Público
Público

Ignacio López de Hierro El PP sostiene a Cospedal, pese a admitir que Villarejo dio chivatazos a su marido sobre investigaciones al partido

Los conservadores siguen pidiendo la dimisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que también se reunió con el excomisario, hoy en prisión provisional por la supuesta comisión de varios delitos. La dirección del PP dice tener "cero preocupación" por la existencia de grabaciones de Villarejo con Pablo Casado, e incluso que la preocupación "es mínima" sobre la posible difusión de conversaciones entre el excomisario y otros presidentes. El PP vuelve a la teoría de la conspiración y afirma que la difusión de estas grabaciones tiene que ver con la voluntad de tapar la decisión de la Fiscalía de mantener su petición de 8 años de cárcel para el expresidente andaluz José Antonio Griñán por el caso ERE.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El presidente del PP, Pablo Casado, con María Dolores de Cospedal, en la jornada final del XIV Congreso del Partido Popular de Castilla-La Mancha, en Albacete. EFE/ Manu

María Dolores de Cospedal admite que el excomisario José Manuel Villarejo dio chivatazos a su marido, Ignacio López de Hierro, sobre investigaciones de casos de corrupción que afectaban al PP, pero la dirección de Pablo Casado no se plantea retirar el blindaje a la exsecretaria general del partido. Cospedal mantendrá su escaño en el Congreso de los Diputados, la Presidencia de la Comisión de Exteriores, e incluso su asiento de vocal en el Comité Ejecutivo del PP, al menos de momento.

Pese a que la exnúmero dos del PP ha remitido un comunicado reconociendo la veracidad de las grabaciones en las que aparecen su marido y el excomisario, hoy en prisión provisional por la supuesta comisión de varios delitos, en Génova piden "prudencia", y de momento no contemplan actuar contra Cospedal, que jugó un papel decisivo para que Casado llegara a la Presidencia de los conservadores.

Ni González ni otros dirigentes quieren responder a la pregunta de si pondrían la mano en el fuego por Cospedal, pero hoy por hoy la sostienen

De hecho, y mientras su partido sigue pidiendo la dimisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, tras la publicación de sus conversaciones con Villarejo, la vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González, ha mostrado la "satisfacción" de la dirección conservadora con el comunicado de Cospedal, defendiendo su forma de proceder. Ni González ni otros dirigentes quieren responder a la pregunta de si pondrían la mano en el fuego por ella, pero hoy por hoy la sostienen.

En rueda de prensa, tras la reunión del Comité de Dirección del partido, González ha asegurado que los casos de Delgado y Cospedal no tiene "absolutamente nada que ver". En el caso de la exnúmero dos, apuntaba, "no se intenta engañar a la opinión pública sobre reuniones o no". En su comunicado, la exsecretaria general afirma que las conversaciones "no cambiaron nada de lo que sucedió" y "no aportan nada".

González: "No tenemos conocimiento de la existencia ni de la no existencia de más grabaciones"

De hecho, el discurso de González se construye, primero, sobre la minimización del caso -"No nos preocupan esas grabaciones ni las otras que pueden existir"-, y , segundo, sobre la teoría de la conspiración. Según la dirigente conservadora, no es "gratuito" que precisamente hoy se conozcan estas grabaciones, coincidiendo con el anuncio de que la Fiscalía mantiene sus peticiones de cárcel e inhabilitación para los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán: "Tenemos la sensación de que existe una coincidencia entre una noticia y otra", apostillaba. 

La web Moncloa.com publicó en la madrugada de este lunes varios audios de conversaciones entre el empresario López de Hierro y Villarejo, en prisión por los supuestos delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal y organización criminal. Están fechadas en 2009, poco después de que tuvieran lugar las primeras detenciones por el caso Gürtel, y de que comenzaran las investigaciones en torno al extesorero del PP, Luiz Bárcenas. 

"Cero preocupación" por la existencia de grabaciones entre Casado y Villarejo

En otro orden de cosas, los conservadores afirman sentir "cero preocupación" por la existencia de grabaciones en las que aparezcan Villarejo y el líder del PP, Pablo Casado. Público informó de que el presidente del Partido Popular y el excomisario coincidieron en un evento, si bien en su formación insisten en que no ha habido otros encuentros.

En un día en el que se preparaban para sacar pecho por los 100 días de Casado al frente del partido, este asunto ha quedado completamente eclipsado. De hecho, los conservadores han incidido en que "el PP no ha obstruido ningún caso[judicial]" y que su preocupación es "mínima" pero, como ocurre con Cospedal, no ponen la mano en el fuego por lo que se publique en los próximos días. "No tenemos conocimiento de la existencia ni de la no existencia" de más grabaciones, repetía González. 

Comunicado de Cospedal (íntegro)

En relación con las grabaciones que se han conocido sobre conversaciones entre José Manuel Villarejo e Ignacio López de Hierro quiero comunicar:

Se trata de conversaciones en las que Villarejo cuenta a un particular lo que él considera que está ocurriendo con asuntos que se están conociendo en ese momento y que tienen que ver con personas vinculadas al PP.

Como es lógico y por la relación que tiene conmigo, esa persona recibe la información y pregunta acerca de ella pues puede ser un tema importante como luego se conoció.

Lo que está claro es que los temas de los que se habla están todos judicializados desde hace nueve años y esas conversaciones no cambiaron nada de lo que sucedió, ni por parte de Ignacio López de Hierro, ni por mi parte, secretaria general del PP, partido que estaba en la oposición.

La trascendencia que trata de darse a estas conversaciones que no aportan nada a ningún proceso en marcha solo pueden tener un objetivo: tratar de cubrir el hecho de que personas muy relevantes del actual Gobierno negaron hasta tres veces conocer al comisario Villarejo, cuando se ha evidenciado que no era cierto. Cuestión ésta que no ha sido negada en ningún momento ni por Ignacio López del Hierro ni por mí.

Más noticias en Política y Sociedad