE.

Los “barones” no han estado especialmente activos en movilizar el voto afirmativo

Lo que no se dice es que los “barones” no han puesto excesiva ilusión en pedir el voto afirmativo, ni tampoco Susana Díaz en su federación andaluza. Y, aunque Miquel Iceta anunció el viernes que votará “si” este sábado, tampoco se cree que haya excesiva movilización en el PSC tras el acuerdo alcanzado con Ciudadanos relativo a oponerse a cualquier referéndum en Catalunya.

También va a restar votos el acuerdo de suprimir las Diputaciones que no ha gustado en muchas federaciones socialistas. Además, si se tiene en cuenta que la militancia del PSOE sigue siendo muy rural, puede ser otro factor en contra de las pretensiones que busca Ferraz para ganar la consulta.

Por todo ello, Sánchez afronta los resultados de una consulta con muchos riesgos y donde se harán lecturas para todos los gustos en función de qué peso específico tiene el líder del PSOE en su partido, sobre todo en relación a cuál sea el porcentaje con el que se refrende el acuerdo.

Es decir, que Sánchez no sólo se juega el refrendo a intentar su investidura, sino también el poder interno que tiene en el partido que, a buen seguro, será analizado con lupa, sobre todo, porque el PSOE está a las puertas de un Congreso el próximo mes de mayo.

El líder del PSOE siempre se opuso a dicha consulta, pero fue la última bala que le quedó para no abrir un enfrentamiento en el último Comité Federal. Sánchez sabe que se juega mucho este sábado, pero también el próximo martes, aunque así ha sido toda su trayectoria política desde que decidió presentarse a la Secretaría General del PSOE. Un destacado dirigente socialista consultado por Público, dejó caer esta frase: “Quien con fuego juega…”.

Más noticias en Política y Sociedad