Público
Público

El PNV llega al principal “think-tank” del mundo

El presidente del Euskadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, regresa este sábado a Bilbao tras una agitada semana en territorio americano

Strobe Talbott, ex secretario adjunto de Estado en el gobierno de Clinton y director de la Brookings Institution, junto a Andoni Ortuzar.

Casi 18 horas a bordo de aviones para una visita de cuatro días, marcada por varias reuniones –no todas públicas- y una amenaza de temporal de nieve que trastocó algunos planes. Así ha transcurrido buena parte de la semana para Andoni Ortuzar, presidente del PNV, unas siglas que durante las últimas horas se han pronunciado con acento inglés en algunas de las oficinas más influyentes de EEUU. En una nueva apuesta para reforzar su imagen internacional y conseguir nuevos amigos, el partido del lehendakari Urkullu ha llegado a Brookings Institution, catalogado como el principal “think tank” –grupo de pensamiento”- del mundo.

“Euskadi ha dejado de ser noticia por el conflicto. Afortunadamente. Pero también ha dejado de estar en la agenda internacional. Y no sé si eso es bueno. No sé si nos lo podemos permitir como sociedad y como pueblo”. Ortuzar escribió estas reflexiones en la noche del viernes, mientras sobrevolaba las costas de Québec y Terranova. Atrás quedaban sus agitadas jornadas en EEUU, donde una amenaza de temporal de nieve en la ciudad de Washington trastocó algunos de sus planes.

"Euskadi ha dejado de ser noticia por el conflicto. Afortunadamente. Pero también ha dejado de estar en la agenda internacional"

Aún así, el máximo responsable del PNV –que viajó junto al responsable de Relaciones Internacionales de su partido, Iñaki Goikoetxeta- consiguió reunirse con Strobe Talbott, jefe del Think Tank Brookings. Ninguno de estos nombres pasan desapercibidos en los centros del poder: Talbott ocupó el cargo de secretario adjunto de Estado en el anterior ejecutivo demócrata, mientras que Brookings encabeza desde hace siete años el ranking de “tanques” o “grupos de pensamiento” a nivel mundial que elabora la Universidad de Pennsylvania.

“Calidad, independencia e impacto”, fueron los tres conceptos que Talbotto desgranó en su charla con Ortuzar. “Eso que mueve al ramillete más escogido de pensadores americanos podría ser también un buen slogan para nosotros: calidad, mucha calidad en lo que ofrezcamos al mundo; independencia para poder presentar algo verdaderamente diferente, singular; e impacto para conseguir que aquellos a quienes va dirigido se enteren y lo elijan”, expresó el responsable del PNV en su valoración del viaje.

“Evidentemente, no tengo ninguna nostalgia de aquella época en la que nos teníamos que pasar todo el tiempo explicando la sinrazón de ETA, y que Euskadi era mucho más y, sobre todo, mejor que aquellas siglas que manchaban todo lo vasco”, reflexionó el dirigente peneuvista desde el asiento del avión. “Esta nueva situación de normalidad, de vernos reducidos a lo que quizás en realidad somos –un pequeño país con una pequeña economía y un todavía más pequeño peso en ese concierto internacional dominado por nuevos y más alocados conflictos– puede llevarnos a ser ‘transparentes’, a ser irrelevantes”, advirtió.

Contactos reservados

Por culpa de la nieve, Ortuzar tuvo que cancelar su reunión John Hamre, subsecretario de Defensa en la administración Clinton. Hoy está al frente del Center for Strategic and International Studies (CSIS), uno de los institutos de análisis internacional de mayor relevancia –e influencia- en EEUU. La formación nacionalista vasca también había contactado con Neera Tanden, presidenta del Center for American Progress y colaboradora de Hillary Clinton, pero los trastornos de agenda impidieron el encuentro.

En cualquier caso, los dirigentes del PNV aprovecharon la visita a esta ciudad para reunirse con la dirección del influyente The Washington Post, mientras que en Nueva York cursaron una “visita de cortesía” al diplomático Román Oyarzun, embajador permanente de España en la ONU. En esa ciudad, el PNV mantuvo una agenda de contactos que, por decisión de sus interlocutores, han quedado bajo el más absoluto hermetismo.

Entre reunión y reunión, Ortuzar y Goikoetxeta también tuvieron tiempo para vivir a la distancia la semifinal de Copa entre el Athletic de Bilbao y el Espanyol, con resultado favorable para los vizcaínos. Pegado al plasma de un bar neoyorkino, Ortuzar envió un Aupa Athletic a través de las redes sociales. Antes de que su equipo se mida en la final de Copa contra el Barcelona, su partido tendrá que enfrentar las municipales y forales de mayo. Las apuestas, ya sea en el fútbol o en la política, están abiertas.

Más noticias de Política y Sociedad