Público
Público

El PP sigue la estela de Iglesias: si la moción fracasa será "el fin" de Pedro Sánchez

El vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, repite la estrategia de otros portavoces de su partido y juega la carta del miedo a la moción de censura: "No se puede poner a España en manos de independentistas y batasunos". Asegura que no temen que el extesorero del PP, Luis Bárcenas, tire de la manta: "El partido no tiene nada que esconder".

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 4

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ofrece una rueda de prensa en la sede nacional del partido en Madrid. EFE/ Santi Donaire

El PP sigue ajeno a la autocrítica por la corrupción y mantiene su estrategia del miedo a la moción de censura planteada por el PSOE, que se debatirá entre el jueves y el viernes de esta semana en el Congreso de los Diputados.

El vicesecretario de Comunicación de los conservadores, Pablo Casado, ha alertado este lunes de que "no se puede poner a España en manos de independentistas y batasunos", ni se debe permitir que los españoles sean "rehenes" de "Puigdemonts y Oteguis", en referencia al hipotético apoyo de PNV, ERC y PDeCAT a la moción contra Mariano Rajoy (que, por otra parte, el PSOE ya ha anunciado que no va a requerir).

De hecho, y además de insistir en la "inestabilidad" que a su entender lleva aparejada esta iniciativa (la considera "irresponsable, incoherente e injusta"), Casado ha seguido la estela del líder de Podemos, Pablo Iglesias, para afirmar que si ésta fracasa, como el PP da por sentado, será "el fin" de la carrera política de Pedro Sánchez. "Lo ha dicho Pablo Iglesias", argumentaba Casado.

No obstante, el dirigente del PP se ha mostrado "comedido en lo positivo", al afrontar la pregunta sobre si Rajoy saldrá refrendado si fracasa esta moción, que el PSOE anunció 24 horas después de conocerse la condena al PP por Gürtel. "Cuando fracasa un intento de tumbarte, el que queda en pie puede verse beneficiado", afirmaba.

Por otro lado, y a pesar de la calma que vende el PP, que no ve viable que progrese esta iniciativa, Casado aseguraba no tener información sobre el sentido del voto de las fuerzas que apoyaron la tramitación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 la semana pasada, en el Congreso. "No tengo información"; "No vamos a decirles lo que tienen que hacer", decía, reconociendo que su estrategia pasa por avivar el miedo a un hipotético gobierno de izquierdas.

Sobre Bárcenas: "El PP no tiene nada que esconder"

En otro orden de cosas, Casado ha repetido también el argumentario de su partido para restar importancia a la condena al PP como partícipe a título lucrativo por Gürtel.

En esa línea, se ha esforzado por negar que su formación tema que su extesorero, Luis Bárcenas, tire de la manta: "El partido no tiene nada que esconder", aseveraba el secretario de Comunicación conservador, intentando así desmontar la idea de que la línea roja de Bárcenas para no aportar nuevas pruebas que incriminen al PP era la entrada en prisión de su esposa, Rosalía Iglesias -condenada a 15 años y un mes de cárcel-; un rumor que corrió como la pólvora entre las filas del PP tras conocerse la condena.



Más noticias en Política y Sociedad