Público
Público

El PP deja una deuda de 67.000 millones a la izquierda en las CCAA

Más de la mitad corresponde a la Comunidad Valenciana. Esos territorios deben ahora un 90% más que al inicio de la anterior legislatura.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 15

El presidente en funciones de la Generalitat, Alberto Fabra,c con el candidato a sucederle en el cargo, el socialista Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat para abordar el traspaso de poderes. EFE/Kai Försterling

MADRID.- Salvo sorpresas de última hora, los pactos poselectorales van a permitir que la izquierda tome próximamente el relevo del PP al frente de cinco autonomías: la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura y Baleares.

Los nuevos gobernantes heredarán una deuda regional que a 31 de diciembre de 2014 sumaba nada menos que 67.113 millones de euros (más de once billones de las antiguas pesetas), según datos oficiales publicados por el Banco de España.

La más endeudada de las cinco es, con diferencia, la Comunidad Valenciana, donde Alberto Fabra deja 37.376 millones de euros pendientes de pago, seguida de Castilla-La Mancha, hasta ahora regida por María Dolores de Cospedal, con 12.858 millones.

Baleares, que presidía José Ramón Bauzá durante la última legislatura, debía 7.777 millones a finales del año pasado; Aragón, bajo el mandato de Luisa Fernanda Rudí, llegó a 6.010, y Extremadura superó los 3.092 con José Antonio Monago.

La situación que legan a sus sucesores estos cinco barones del PP es sustancialmente peor que la existente en sus respectivas comunidades antes de las elecciones autonómicas de 2011, en la que todos ellos consiguieron mayorías absolutas.

El líder del PSOE de Castilla-La Mancha y candidato a presidir el Gobierno regional, Emiliano García-Page, durante la celebración de la constitución de las Cortes autonómicas. EFE/Ismael Herrero

El conjunto de la deuda de las regiones que han gobernado era de 35.335 millones de euros al cierre de 2010, lo que significa que su gestión la hecho crecer un 90% a lo largo de los últimos cuatro años, a pesar de los recortes realizados.

Por territorios

La mayor subida corresponde a Castilla-La Mancha (110%), mientras que en Aragón ha sido del 107%; en la Comunidad Valenciana, del 86%%; en Extremadura, del 77%%, y en Baleares, del 74%.

Otra comunidad presidida por el PP ha registrado un aumento todavía superior: Cantabria, con el 145% de incremento, pero en este caso el PP no ha cedido el poder a la izquierda, sino a Miguel Ángel Revilla, gracias al pacto suscrito entre el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y el PSOE.

La escalada de la deuda no es un fenómeno privativo de las autonomías que ha perdido el PP, pues se ha dado sin excepción en todas las que estaban bajo su jurisdicción y celebraron elecciones el 24 de mayo. En total son once, que debían 114.536 millones de euros a 31 de diciembre de 2014, frente a los 58.984 millones que figuraban en los registros del Banco d España cuatro años antes, con una diferencia del 94%.

El secretario general del PSOE en Extremadura y futuro presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, saluda al actual presidente en funciones, José Antonio Monago, a su llegada al pleno constitutivo de la Cámara regional. EFE/JERO MORALES

De todas ellas, la más endeudada, tras la Comunidad Valenciana, es Madrid, donde las políticas de Esperanza Aguirre, primero, y de Ignacio González, después, no han impedido que se alcancen los 22.632 millones de euros, 11.129 más que al inicio de la legislatura recién acabada (+97%).

El resto están por debajo de los 10.000 millones, circunstancia que también concurre en Galicia, que tiene su propio calendario electoral, como Cataluña, País Vasco y Andalucía.

Más noticias en Política y Sociedad