Público
Público

El futuro de los socialistas Piden explicaciones por nombrar a Robles portavoz del Grupo Socialista sin ser afiliada

La magistrada dice que su compromiso es con la izquierda y recuerda que ya colaboró con los Gobiernos de Felipe González

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

La nueva portavoz del grupo socialista en el Congreso, Margarita Robles, y la secretaria adjunta del PSOE Meritxell Batet, a su llegada a la Junta de Portavoces en el Congreso de Los Diputados. EFE/Sergio Barrenechea

La dirección del Grupo Parlamentario Socialista se aprobó por asentimiento, pero antes de que Pedro Sánchez llegara a la reunión en el Congreso, el diputado por Ávila, Pedro Muñoz, pidió la palabra para cuestionar y pedir explicaciones por el nombramiento de Margarita Robles como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista sin ser afiliada.

En primer lugar contestó al diputado el hasta ahora portavoz interino, José Luis Ábalos, indicando que ya había otros precedentes y no fueron cuestionados. En este sentido recordó el caso de José Antonio Alonso en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque sin mencionar que el también magistrado sí se afilió al partido cuando tuvo esa responsabilidad.

A continuación habló Robles. quien afirmó que su compromiso siempre ha sido con la izquierda, y recordó que ya colaboró con el PSOE en referencia a su etapa como secretaria de Estado, en el Ministerio de Justicia que dirigía Juan Alberto Belloch. No dijo nada en torno a si tenía intención de afiliarse en un futuro.

Según fuentes consultadas, la respuesta de Robles levantó murmullos entre los diputados socialistas, ya que alguno de ellos nunca valoró precisamente bien su paso por aquel ministerio.

Tras la intervención de Sánchez, tomó la palabra el ex secretario de Organización del PSOE, Cipriá Ciscar, quien sin cuestionar la afiliación de Robles, si vino a insinuar en su intervención el compromiso con cumplir la disciplina de voto, lo que algunos entendieron como un recuerdo de que Robles votó que “no” a Mariano Rajoy, en contra de la decisión del Comité Federal. Por ello, Ciscar pidió lealtad, “y la lealtad se debe corresponder con el respeto”.

También censuró que el PSOE de Sánchez parezca que quiera buscar un perfil político bajo, y pidió que se profundice en un proyecto propio que tenga proyección.
No obstante, la reunión fue corta y más tranquila de lo que se esperaba, y los diputados más críticos contra Sánchez y contra la dirección designada para el Grupo Socialistas optaron en esta ocasión por no intervenir. 

Más noticias en Política y Sociedad