Público
Público
Únete a nosotros

La política económica y de urbanismo separa a Carlos Sánchez Mato de Manuela Carmena

Los programas de los dos candidatos tienen puntos en común como la apuesta por la transición energética, el feminismo o realizar una mayor inversión social. Sin embargo, hay varias claves que diferencian el proyecto de ciudad de cada uno.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Manuela Carmena y Carlos Sánchez Mato formaron parte del mismo grupo municipal en 2015. Ahora se presentan a las elecciones del 26M en dos candidaturas diferentes; Más Madrid y Madrid en Pie. Las diferencias internas sobre aceptar la regla de gasto marcada por el ministro del PP Cristóbal Montoro durante el mandato de la alcaldesa derivaron en el cese de Sánchez Mato como responsable del área de Economía y Hacienda. Con este episodio el distanciamiento se hizo más que evidente. 

Los programas de los dos candidatos tienen varios puntos en común como la apuesta por la transición energética, el feminismo o realizar una mayor inversión social, sobre todo comparando con el resto de partidos. Sin embargo, hay varias claves que diferencian el proyecto de ciudad de cada uno y que alejan mucho a los candidatos. Y las apuestas por modelos urbanísticas o presupuestarios distintos puede hacer que la búsqueda de un entendimiento postelectoral, en el caso de que se pudiera dar, dificultara las negociaciones. Público repasa los principales puntos que diferencian a los dos proyectos.

Operación Chamartín, vivienda pública y renta municipal

Urbanismo es una de las materias en los programas de Carmena y Sánchez Mato más se distancian. Más Madrid quiere aprobar la bautizada ahora Operación Madrid Nuevo Norte durante los próximos cuatro años si siguen gobernando. Es uno de los puntos que más ha distanciado a los concejales que ahora se presentan en Madrid en Pie del grupo municipal y en su programa para el 26M se comprometen con la "transformación de la Operación Chamartín, Berrocales, Zona Aeropuertaria y Campamento hacia propuestas colectivas, sostenibles y al servicio de la ciudad". Respecto a la Operación Campamento los de Carmena se comprometen con su reactivación "planteando la modificación del convenio de gestión existente de forma que el ayuntamiento obtenga suelo para la construcción de más de 4.000 viviendas públicas con un acuerdo a tres bandas entre Ayuntamiento, Ministerio de Defensa y Ministerio de Fomento".

Comparten el aumento de vivienda pública, pero Sánchez Mato incluye medidas como recuperar los pisos vendidos a los fondos buitres

Sobre la vivienda, Carmena propone desarrollar una Ordenanza de Emergencia Habitacional, construir 4.000 viviendas públicas a través de la EMVS en suelos de titularidad públicos y destinadas a ser ofrecidas en régimen de alquiler social y a destinar un 30% de la vivienda pública para familias jóvenes. También una bonificación del 50% del IBI para arrendadores que se acojan a la renta limitada y, a la inversa, recargo del 50% del IBI a la vivienda vacía. Por último, lanzan el plan 30/3000: "Sobre un conjunto de 30 parcelas de titularidad municipal con edificabilidad para construir entre 30 y 300 viviendas y con un total de 177.000 m2, se procederá a conceder mediante concurso abierto un derecho de uso durante un periodo de entre 50-75 años para construir vivienda, siempre de alquiler" y un plan de crédito para la rehabilitación de vivienda.

Por su parte, Madrid en Pie comparte el propósito de buscar alternativas habitacionales pero el resto de medidas son diferentes. Quieren profundizar las actuaciones para la limitación de las licencias de las Viviendas de Uso Turístico, prohibir la venta de suelo y vivienda públicos e incrementar en 50 mil viviendas públicas el parque actual en los próximos 8 años. Otra medida que no tiene el programa de Carmena es recuperar para lo público los pisos públicos vendidos a fondos buitre: "Exigir que se declare nula la venta de esas viviendas y, en caso necesario, expropiarlas indemnizando a la empresa por el mismo importe que pagó". Y una de las principales medidas: implementar una Renta Social Municipal y prohibir os cortes de suministros básicos a personas y familias en riesgo de exclusión.

Diferencias en economía: el IBI, la deuda y banca pública

Bajo el mandato de Madrid el Pie el Ayuntamiento no reduciría la deuda heredada de los años del PP: "En el futuro, el Ayuntamiento no reducirá la deuda que, en esta legislatura, se ha disminuido cerca de 2.900 millones de euros. Esto permitirá disponer de 831 millones de euros, que son los vencimientos de préstamos ordinarios que pueden renovarse. Son fondos adicionales para recuperar e incrementar las inversiones y servicios municipales", indican en su programa. La reducción de las deudas es uno de los mayores logros para Más Madrid de estos cuatro años. Además, Madrid en Pie también quiere "completar la auditoría de a gestión económica de las últimas legislatura" y proporcionar información pública de sus conclusiones. Nada dice Más Madrid sobre la auditoría en el programa. 

En común tienen la revisión de las tasas de ocupación del espacio público

Los dos programas sí quieren hacia una fiscalidad más progresiva pero las medidas dictan bastante entre sí.

Madrid en Pie quiere llevar a cabo una modificación del IBI general al 0,47% al 99,74% de los propietarios (2.140.000) e incrementar hasta el 1,3% (valor máximo) en los inmuebles de tipo diferenciado al 0,26% (5.700 propietarios de mayor valor catastral). Además, quieren exigir medidas al Estado para gravar el IBI de los inmuebles vacíos, reinstaurar la tributación asociada a la actividad económica de las grandes empresas radicadas en la ciudad, activando el Impuesto de Actividades Económicas en este sector, y crear una nueva tasa por la celebración de grandes eventos.

Carmena, por su parte, quiere impulsar una "fiscalidad verde" y bajar el IBI de todos los inmuebles que instalen sistemas para el aprovechamiento de la energía solar, progresiva hasta llegar al 60% del coste total de la instalación en tres años. También se bonificará al 95% el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) correspondiente a las obras para instalación de paneles solares.

Respecto a otras medidas económicas, tienen en común la revisión de las tasas de ocupación del espacio público.

Remunicipalización de los servicios

Un punto en común es la apuesta por los servicios públicos. En su programa matizan así: Más Madrid se compromete con la "remunicipalización de los servicios" y Madrid en Pie con la "recuperación progresiva de la gestión pública de todos los servicios municipales externalizados que cumplan funciones básicas o estratégicas". Además, propone crear nuevas empresas públicas para "asumir los servicios de los contratos que vayan venciendo" y "limitar la duración de los nuevos contratos a cinco años".

Madrid en Pie quiere condenar al franquismo

"El Ayuntamiento de Madrid condenará el franquismo como régimen criminal en los términos de la declaración de la ONU de 1946 y reconocerá la legalidad democrática de la II República", explica el programa de Madrid en Pie. Los de Sánchez Mato profundizan en políticas de Memoria Histórica entre las que también se incluye concluir con el proceso de eliminación de los nombres franquistas asegurando que aún quedan "más de 60", anular "las conmemoraciones y títulos que reconozcan a personas vinculadas al régimen franquista" y exigir "una solución definitiva al Valle de Cuelgamuros (de los Caídos) que culmine en la reconversión del mismo en un memorial de la represión franquista, no permitiendo en ningún caso que los restos del dictador se lleven a la Almudena".

Desde Más Madrid también se comprometen con estas políticas pero se centran en finalizar el Itinerario de la Memoria, crear un Archivo Digital de Memoria Democrática, el reconocimiento a deportados y deportadas a campos de concentración/exterminio nazis o en elaborar un registro de víctimas del franquismo en el municipio de Madrid.

Más noticias en Política y Sociedad