Público
Público

El PP disimula la unidad de Ayuso y Casado en el Congreso de Castilla-La Mancha pero sin foto conjunta

Los principales protagonistas de la crisis interna del partido no coincidirán en el acto que se celebra este fin de semana en Puertollano pero todos han acudido a la llamada del líder castellanomanchego, Paco Nuñez

El presidente de Andalucía, Juanma Moreno; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del PP, Pablo Casado, durante la sexta jornada de la Convención Nacional del partido, en el Auditorio de la Ciudad de las Artes y las C
El presidente de Andalucía, Juanma Moreno; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del PP, Pablo Casado, durante la sexta jornada de la Convención Nacional del partido, en el Auditorio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, a 2 de octubre de 2021, en Valencia. Archivo. Jorge Gil / Europa Press

Las aguas bajan más tranquilas esta última semana en el Partido Popular (PP). Así lo señalan varias voces internamente y así se ha ido reflejando en el descenso significativo de informaciones en los medios de comunicación, campo donde se jugaba la batalla. La orden de Génova a los afines del presidente nacional, Pablo Casado, de no entrar al juego contra Isabel Díaz Ayuso, parece que ha hecho efecto. A esto se le suma un importante acto que se celebra este fin de semana. El Congreso del PP de Castilla-La Mancha intentará aparentar esa unidad interna que tanto se pregona últimamente. 

Y es que la relevancia del cónclave castellanomanchego será la presencia casi al completo de los principales dirigentes del partido. Estarán Casado y Ayuso, en días diferentes. Estarán el secretario general Teo García Egea y los presidentes autonómicos Juanma Moreno, Alfonso Fernández Mañueco y Fernando López Miras. Sólo faltarán Alberto Nuñez-Feijóo y José Luis Martínez-Almeida, excusados por motivos personales. 

Eso sí, salvo sorpresa mayúscula no habrá foto conjunta entre los principales protagonistas. Los horarios del cónclave lo impiden. García Egea participará el sábado a las 12.30 en la inauguración oficial. Por la tarde, turno para Ayuso a partir de las 16.30 dentro de una mesa titulada "Defensa del Estado de las Autonomías y del modelo autonómico". Aparte de los otros presidentes regionales que tiene el partido, formarán parte de la charla los líderes de Asturias (Teresa Mallada), Extremadura (José Antonio Monago), La Rioja (José Ignacio Ceniceros) y País Vasco (Carlos Iturgaiz). 

La presencia de Casado se espera para el domingo a las 12.00 en el acto de clausura junto al actual líder regional y único aspirante a renovar el cargo, Paco Nuñez. Entre medias tendrán lugar otros actos con alcaldes o presidentes provinciales de Castilla-La Mancha. Toda una puesta en escena en el acto más importante a nivel nacional para el PP desde la Convención celebrada en Valencia. "Los congresos suelen ser unidad y respaldo al candidato", explican fuentes de Génova a Público

Casado, que este viernes volvió a dar declaraciones a los medios de comunicación tras varios días sin hacerlo, tuvo palabras de elogio hacia Ayuso como "presidenta de la Comunidad de Madrid". Pero evitó pronunciarse más allá de decir que "quien quiera se presentará a los congresos que quedan". 

De las principales figuras del PP solo faltarán Alberto Nuñez-Feijóo y José Luis Martínez-Almeida, excusados por problemas de agenda

Desde el PP de Castilla-La Mancha se muestran satisfechos con la alta presencia de dirigentes para arropar a Nuñez, según transmiten fuentes oficiales a este medio. "Para la dirección regional es un espaldarazo que esté prácticamente todo aquel que pinta algo en el PP", indican. 

La dirección nacional de Génova propuso a los territorios renovar las direcciones y en Castilla-La Mancha son los primeros de esta nueva ronda. Galicia lo hizo aparte este verano. "Decidimos hacerlo cuanto antes mejor para que influya lo menos posible en el trabajo diario de cara a las elecciones", afirman desde el partido. 

El lugar elegido, Puertollano, en Ciudad Real, no es casualidad. "Queremos dar un impulso al partido y electorado en un lugar importante de Castilla-La Mancha donde electoralmente estamos flojos", señalan. También es relevante la localidad ciudarrealeña por ser la tierra natal de Isabel Rodríguez, ministra portavoz del Gobierno y ex-alcaldesa. Suena en algunas quinielas para sustituir a Emiliano García Page como candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha. Más de 900 compromisarios de la región están llamados a participar en el Congreso, concebido como una especie de híbrido entre Convención y Congreso por la inclusión de las mesas de presidentes y alcaldes. 

Ayuso, tras una semana complicada, no cede

Por su parte, Ayuso ha vivido una semana de carrusel de sensaciones. En primer lugar, una comentada entrevista en El Hormiguero, con récords de audiencia y baño de masas, la volvió a poner en el foco mediático de primer orden. Pero esa imagen se resintió el jueves tras la celebración de un tenso e intenso Pleno en la Asamblea de Madrid. La contratación pública durante la pandemia fue puesta en el punto de mira de la oposición, que terminó plantando en bloque al PP saliéndose del hemiciclo. Además, se escenificó un enfrentamiento duro con Vox en medio de una negociación de Presupuestos que no está resuelta todavía. 

El hermano de Ayuso saltó a los principales medios de comunicación debido a la expulsión de la diputada del PSOE Carmen López. La actuación de la presidenta de la cámara autonómica, María Eugenia Carballedo, intentando censurar las palabras de la socialista provocó el efecto contrario. De hecho, Más Madrid, principal partido de la oposición, registró ayer una petición de comparecencia de Tomás Díaz Ayuso ante la Comisión de Sanidad para que explique la adjudicación de un contrato de 150.000 euros a una empresa vinculada con una sociedad en la que él trabaja. 

En este contexto, la presidenta autonómica "mantendrá lo que viene diciendo en las últimas semanas" en el Congreso de Castilla-La Mancha, según destacan fuentes de su equipo. Esto, referido al conflicto interno, significa que no cede en sus intenciones de liderar el partido en Madrid. Ni tampoco en mostrar su opinión sobre que el cónclave debe celebrarse "cuanto antes" pese a que acatará la negativa de Génova de adelantar el calendario. 

En esta calma tensa aparente que se vive en el PP, ambos sectores están ya testando a la militancia sobre sus apoyos. Los principales barones regionales, algunos se sentarán con Ayuso en Puertollano, ya han pedido que cese la crisis. Es inevitable, por tanto, que el telón de fondo del Congreso de Castilla-La Mancha siga siendo la guerra interna y los esfuerzos, o no, por visibilizar la unidad.

Las próximas semanas, además, se repetirán actos parecidos. El fin de semana del 20 de noviembre se celebrará el Congreso en Andalucía, donde también está prevista la participación de Ayuso. Más adelante será el turno para Aragón y Castilla y León. El turno para la tan esperada batalla de Madrid será, si nada cambia y Génova sigue sin ceder, para mayo o junio. 

 

Más noticias