Público
Público

Joel Delgado Cáceres Así presionó el senador del PP de los 13.000 euros para enchufar a su madre en un ayuntamiento de Canarias

Joel Delgado Cáceres fue imputado y posteriormente desimputado en el marco del caso Unión, tras intentar garantizar un puesto como traductora a su progenitora en el Consistorio de Arrecife, pese a que ésta carecía de titulación para ello. La Guardia Civil grabó decenas de llamadas entre Delgado, entonces concejal, y el exteniente de alcalde, Ubaldo Becerra, que incluso afirmó que le subirían el sueldo para costearle la cuota de autónoma.

Publicidad
Media: 4.44
Votos: 9

El Pleno de la Cámara Alta, en una imagen de archivo. 

Joel Delgado Cáceres, exconcejal del PP en Arrecife y hoy senador por Lanzarote,  pasó al menos cinco meses presionando al entonces teniente de alcalde de ese Ayuntamiento, Ubaldo Becerra, para enchufar a su madre en un puesto de traductora de inglés con cargo al erario público, pese a que ésta no tenía titulación para ello: sabía "un poquito de inglés", según el senador.

De hecho, Becerra se comprometió a pagarle 200 euros más de lo inicialmente previsto, para costearle así la cuota de autónoma, y se conformó con su promesa de que se apuntaría a la Escuela Oficial de Idiomas.

Según la UCO, Delgado se valió de su "estrecha amistad" con Becerra para influir en que "usara su puesto" para intentar que se contratase a A.C., "sin cumplir los requisitos"

Las conversaciones entre ambos se remontan a 2009, y parte de las mismas fue desvelada por distintos medios canarios entonces, pero la documentación a la que ha accedido Público refleja con todo lujo de detalles cómo el entonces concejal y el teniente de alcalde estudiaron diversas fórmulas para contratar a A.C., que incluso renunció a su trabajo para acceder a este puesto a medida, aunque el contrato nunca llegó a materializarse.

En concreto, los resúmenes y transcripciones de decenas de llamadas y mensajes de texto entre Delgado y Becerra, captadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, demuestran, según el Instituto Armado, que Delgado se valió de su "estrecha relación de amistad" con Becerra, para influir en que "usara su puesto político" para intentar que se contratase a A.C., "incluso sin cumplir los requisitos para el puesto de trabajo en cuestión".

En 2014 la juez acordó el sobreseimiento de 17 imputaciones en el marco de la trama Unión, incluida la de Delgado

La Guardia Civil consideró entonces que el concejal del PP y el teniente de alcalde del PIL podrían haber incurrido en un presunto delito de tráfico de influencias y fueron imputados. En 2014, la juez titular del Juzgado número 5 de Arrecife, Silvia Muñoz, acordó el sobreseimiento de 17 imputaciones relacionadas con la trama Unión, entre ellas la de Delgado, dada la ausencia de pruebas para sentarlo en el banquillo. Becerra sí se sentará en el banquillo de los acusados por la presunta comisión de varios delitos en el marco de la misma trama, según medios locales.

Como desveló este diario la semana pasada, Delgado cobró 13.000 euros de dinero público del Cabildo de Lanzarote por la celebración de un espectáculo de humor cuando ya era senador, y no detalló este hecho a la Comisión de Incompatibilidades hasta que habían transcurrido varios meses, y tras enviar dos escritos distintos a la Cámara Alta en los que obviaba este cobro.

En concreto, remitió un correo electrónico a la letrada del Senado cuando habían transcurrido nueve meses y medio desde la realización del show, admitiendo su "error" y comprometiéndose a devolver parte del dinero en caso de haber incurrido en incompatibilidad. A día de hoy, afirma estar esperando una respuesta por parte de la cámara.

Becerra saca pecho porque A.C. "va a ganar más dinero" como autónoma, y afirma que hay que incluir el seguro de autónomos en "la cantidad que quiere cobrar"

Por su parte, cuestionado por este medio, Delgado ha rechazado hacer ningún tipo de comentario sobre esta información. 

"Sin decir ni mu" del parentesco

Las presiones de Delgado se desarrollaron al menos durante cinco meses: las conversaciones están fechadas entre el 12 de febrero de 2009 y el 21 de mayo de ese mismo año, aunque en una de ellas él reconoce que lleva intentando colocar a A.C. "desde enero".

Y lo hizo, siempre según las grabaciones, sin que el alcalde, Enrique Pérez Parrilla, conociera la relación familiar existente entre Delgado y A.C., y con la advertencia de Becerra de que no podrían "decir ni mu" para que no se enterase la oposición: “Nadie lo sabe”, tranquilizaba  a Delgado.

Las conversaciones prueban que durante esos meses estudiaron diversas fórmulas para contratarla: desde recurriendo a la partición de un contrato de técnico superior en dos plazas para auxiliares administrativos, hasta permitiéndole que facturase como autónoma, especulando también con la posibilidad de contratarla como cargo de confianza por seis meses -"Y luego renovarla"-, y otros tantos escenarios.

"Por si las moscas", decía Becerra, debía ser el alcalde el que firmase este hipotético contrato

Las irregularidades llegan hasta el punto de que Becerra se compromete el 11 de mayo a intentar "adelantar" parte del futurible sueldo de A.C. -"Por los servicios prestados"-, pese a que reconoce que sería "algo extraordinario", ya que le habría correspondido cobrar el 25 de ese mismo mes.

"Por si las moscas", decía Becerra, debía ser el alcalde el que firmase este hipotético contrato, y en la misma lógica A.C. debía decir que sabía "más de lo que sabe" sobre la lengua que supuestamente iba a traducir. 

Además, todas estas conversaciones tienen lugar por teléfono, aunque en algunas ocasiones Becerra asegura a Delgado que "no puede" dar más datos por este canal, e incluso afirma, el 8 de febrero, que su terminal ha sido pinchado.

"La cantidad que quiera cobrar"

En otra de las conversaciones, Becerra saca pecho porque A.C. "va a ganar más dinero" como autónoma, antes de afirmar que hay que incluir el seguro de autónomos en "la cantidad que quiere cobrar". "Dentro de ese precio, dentro de esa cantidad que quiere cobrar, eh, vamos, eh, hay que incluirlo, el seguro de autónomos, porque el seguro de autónomos lo tiene que pagar ella".

"Si la contrata como una profesional va a cobrar más que antes, ¿te parece bien?, pregunta a Delgado. "Yo lo que quiero es que trabaje, Ubaldo", responde el político del PP poco después, en la misma conversación.

Mentiras en las conversaciones

Por otro lado, la Guardia Civil detecta varias mentiras en las conversaciones interceptadas: cuando Becerra llama a Delgado para informarle de que el alcalde ha hablado con la responsable de contratación -sin haberlo hecho, como prueba otra grabación-; cuando el concejal del PIL llama al primer edil para ofrecerle un relato totalmente distinto de los hechos, o cuando, en conversación con E.M., responsable del Departamento de Contratación, A.C. afirma que es traductora, sin serlo.

Delgado: "Joder, joder, es que no puede ser, estoy hasta los huevos, estoy hasta arriba de los exámenes y no soy capaz de concentrarme"

Es notable también el grado de presión de Delgado a Becerra: en varias ocasiones esgrime la difícil situación de su progenitora: los resúmenes de la Guardia Civil recogen que en alguna ocasión el entonces concejal del PP intentó convencer al edil del PIL de que se tenía que "imponer" para lograr la firma del contrato, y el segundo culpó del retraso a los "incompetentes del Ayuntamiento" -4 de mayo-.

"Joder, joder, es que no puede ser, estoy hasta los huevos, estoy hasta arriba de los exámenes y no soy capaz de concentrarme", insistía Delgado el 7 de mayo.

Más noticias en Política y Sociedad