Público
Público

Presiones de la izquierda independentista contra el inminente pacto de Colau y los socialistas

“El gobierno siempre estará abierto a las fuerzas de la izquierda que no quieran entrar ahora”, aseguran fuentes del partido de la alcaldesa de Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante un pleno municipal. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

LAURA SAFONT

BARCELONA.- Ante el próximo pacto de gobierno entre el partido al frente del consistorio catalán, Barcelona en Comú, y el PSC; las fuerzas de la izquierda independentista intensifican su campaña de rechazo a la alianza. Son ERC y la CUP los dos partidos que no ven con buenos ojos un acuerdo entre una fuerza del cambio, liderada por Ada Colau, y un partido socialista que ha gobernado durante más de tres décadas la ciudad barcelonesa. Mientras la CUP persiste en su negativa a gobernar el consistorio junto a los de Colau, el partido liderado por Alfred Bosch mantiene su oferta de cerrar un gobierno con las fuerzas de la izquierda, pero en el que los socialistas no tienen cabida.

Pese a todo, y con el acuerdo socialista a punto de concretarse y someterse a las respectivas militancias, fuentes de BComú en el Ayuntamiento han señalado este miércoles a Público que “el gobierno siempre estará abierto a las fuerzas de la izquierda que no quieran entrar ahora”. Una puerta abierta de los de Colau que parece que no se cerrará por mucho que los socialistas la traspasen primero. Pero, ¿qué piensa el otro posible socio republicano?

Desde el pasado mes de enero, Ada Colau quiso sumar a su gobierno en minoría (tiene 11 de 41 concejales) a todas las fuerzas de la izquierda posibles, las mismas que apoyaron su investidura, aprobaron sus ordenanzas fiscales y terminaron por permitir la ampliación de los presupuestos -con la abstención de la CUP-. Como han reconocido fuentes de BComú, el grupo de ERC quiso primero aprobar los presupuestos y después acordar gobierno, pero “el PSC dijo que podíamos avanzar”.

En el pleno extraordinario de la semana pasada en el que se pudieron aprobar las cuentas del consistorio, gracias a los apoyos de PSC y ERC, el líder republicano Alfred Bosch aprovechó para cargar contra un gobierno que integre a los socialistas y advirtió: “Colau tendrá que elegir entre la nueva o la vieja política, entre la esperanza republicana o aquellos que han mandado siempre en esta ciudad. Es complicado pactar con los que han gobernado 32 años esta ciudad”. Días antes, los republicanos independentistas lanzaron la campaña #CanviRealBCN (#CambioRealBCN) para presionar a favor de un gobierno del cambio integrado por BComú, ERC y la CUP; cuya oferta aún sigue vigente.

Sin embargo, pese al inminente acuerdo con los socialistas, fuentes de ERC han asegurado este miércoles a Público: “No nos negamos a entrar en el gobierno, mantenemos nuestra alternativa pero no con el PSC”. En relación a la postura contraria de la CUP a formar parte de esta propuesta tripartita de gobierno, dichas fuentes han defendido: “La CUP puede no estar en el gobierno, pero hay que buscar los equilibrios. Nuestra propuesta es la alternativa más sencilla y acorde al cambio. Sería necesario un apoyo externo del PSC y CDC, pero no como socios de gobierno. No estarían para los grandes temas de ciudad”.

Incluso el líder republicano, Alfred Bosch, ha pedido la tarde del miércoles a la alcaldesa, a través de una carta publicada en el diario catalán ARA, que “reconsidere” el pacto con un socio de gobierno con el que tampoco “se siente cómoda”. Para ello, se ha dirigido a “la gente combativa de BComú” para impedir que todo acabe “en un pacto de despachos, un pacto inexplicable con los que siempre han mandado en Barcelona”.

La CUP, que en el último pleno sobre presupuestos también cargó contra el acuerdo, desde un principio ha rechazado formar parte de un gobierno en el que no tienen mayoría. Pese a esto, no descartan discutirlo en asamblea si alguna vez se plantea y consideran que BComú podría gobernar sin el PSC como socio.

Desde BComú insisten a Público: “Ada Colau siempre mantendrá la oferta de un gobierno amplio de izquierdas”. Lo mismo que recordó la alcaldesa en entrevista con el diario: “La invitación sigue totalmente abierta a todas las fuerzas de la izquierda” (vídeo).

En respuesta a los ataques de ERC contra los socialistas, fuentes del PSC han pedido “coherencia” y han recordado a Público: “En el area metropolitana de Barcelona ya existe un gobierno tripartito, presidido por Ada Colau, y cuyos vicepresidentes son Jaume Collboni (PSC) y Alfred Bosch (ERC)”. Sin concretar más datos del pacto, parece inevitable que la suma de los cuatro ediles socialistas al gobierno municipal remueva carteras importantes del consistorio, como las de Cultura y Economía.

Mientras los socialistas ultiman ahora un acuerdo con el partido de la izquierda transformadora en Barcelona, en otras capitales de provincia forman parte de gobiernos con fuerzas como el PP y Unió (Tarragona), Ciudadanos (Lleida) o Convergència (Girona). Al igual que hará BComú con sus bases, el PSC también se propone consultar a la militancia socialista el pacto de gobierno que se presente en los próximos días.