Público
Público

PENSIONES DIGNAS La marea pensionista llega por primera vez al Parlamento Vasco: "Queremos hechos, no palabras"

El movimiento se traslada a la Cámara autonómica para pedir que se adopten compromisos claros por parte de los grupos políticos a favor de unas pensiones dignas. En la movilización han participado cerca de 5.000 personas. 

Movilización de pensionistas realizada este jueves en Vitoria. EUROPA PRESS

Tres días después de cumplir 100 lunes ininterrumpidos en las plazas, el movimiento de pensionistas de Euskadi se ha congregado este jueves frente al Parlamento Vasco, donde han buscado que sus consignas resuenen tanto fuera como dentro del hemiciclo. Por primera vez, la marea vasca ha llegado a la Cámara autonómica de forma masiva para reivindicar que allí también se pueden tomar medidas a favor de unas pensiones dignas.

21 autobuses de Bizkaia, 16 de Gipuzkoa y otros dos de la comarca alavesa de Aiaraldea se han desplazado a primera hora de la mañana hasta Vitoria, donde la marea pensionista vasca –la más fuerte del Estado– ha vuelto a exhibir su capacidad de movilización. “Por los datos fieles que disponemos, sabemos que esta movilización reunirá a unas 3.500 personas”, decía a Público uno de los portavoces del movimiento de Bizkaia, Jon Fano, desde uno de los seis autobuses que salieron desde Bilbao. Finalmente, los organizadores han estimado que la participación se ha elevado hasta las cinco mil personas.

Son semanas agitadas en este movimiento. El próximo 30 de enero tendrá lugar una huelga general convocada por la mayoría de los sindicatos vascos –CCOO y UGT han rechazado hacerlo– a favor de unas pensiones dignas. Si bien entre los pensionistas han surgido voces contrarias a esta convocatoria, en el acto de este jueves han buscado hacer hincapié en los puntos que generan consenso y unidad de acción.

Tras marchar en distintas columnas por las calles de Vitoria, los pensionistas de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa se han congregado en el Parlamento, donde lo han rodeado simbólicamente. Allí han hecho llegar a los representantes de los grupos políticos una declaración en la que resumen sus peticiones bajo una consigna clara: “Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”.

“Llevamos 23 meses de lucha en la calle, en defensa del Sistema Público de Pensiones Solidario y de Reparto, para los y las pensionistas de hoy, pero también para las hoy personas trabajadoras, estudiantes… que mañana serán pensionistas”, señalan en el documento entregado en el Parlamento Vasco, donde han reclamado a los distintos grupos políticos que adopten todas aquellas medidas que estén a su alcance para garantizar unas pensiones dignas.

Entre otros aspectos, exigen que se habiliten las partidas presupuestarias necesarias para e habiliten las partidas presupuestarias correspondientes para hacer efectiva una pensión mínima de 1.080 euros –vía complementos–, así como “garantizar los servicios socio-sanitarios de atención a la dependencia mediante una red pública universal” o hacer posible “un Salario Mínimo Interprofesional de 1200 euros a las personas trabajadoras del ámbito público en la Comunidad Autónoma Vasca e instar a su aplicación con carácter general”.

El documento incluye también otras reivindicaciones, como “la revalorización automática y permanente de las pensiones en función, como mínimo, del IPC”, la derogación del Factor de Sostenibilidad y de los “aspectos más regresivos de las reformas de pensiones de 2.011 y 2013”. En aquellos puntos que son de competencia del Gobierno central, los pensionistas reclaman que los partidos con representación en el Parlamento Vasco “hagan suyas estas reivindicaciones y las lleven a Madrid”, destacó Fano.

“Somos conscientes de que nos estamos dirigiendo a los grupos parlamentarios del Parlamento Vasco y de la carencia de competencias de éste en varias de las reivindicaciones expresadas y de algunas de las políticas señaladas, pero sí tiene competencias y dispone de instrumentos legales para complementar las pensiones, en empleo y en políticas fiscales”, apunta precisamente el documento entregado en la Cámara autonómica.

Escepticismo

Tal como remarcaron durante la movilización de este jueves, el objetivo es “garantizar el sistema público de pensiones y su financiación”, así como lograr unas “pensiones públicas dignas, justas y suficientes”. “Hoy, 12 de diciembre, ni siquiera sabemos cuál va a ser nuestra pensión en enero”, advirtió la marea pensionista, que criticó que “el actual gobierno del Estado ha tenido desde mayo de 2018 tiempo suficiente para garantizar por Ley la revalorización automática de nuestras pensiones”.

En ese contexto, el movimiento se mostró escéptico ante los pasos que podría dar un nuevo Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos con el apoyo de otras formaciones. “A juzgar por los acuerdos previos a la formación de un nuevo gobierno tampoco vemos garantías suficientes de que lo vayan a hacer en los próximos meses”, afirmó a través de un comunicado. También advirtió que en los Presupuestos del Gobierno Vasco –que previsiblemente serán aprobados con la abstención de la mayoría de los parlamentarios de Elkarrekin Podemos– “ni se mencionan nuestras exigencias de complementar la pensión a 1080 euros”.

En tal sentido, la marea llamó a la clase política vasca a pasar de las “palabras” a los “hechos”. “No podemos esperar ni un minuto más”, remarcó.

Más noticias de Política y Sociedad