Público
Público

Investidura de Pedro Sánchez Los presos de JxCat defienden la abstención para facilitar la investidura de Sánchez

Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull mandan una carta de siete páginas a la dirección de la formación para exponer sus argumentos. En cambio, el entorno de Puigdemont se decanta por el “no” a Sánchez, con el president Torra como máximo exponente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los diputados de JxCAT, Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull, junto al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. - EFE

Movimiento importante dentro de Junts per Catalunya (JxCat) que demuestra el debate interno que vive ahora mismo la formación. Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, los tres dirigentes del partido que están en prisión, son diputados suspendidos en el Congreso y esperan la sentencia del Tribunal Supremo por el juicio del Procés, se han posicionado a favor de la abstención para facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Según avanza Nació Digital, lo han hecho a través de una carta de siete páginas dirigida a la dirección de JxCat en la que exponen argumentos favorables a su opción.

La posición del partido no es ni mucho menos monolítica sobre la cuestión. El entorno del expresident Carles Puigdemont es mayoritariamente partidario de votar “no” a Sánchez si no hay ningún gesto para avanzar hacia una solución acordada del conflicto catalán. El principal representante de esta posición es el sucesor de Puigdemont al frente de la Generalitat, Quim Torra, y las diputadas en el Congreso Laura Borràs y Míriam Nogueras. En cambio, entre los partidarios de decantarse por la abstención -y facilitar la reelección del líder del PSOE- se encuentran, además de los tres dirigentes encarcelados, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, y el expresidente de la Generalitat Artur Mas, que en las últimas semanas ha recuperado protagonismo político. Puigdemont, por su parte, sería más partidario del “no” a Sánchez, pese a que no cierra la puerta a que se produzca un debate dentro la formación para decidir qué hacer.

JxCat está todavía lejos de tomar una decisión definitiva y en las próximas semanas se prevén diversas reuniones

En concreto, la semana pasada en una entrevista en Catalunya Ràdio, Mas manifestó: “Prefiero que, en Madrid, haya alguien que no tenga la obsesión de aplicar un 155 permanente”.

Los sectores del partido que rechazan cualquier gesto hacia Sánchez argumentan, en cambio, que no ha habido ningún gesto para avanzar hacia algún tipo de solución política del conflicto y que la represión hacia el independentismo continua, como ha demostrado el juicio al Procés y, sobre todo, el papel desarrollado en él por la Fiscalía. Además, miembros de JxCat en el Govern añaden que ni tan siquiera se ha levantado el control financiero de las instituciones catalanas por parte del Estado y, por lo tanto, no puede hacerse un gesto “gratis” hacia Sánchez.

En cualquier caso, JxCat está todavía lejos de tomar una decisión definitiva y en las próximas semanas se prevén diversas reuniones para clarificar la situación. De hecho, este mismo jueves se ha celebrado una en la cárcel de Lledoners -en la que se encuentran casi todos los presos del Procés-, con la participación de Sànchez, Rull, Turull y el concejal en el Ayuntamiento de Barcelona Joaquim Forn y miembros del grupo parlamentario de JxCat. El centro penitenciario será escenario de nuevos encuentros en los días venideros en los que se debatirá a fondo sobre qué hacer en Madrid.

Más noticias en Política y Sociedad