Público
Público
Únete a nosotros

El PP carece de cauces para relevar a Rajoy como candidato sin su consentimiento

Según los Estatutos, el candidato a la Presidencia del Gobierno tiene que ser el líder del partido y éste el único que puede convocar un congreso a través de la Junta Nacional para su sustitución salvo "dimisión, fallecimiento o incapacidad". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, momentos antes de ofrecer una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa. EFE/JuanJo Martín

MADRID.- Hecha la ley, hecha la trampa. O el blindaje. El PP se debate estos días entre las opciones menos perjudiciales para su futuro, muy tocado en cualquier caso con los casos de corrupción destapados -a mayores de los existentes- en Valencia y Madrid, este último con eco acrecentado tras la pseudodimisión de la presidenta del PP regional, Esperanza Aguirre, como dirigente orgánica, aunque no como responsable del grupo municipal en el Ayuntamiento de la capital.

En el PP son cada vez más numerosas las voces que piden una renovación profunda del partido, líder incluido. "Una auténtica refundación", sugiere un dirigente conservador, como la supuso la cesión del testigo de Manuel Fraga a José María Aznar. Sin embargo, y pese a que la prensa no para de hacerse eco de esas opiniones muy críticas con el liderazgo de Mariano Rajoy, nadie se arriesga a admitir públicamente que la etapa del presidente del Gobierno en funciones al frente del PP ha terminado y otro/a debe coger las riendas del partido desde ahora mismo, para afrontar incluso una segunda legislatura del PP en La Moncloa o unas nuevas elecciones generales en junio.

Pese a las duras críticas que reciben quienes a su vez critican a Rajoy en conversaciones privadas pero no osan hacerlo público con nombres y apellidos, la realidad se empeña en darles la razón, y ellos/as así lo argumentan: los propios Estatutos del PP "impiden el relevo de Rajoy si éste no dimite, se muere o es declarado incapaz", recordaba en las últimas horas una fuente conservadora a Público.

El candidato, siempre el líder

Efectivamente, el "ARTÍCULO 31: Democracia interna y procedimiento electoral" de los Estatutos del PP dedica su punto 4. (mucho más escueto que la media) al "candidato del Partido Popular a la Presidencia del Gobierno" y dice literalmente y en integridad: "El Presidente Nacional del Partido Popular, elegido por el Congreso, será el candidato del Partido a la Presidencia del Gobierno. En los supuestos de dimisión, fallecimiento o incapacidad del Presidente Nacional, la Junta Directiva Nacional, a propuesta del Comité Ejecutivo Nacional, designará el candidato del Partido Popular a la Presidencia del Gobierno, cuando no pudiera celebrarse un Congreso Extraordinario".

Es decir, la Junta Directiva Nacional -que preside y convoca Mariano Rajoy- es la que convoca el congreso cuando lo decide Rajoy -que ya avisó el mes pasado a los suyos que no se celebraría hasta que hubiese un nuevo Gobierno- para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno y presidente del PP, así como a la nueva dirección del partido, en su caso. Todo atado y bien atado.

Más noticias en Política y Sociedad