Público
Público

Presos del 'procés' Cuixart descarta pedir un indulto si no se resuelve "el conflicto político"

La nueva obra de Cuixart, Ho tornarem a fer (Ara Llibres), es "un manifiesto personal y colectivo, vital y político" que el líder independentista ha escrito desde la cárcel.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jordi Cuixart responde a las preguntas del fiscal. (EFE | TRIBUNAL SUPREMO)

El presidente de Òmnium Cultural en prisión preventiva, Jordi Cuixart, afirma en su nuevo libro que, si resulta condenado, "no tendría sentido" pedir un indulto si no existe voluntad por parte del Estado de "resolver democráticamente el conflicto político".

La nueva obra de Cuixart, Ho tornarem a fer (Ara Llibres), es "un manifiesto personal y colectivo, vital y político" que el líder independentista ha escrito desde la cárcel.

En el libro hace un llamamiento a "perder el miedo y a ejercer en conciencia las libertades fundamentales" que cree que están amenazadas en Catalunya y "en todo el mundo".

Cuixart enfatiza que su objetivo no es poder obtener un indulto, si es condenado, sino solucionar el conflicto catalán. "Tenemos que explicar serenamente que no pediremos un indulto que no tendría sentido, porque el objetivo no es salir a cualquier precio de la prisión sino resolver democráticamente el conflicto político", afirma.

Carga contra Marchena

Para Cuixart, "un indulto sin voluntad de afrontar el problema por parte del Estado solo revelaría su voluntad de perpetuarlo en perjuicio de las próximas generaciones", escribe el presidente de Òmnium.

En este manifiesto carga también contra el juez del Tribunal Supremo Manuel Marchena, al que acusa de haber demostrado "una actitud autoritaria" durante el proceso judicial, y de no haber velado "por la celebración de un juicio justo".

Además, Cuixart arguye que el derecho a la defensa de los políticos catalanes presos "se ha visto vulnerado en diversas ocasiones". El libro también dedica un capítulo a la "desobediencia civil", en el que defiende "la presión ciudadana" como herramienta para "cambiar el inmovilismo al cual tiende la legalidad y el estado de derecho".

Algo que ve refrendado en el hecho de que, a su modo de ver, "la historia nos enseña que sin lucha no hay conquistas colectivas". Al hilo de esto, Cuixart defiende "desafiar la represión, romper el asedio psicológico y desactivar los efectos sociopolíticos" como la mejor respuesta ante la "opresión".

Más noticias en Política y Sociedad