Público
Público

Presupuestos 2017 Los Presupuestos pasan su primera criba pendientes de cerrar el acuerdo con el socio canario del PSOE

Tras el debate de casi 6.000 enmiendas, Montoro sólo acepta una enmienda de la oposición, de Podemos, además de las pactadas con Ciudadanos, PNV y los minoritarios CC, UPN y Foro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión de Presupuestos, con las enmiendas. EUROPA PRESS

La comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados ha aprobado a primera hora de esta tarde el dictamen sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, que será debatido a partir del próximo lunes en el pleno del Congreso de los Diputados. Este ha sido el primer trámite parlamentario de las cuentas públicas para el actual ejercicio.

El proyecto de PGE del Gobierno ha superado esta primera criba sin despejar la incógnita de su aprobación la semana próxima en el pleno de la Cámara Baja en el que el grupo popular y sus aliados UPN y Foro necesitan el respaldo de al menos un voto más para añadir los apoyos ya pactados de Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria.

El diputado Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, formación que concurrió en coalición con el PSOE en Las Palmas en las pasadas elecciones, está negociando actualmente su respaldo. Fuentes conocedoras de las conversaciones dan por seguro el acuerdo final entre este parlamentario canario y el Gobierno.

Ambas partes tienen de tiempo hasta el martes próximo a última hora de la tarde cuando se realizará la primera votación en el pleno de la cámara en la que el Gobierno necesita garantizarse 176 respaldos, la mayoría absoluta, para eliminar la modificación o el rechazo de la iniciativa. En cualquier caso, la probación del proyecto de PGE requiere mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra.

Pero, mientras tanto, el ministro Montoro y el grupo parlamentario popular se han mostrado inflexibles durante el debate del proyecto en la comisión de Presupuestos. Tras el galimatías sobre el veto a 4.000 enmiendas de la oposición de las 6.000 presentadas finalmente, mediante un mecanismo técnico, se han podido debatir todas. Pero con un nulo efecto sobre el texto remitido por el Gobierno.

Tras tres días de debates, tan sólo se han incorporado al proyecto de Montoro las enmiendas planteadas por el propio grupo popular y las pactadas con Ciudadanos, el PNV y los minoritarios UPN, Foro y CC. Del resto de la oposición, apenas ha colado una, pero modificada por el PP, del grupo Unidos Podemos relativa a los trabajadores de Ifema, el recinto ferial madrileño.

Previamente, el Gobierno, haciendo uso de su prerrogativa constitucional, había vetado unas 400, mientras que en la ponencia se incorporaron siete enmiendas, de las que cuatro fueron del grupo socialista, una de Unidos Podemos y otra de Ciudadanos. El resto, han sido rechazadas en las votaciones realizadas este miércoles al filo de la medianoche y este jueves pasado el mediodía. Han sido más de 500 votaciones diferentes.

El debate final del proyecto de PGE se celebrará durante tres días, en los que se realizarán dos votaciones –el martes a última hora del día– y el miércoles cuando finalicen todas las intervenciones. En esos días, los diferentes miembros del Gobierno defenderán sus respectivas secciones presupuestarias, mientras que los portavoces de los diferentes grupos de la oposición harán lo propio con las enmiendas parciales que mantengan vivas.

Si el proyecto de PGE supera la prueba, pasará al Senado, cámara en la que las cuentas públicas del Gobierno para este año no corren ningún riesgo, ya que el grupo popular tiene la mayoría absoluta. Si en la Cámara Alta no se introduce ninguna variación, el proyecto irá directamente al Boletín Oficial del Estado para su entrada en vigor. Si hay alguna variación, por mínima que sea, el texto deberá volver al Congreso de los Diputados para ratificar exclusivamente sobre las modificaciones realizadas.

Más noticias en Política y Sociedad