Público
Público

El PP lanza bajadas del impuesto de patrimonio y del IRPF como arma electoral contra el Gobierno

Moreno Bonilla ha ejercido de avanzadilla. Tras él, Galicia ya ha afirmado que impondrá una bonificación del 50% en el impuesto sobre el patrimonio, mientras que el presidente de Murcia asegura que "muy probablemente" lo abordará en 2023.

27/08/2022 El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo participa en un acto del partido en el municipio pontevedrés de Carballeira de San Xusto de Cercedo-Cotobade junto a Isabel Díaz Ayuso, Juanma Moreno Bonilla, Alfonso Rueda, Alfonso Fernández Mañueco y
Alberto Núñez Feijóo participa en un acto del PP en Galicia junto a Isabel Díaz Ayuso, Juanma Moreno Bonilla, Alfonso Rueda, Alfonso Fernández Mañueco y Fernando López Miras. César Arxina / Europa Press

El Partido Popular ha emprendido una nueva batalla política a cuenta de los impuestos. Este lunes Juanma Moreno Bonilla anunció que suprimirá el impuesto sobre el patrimonio en Andalucía y, a raíz de ello, el resto de comunidades lideradas por el partido de Feijóo ha optado por tomar esta medida e, incluso, por rebajar el IRPF.

Alfonso Rueda, presidente de la Xunta, ha informado este viernes de que impondrá una bonificación del 50% en el impuesto sobre el patrimonio en Galicia. Y Murcia parece que seguirá sus pasos: Fernando López Miras ya ha asegurado que podrá abordar "muy probablemente" la eliminación de este impuesto durante el año 2023, tan solo un día después de aprobar la rebaja del 4,1% del IRPF en su tramo autonómico.

La polémica estaba servida con el anuncio el pasado lunes del presidente de la Junta: "Queremos favorecer que determinadas rentas fijen su residencia en Andalucía". 

"Vamos a ser a la segunda comunidad autónoma con menos impuestos de España", presumió entonces. La primera es la Comunidad de Madrid. Isabel Díaz Ayuso es el espejo en el que se mira Moreno Bonilla, quien lo considera como un caso que "ha funcionado y un modelo de éxito". 

La dirección del PP anuncia el "goteo" de bajadas de impuestos

Con la veda ya abierta con el anuncio de Moreno, fuentes de la dirección nacional del Partido Popular aseguraron a Público que estaba por llegar un "goteo" de Gobiernos del PP bajando impuestos

Unas palabras que adelantaron lo que posteriormente anunciarían Galicia y Murcia. El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha afirmado este viernes que duplicará la rebaja al impuesto sobre el patrimonio. La bonificación será del 50%, al sumar un 25% al 25% que ya se aplicaba en la comunidad, si bien serán quienes superen los dos millones en bienes los que solo pagarían la mitad.

La cascada de declaraciones en este sentido que se han dado durante la misma semana se ha cerrado con el anuncio formulado el mismo día en TVE por Fernando López Miras. Este aseguró que el Gobierno de Murcia podrá abordar "muy probablemente" la eliminación del impuesto de patrimonio durante el año 2023, una medida que afirma -como también han hecho en Andalucía y Galicia- que compensarán "con los ingresos extraordinarios" que lleguen a la comunidad.

Además, ha admitido que la región dejará de recaudar algo menos de 10 millones de euros, debido también a la recién aprobada rebaja del 4,1% del IRPF en su tramo autonómico, pérdidas que el presidente de la comunidad afirma que se equilibrarán al estar "ingresando" más por la inflación.

El Gobierno entra en la batalla ideológica

Por su parte, al día siguiente del anuncio del líder andaluz, el Gobierno entró en un debate que consideran "apasionante", pues consiste en "confrontar" dos modelos: el del Ejecutivo, que "ejerce políticas para la mayoría social" frente a una política que va destinada a "una minoría".

"¿De qué estamos hablando cuando se proponen rebajas fiscales de este tipo?", reflexionó la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros. "Pueden sonar bien, pero plantearía a la ciudadanía si piensa que está incorporada a estos regalos fiscales. La inmensa mayoría de los españoles no está entre los elegidos. Son unos pocos, que tienen patrimonios superiores al millón de euros", continuó.

"El Gobierno andaluz va a dejar de recaudar millones de euros y eso se traduce en menores recursos para contratar maestros, para políticas sociales", añadió en ese momento.

Dos días más tarde, este jueves, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, avanzó que su departamento ya está trabajando para que un nuevo impuesto "temporal" a los ricos entre en vigor el 1 de enero de 2023, una medida que permitiría poner en marcha otras, como las ayudas al transporte público o a las rentas más bajas.

"Consideramos que es necesario pedir un mayor esfuerzo y, por tanto, a aquellos que tienen beneficios extraordinarios, mayores patrimonios o mayores rentas, es necesario pedir un mayor esfuerzo para proteger a la clase media de nuestro país, a la clase trabajadora y a la población más vulnerable", declaró a la prensa en los pasillos de la Cámara Baja.

Más noticias