Público
Público

La plataforma Tsunami Democràtic hace un llamado a la “desobediència civil” para responder a la sentencia del 1-O

La plataforma apuesta por "la lucha no-violenta" de "manera organizada" y por retomar la iniciativa. Partidos y entidades independentistas muestran su apoyo a la iniciativa. Tsunami Democràtic abre un canal de Telegram y pide a la ciudadanía que se sume.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Foto de portada de la plataforma 'Tsunami Democràtic'. Tsunami Democràtic

Pocas semanas antes de conocer la sentencia del 1-O, que aclarará las posibles penas de prisión contra los presos independentistas (quienes cumplirán dos años en prisión el 16 de octubre), la respuesta política a la decisión del Tribunal Supremo empieza a tomar forma.

Este lunes, ha surgido una nueva plataforma llamada Tsunami Democràtic, la "respuesta ciudadana" a la decisión judicial.

"La desorientación y frustración acumuladas por las consecuencias de la represión son evidentes y no hace falta ni rehuirlas ni dramatizarlas", explican en un comunicado emitido por las redes sociales y en su web. "Para volver a generar esperanza hace falta que nos pongamos en movimiento", dicen. Y para hacerlo, apuestan por "la lucha no-violenta y la desobediencia civil" de "manera organizada": "Nuestros ideales defienden las libertades irrenunciables y persiguen la justicia social".

El Tsunami Democràtic también hace un llamado a la unidad estratégica ante las divergencias dentro del movimiento independentista, después de meses de fuego cruzado entre partidos y entidades: "La autocrítica, la ironía, la creatividad, la diversidad, la imperfección y todo aquello que potencia un movimiento colectivo y transversal serán nuestras herramientas. No rehuimos de la incomodidad que puede resultar del ejercicio de los derechos fundamentales y la transformación social".

Desde la plataforma también animan a sumarse con la adhesión en el canal de Telegram linkado en la web y mediante las redes sociales, Twitter e Instagram.

Consenso por el tsunami

Varios sectores del independentismo ya han apoyado a esta iniciativa. Entre ellos, el expresidente Carles Puigdemont, quien por redes ha hecho un llamado a "recuperar la iniciativa" y a mantener el compromiso con "la no-violencia".

También se ha pronunciado el presidente catalán, Quim Torra, con un mensaje por Twitter: "Los derechos, si no se ejercen, pierden sentido". Otros líderes de la órbita de Junts per Catalunya i el PDeCAT también se han mostrado afines al Tsunami Democrático, como por ejemplo el diputado Josep Costa, o la portavoz del Gobierno, Meritxell Budó.

ERC también se ha alineado con la iniciativa, como ha hecho público el mismo presidente republicano en prisión, Oriol Junqueras: "¡Votar no es delito! ¡La democracia prevalecerá por encima de todo y nos conjuramos para defenderla! ¡Siempre!", ha dicho en sus redes sociales. También se han pronunciado a favor el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, o el presidente del Parlament, Roger Torrent.

La órbita de la CUP no se ha quedado al margen, como por ejemplo el exdiputado David Fernàndez, quien insistía en la apuesta por la desobediencia civil este fin de semana desde la universidad de verano anticapitalista: "Tendríamos que estar preparados para una fase larga de desobediencia", decía, tal como recogía este diario ( ). Así mismo, la exdiputada Mireia Boya pedía "organizar la respuesta a la sentencia desde la desobediencia civil masiva y continuada" con el hashtag #TsunamiDemocràtic.

Las principales entidades, Òmnium Cultural y el ANC, también apoyan a la plataforma, que de momento todavía no ha concretado las acciones y el calendario que articularán la respuesta a la sentencia.

Más noticias en Política y Sociedad