Público
Público

la política de igualdad de la junta de Andalucía Las ONG feministas preparan protestas mientras el Gobierno andaluz trata de calmar las aguas tras el frenazo a 241 proyectos

La consejera de Igualdad, de Ciudadanos, en medio de la bronca con el movimiento feminista, lanza dos líneas de ayudas y se abre a cambiar las bases reguladoras de las ayudas

Manifestación feminista / EFE

raúl bocanegra

Mientras las ONG de mujeres y diversas asociaciones feministas se organizan en Andalucía para dar una respuesta unitaria y en diferentes frentes a lo que consideran un ataque en absoluto inocente al tejido civil después de que la Junta dejara –por reparos de la Intervención– sin financiación 241 proyectos que la habían recibido de manera provisional, en la Consejería andaluza de Igualdad, que dirige Rocío Ruiz (Ciudadanos), tratan de calmar las aguas.

Este jueves en Córdoba, la consejera manifestó su "reconocimiento absoluto" hacia las asociaciones de mujeres y manifestó estar dispuesta a modificar las bases reguladoras de las ayudas escuchando “las propuestas” de las asociaciones. Eso sí, puntualizó, “con una fórmula legal”. También anunció la salida inmediata de dos líneas de ayudas presupuestadas con 650.000 euros.

“Tenéis el compromiso de esta consejera de que vamos a dar seguridad jurídica, que estamos trabajando para que el tejido asociativo que lucha por las mujeres en Andalucía tenga los recursos y garantías para trabajar por los fines por los que nacieron y que son tan necesarios en estos tiempos”, dijo Ruiz.

La consejera insistió en que los 241 proyectos se frenaron no por su voluntad, sino porque no hubo manera de levantar el informe de la Intervención. ”La Intervención dice que las bases se deben hacer de otra manera. Tenemos que cumplir la legalidad. No puedo ir contra un informe porque entonces cometería un delito”, manifestó.

Las asociaciones, por el contrario, consideran, según se recoge, en un comunicado, que “el cambio de criterio [del Gobierno andaluz] ha supuesto que desaparezca una red de apoyo y acompañamiento a mujeres víctimas de violencias machistas”.

“Supone un ataque frontal a los derechos humanos y de las mujeres y está comprometiendo el desarrollo de políticas públicas a través de programas que benefician a miles de mujeres en Andalucía y que velan por sus derechos y los Derechos Humanos. También deja sin cobertura de asistencia y participación a muchas zonas de la Comunidad, especialmente en las zonas rurales y en algunos casos provincias enteras se quedan sin ningún proyecto aprobado. Y supone además, un perjuicio para las entidades y asociaciones que ya han ejecutado total o parcialmente los proyectos”, agrega la nota de las ONG feministas.

La consejera Ruiz aseguró que "las asesoras de programas se están reuniendo a nivel provincial con las asociaciones para explicarles y asesorarles sobre las ayudas”. “No queremos llegar a la confrontación”, agregó. “Desde el principio dijimos que no íbamos a dar ni un paso atrás y no lo vamos a dar y mucho menos en el apoyo al conjunto de las asociaciones y entidades que luchan por la igualdad en nuestra tierra. No vamos a desampararlas”.

Las asociaciones preparan concentraciones, manifestaciones y recursos y pretenden también mantener una reunión con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP). Para el próximo 21 de enero está prevista una concentración frente al Instituto Andaluz de la Mujer, en Sevilla, promovida por la Federación de Mujeres con Discapacidad (Famdisa). Las mujeres con discapacidad, que sufren una doble discriminación, no recibieron ni un solo euro de ayudas públicas, según lamentan.

En paralelo a estos acontecimientos, la izquierda –PSOE, Adelante Andalucía– han recogido el malestar del movimiento feminista con la Junta de Andalucía y se han movilizado también a nivel local con la presentación de mociones en ayuntamientos de toda Andalucía.

En Córdoba, este mismo jueves, Vox, PP y Ciudadanos, el partido al que pertenece la consejera de Igualdad, tumbaron una de ellas, que recogía, entre otras cosas, lo siguiente: “Instar al Gobierno andaluz a estudiar todas las fórmulas jurídicas que en derecho procedan a fin de dejar sin efecto las tres resoluciones definitivas de fecha a 27 de diciembre de 2019 –las que dejaron 241 proyectos en el tintero– dictadas por el Instituto Andaluz de la Mujer, en las convocatorias de proyectos que fomenten la erradicación de la violencia de género y para proyectos que fomenten la participación de las mujeres y la promoción de la igualdad”.

La consejera, en su intervención, había manifestado: “Nuestro objetivo no es ganar votos a cambio de subvenciones. Nuestro objetivo es que los recursos de la lucha contra la violencia de género lleguen hasta allí donde son necesarios”. “Me gustaría que todos nos hiciéramos una pregunta y también pensáramos la respuesta. ¿Quién sale beneficiado de un clima de división en un tema fundamental como la lucha por la igualdad? Yo lo tengo claro: las mujeres, las mujeres víctimas, las mujeres en riesgo de exclusión, no”, remachó.

El Instituto Andaluz de la Mujer, según los datos que aportó el Gobierno andaluz, ha destinado cuatro millones de euros al tejido asociativo; la Agencia Andaluza de Cooperación ha repartido más de 17 millones de euros para proyectos que fomentan la igualdad de género, de los cuales 15 millones de euros han sido para ONG.

Las políticas de Igualdad están observadas bajo la lupa desde el cambio de gobierno en Andalucía, debido sobre todo a la obsesión antifeminista del socio que sostiene a Ciudadanos –y a la propia consejera, por tanto– en el Gobierno: el partido de ultraderecha Vox.

Más noticias