Público
Público

La Policía desautoriza uno de sus documentos para vigilar a “personas de origen árabe”

El escrito elaborado por la Brigada Provincial de Sevilla ha sido distribuido como guía de actuación cuando se identifica a personas de origen árabe. Un agente de policía señala que es idéntico al distribuido tras los atentados del 11 de marzo. La Dirección General de Policía lo desautoriza.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5

Documento distribuido por la Brigada Provincial de Información de Sevilla que ha sido desautorizado por la Dirección General de Policía.

Evitar cualquier tipo de comentarios racistas o xenófobos; prestar especial atención a las personas de origen árabe que estén realizando grabaciones de vídeo en lugares no turísticos; y tener cuidado con los individuos de nacionalidad argelina, ya que “son más conflictivos que los marroquíes”. Estas son algunas de las ocho recomendaciones que la Brigada Provincial de Información de Sevilla ha distribuido entre sus comisarios como guía de actuación cuando identifiquen a personas de origen árabe. 
(VER DOCUMENTO)

La nota, no obstante, ha sido desautorizada por la Dirección General de Policía, que ha anulado todas "las recomendaciones" que se incluyen en el documento, incluido el punto cinco de la misma, que advierte a los agentes que las personas de origen árabe que estén en un vehículo consultando un ordenador portátil probablemente estén crackeando una red Wi-Fi, para no dejar rastro sobre su IP".  

“Ante la posibilidad de que estén consultando páginas de perfil islamista, se les debe identificar y poner en conocimiento de esta Brigada Provincial de Información”, detalla el citado punto. 

La nota es del 11-M

No obstante, la nota no es nueva. Según han confirmado fuentes de la Policía Nacional a este medio el documento es prácticamente idéntico a otro que se distribuyó tras los atentados del 11 de marzo de 2004.  “El documento no dice nada incongruente. Simplemente recupera la nota que se puso en circulación tras los atentados del 11 de marzo y le vuelve a dar difusión pero a nivel local”, señala a Público este agente.

El documento, desautorizado por la DGS, fue elaborado tras los atentados del 11-M 

Cabe recordar que la Policía Nacional prohibió el año pasado mediante una circular realizar cualquier tipo de identificación o redada basada en la raza o el color de la piel. El Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana del Gobierno también recoge expresamente esta prohibición, así como la normativa de la Unión Europea.

Fotografiar documentos escritos en árabe

El documento, que consta de ocho puntos, recoge en el penúltimo punto la recomendación a los agentes de “fotografiar” los documentos, imágenes, y cd’s en “los que aparezcan textos en árabe, en el caso de que no se proceda a la intervención de tales efectos”.

Por último, el documento indica a los agentes que si se procede al cacheo de personas de origen árabe o al registro de su vehículo deben comprobar si lleva encima alguno de los precursores utilizados para el TATP (peróxido de acetona, una sustancia altamente explosiva que puede fabricarse con productos de uso doméstico).

Más noticias en Política y Sociedad