Público
Público

PP Melilla El PP exige ahora el cumplimiento del pacto antitransfuguismo en Melilla tras haber acogido a los diputados de Cs en Murcia

Además, Juan José Imbroda, líder del PP en la ciudad autónoma, hace hincapié en que si el presidente Eduardo De Castro "tuviera vergüenza", dimitiría ahora que ha sido expulsado de Ciudadanos.

Eduardo De Castro
Imagen de archivo del presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo De Castro, en una comparecencia en julio de 2020. Alberto Ruiz / Europa press

El presidente del PP de Melilla, Juan José Imbroda, ha pedido que se cumpla el pacto antitransfuguismo y que el presidente de Melilla, Eduardo de Castro, dimita tras su expulsión de Ciudadanos (Cs).

En declaraciones a los medios, Imbroda ha celebrado la expulsión de Eduardo de Castro del partido liderado por Inés Arrimadas, si bien señala que esta decisión llega con dos años de retraso. El dirigente de la principal fuerza política en la Asamblea de Melilla ha manifestado de esta manera que es una buena noticia para la política melillense que "hoy, dos años después, expulsen a Eduardo de Castro de Ciudadanos: la dirección nacional lo ha echado del partido". Una expulsión sobre la que se ha manifestado De Castro en Twitter.

"Viene con dos años retraso porque la principal causa por la que lo tendrían que haber echado fue el incumplimiento en junio de 2019 de un pacto nacional entre PP y Cs por el que cual Cs tenía que haber apoyado a la lista de los populares por haber sido la más votada en las elecciones de mayo de ese año", ha manifestado Imbroda, que en aquel momento se quedó a un voto de hacerse con la Presidencia de Melilla si hubiera recibido el "sí" de Eduardo de Castro, único parlamentario de Cs.

De Castro fue elegido presidente de Melilla gracias a los ocho votos de Coalición por Melilla (CpM), cuatro del PSOE y uno de Cs, que sumaban 13, frente a los 12 de Juan José Imbroda tras recibir el respaldo de los diez diputados del PP y dos de Vox.

"Si (Eduardo de Castro) tuviera un ápice de vergüenza y de dignidad, este señor tendría que dimitir e irse de la Asamblea de Melilla porque primero los ciudadanos lo situaron en el último lugar en las elecciones de 2019 y segundo porque el partido por el que se presentó lo ha expulsado", ha manifestado el popular.

"Si tuviera algo de vergüenza, que lo dudo, debe irse inmediatamente de la Asamblea de Melilla", ha remarcado el actual líder de la oposición en la asamblea melillense, que ha subrayado que se ha producido "una reparación moral al PP de Melilla dos años después". "Nos queda la satisfacción de que llevábamos la razón, porque estábamos hablando de un hombre que andaba escaso de principios y valores por no decir que no tenía ninguno", ha enfatizado.

Más noticias de Política y Sociedad