Público
Público

La presencia de Tejero en un acto de la Guardia Civil se salda sin sanciones

El Gobierno rechaza tomar medidas contra el jefe del Puesto de la Benemérita de Rincón de la Victoria (Málaga), encargado de organizar un acto por el 12 de octubre al que acudió el militar golpista.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4

Antonio Tejero presidiendo una comida con guardias civiles el pasado 12 de octubre en Rincón de la Victoria, Málaga.-

Si usted ha dado alguna vez un golpe de Estado y mañana quiere acudir a un acto oficial, no se corte: el Gobierno cree que si lo hace como un ciudadano más, está en su libre derecho. Así queda confirmado en la respuesta cursada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez al senador de EH Bildu Jon Inarritu, quien había enviado una pregunta sobre la participación de Antonio Tejero, condenado por el golpe del 23-F, en una celebración de la Guardia Civil en la provincia de Málaga.

La foto de la vergüenza se registró el pasado 12 de octubre, día de la patrona de la Guardia Civil, en la parroquia de La Cala del Moral. Ese fue el escenario elegido para homenajear a la Benemérita mediante una misa oficiada por uno de los hijos del golpista, el sacerdote Ramón Tejero. Tal como informó Público, el acto también fue presidido por el capitán comandante del puesto principal de la Guardia Civil de Rincón de la Victoria, Miguel Gallardo Megías.

Mientras Tejero hijo hablaba desde el altar, Tejero padre rezaba junto al dirigente del PP Antonio Fernández Escobedo, primer teniente de alcalde de Rincón de la Victoria (Málaga). Estos hechos fueron denunciados por el grupo municipal de Izquierda Unida en esa localidad. “A pesar de la presencia de Antonio Tejero también compartieron este acto concejales del Partido Popular, del Grupo Andalucista, de Ciudadanos y del PSOE, a quienes parece que no les incomodó la presencia de Tejero”, advirtió la formación en un comunicado. El caso también tuvo repercusión en Madrid: la diputada de Unidos Podemos Eva Sempere formuló una pregunta al Gobierno para conocer lo ocurrido. Lo mismo hizo Inarritu (EH Bildu) en el Senado.

La consulta realizada por Sempere figura aún sin contestar, mientras que la respuesta al senador abertzale ha llegado en estos días navideños. Entre otras cosas, Inarritu había preguntado al gobierno quién había invitado a Tejero a ese acto oficial de la Guardia Civil y “qué medidas ha tomado el Gobierno contra el o los responsables de la invitación al mismo”. Además, aprovechaba para interpelar al Gobierno para pedirle que aclarara, en términos generales, qué iniciativas pensaba adoptar para impedir que “torturadores, golpistas, franquistas y miembros condenados por el terrorismo de Estado” sigan siendo invitados a “actos oficiales”.

El ex teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero (el primero por la derecha), condenado por su participación en el intento de golpe de Estado del 23-F, en el acto del pasado 12 de octubre. FOTO. JAQUELINE GARCÍA GARCÍA

Como uno más

En su respuesta, el Ejecutivo del PSOE señala que Tejero “acudió a la iglesia de La Cala del Moral (Málaga) de forma particular, sin invitación oficial, al igual que otros ciudadanos, por ser actos públicos de entrada libre, motivo por el cual no fue ubicado en ninguno de los espacios reservados para los invitados oficiales de la Guardia Civil del Puesto de Rincón de la Victoria, que celebraban el día de Nuestra Señora la Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil”.

El Gobierno "no considera que tenga que tomar ninguna medida de tipo disciplinario o penal"

Seguido, se detalla en qué consistieron los actos celebrados en la parroquia —donde hubo, entre otras cosas, un "homenaje a los que dieron su vida por España"—. En las dos últimas líneas del documento, el Gobierno responde a Inarritu que "no considera que tenga que tomar ninguna medida de tipo disciplinario o penal" por la asistencia del militar golpista a ese acto de la Benemérita.

Esta respuesta chirría al senador de EH Bildu. "Por higiene democrática, resulta intolerable que este golpista que hace apología del franquismo acuda a actos de un cuerpo policial. Lo grave es que le permitieran estar allí y no le invitaran a marcharse", declaró Inarritu a Público. De hecho, recordó que no se trata de la primera vez que Tejero acude a actos oficiales de la Guardia Civil: en 2014, el golpista celebró el 33 aniversario del 23-F con una paellada celebrada en un cuartel de la Benemérita.

En aquella ocasión, el acto había sido organizado por otro de los hijos de Tejero, el teniente coronel Antonio Tejero Díaz, quien por entonces figuraba como jefe del Grupo de Reserva y Seguridad número 1 de la Guardia Civil, ubicado en Valdemoro. El Gobierno de Rajoy inicialmente destituyó al hijo del golpista, pero unos meses después lo ascendió.

Más noticias en Política y Sociedad