Público
Público

Presupuestos de 2019 Carmen Calvo mantiene intensas negociaciones con altos cargos de la Generalitat para que apoyen los Presupuestos

La vicepresidenta hace un último intento antes del Consejo de Gobierno de Barcelona donde Sánchez se reunirá con Torra. La idea de un pacto triple presupuestario está sobre la mesa, más aún cuando la Generalitat está comenzando las negociaciones para conseguir apoyos para sus propias cuentas.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el president de la Generalitat, Quim Torra - Archivo - ACN

El Gobierno no tira la toalla y no se resigna a que no haya Presupuestos Generales del Estado para 2019 y, para ello, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se está empleando a fondo y está manteniendo intensas negociaciones con la consellera de Presidencia, Elsa Artadi; y el vicepresidente de la Generalitat, de ERC, Pere Aragonès.

Según fuentes consultadas, las negociaciones se están manteniendo en un ámbito muy discreto y el "puente aéreo" y los teléfonos está utilizándose en ambas direcciones, en un clima muy distinto a las manifestaciones que se hacen públicamente. De hecho, dichas fuentes apuntan que se están negociando aspectos presupuestarios muy concretos, es decir, cuestiones sobre el contenido de las Cuentas del Estado que afectan a Catalunya y que constituyen reivindicaciones concretas de los partidos independentistas.

Fuentes de la Generalitat también confirman a Público que hay movimientos en esta dirección. Consideran que la advertencia de un posible adelanto electoral ha hecho efecto en los partidos catalanes a quienes no les conviene que PP o Ciudadanos gane unas generales y vuelva a haber un gobierno de la derecha. Sin embargo, el discurso oficial de ERC es que no se mueven de su postura. Ante estas afirmaciones, el partido catalán asegura que no mantiene negociaciones con el Gobierno para aprobar los Presupuestos Generales y que su condición siempre ha sido la misma.

Aunque las conversaciones entre Calvo, Artadi y Aragonès no son nuevas. En octubre ya se reunieron para tratar "las posibilidades que se abrirían para Catalunya con los nuevos Presupuestos". El Ejecutivo otorgaría 2.000 millones a la Generalitat. Además, la vicepresidenta aseguró que para ella es "bastante habitual" reunirse con ambos políticos catalanes.

Unos aliados inesperados del Gobierno son algunos alcaldes de PDeCAT y ERC, a los que no les conviene una prórroga de los PGE del PP

Un aliado inesperado del Gobierno están siendo algunos de los alcaldes de PDeCAT y ERC, que gobiernan en torno a 700 alcaldías en Catalunya y que ven un perjuicio a sus intereses y a los de sus ciudadanos si se prorrogan los Presupuestos que aprobó el Partido Popular. En esta postura pesa mucho el hecho de que también hay elecciones municipales en Catalunya el 26 de mayo de 2019. En concreto, los republicanos no quieren nuevas elecciones generales y buscan tener margen presupuestario para promover iniciativas sociales antes de que lleguen los comicios. La principal forma de diferenciarse de PDeCAT.

En esta posición está también la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ya lanzó la idea de un pacto presupuestario a tres: a nivel de Gobierno, de Generalitat y de Ayuntamiento. En esta dirección apuntó, curiosamente, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà. "Si creen que es tan, tan beneficioso para la ciudadanía la aprobación de los presupuestos, lo tienen muy fácil: que llamen al señor Iceta y que diga que va a colaborar con el Gobierno de Catalunya", afirmó en los pasillos de la Cámara Baja. 

Los comunes piden una inversión para aprobar las cuentas de la Generalitat que requiere la aprobación de los PGE de 2019 

Acto seguido, Tardà volvió a asegurar que las exigencias de su partido habían sido claras: instar a Fiscalía a retirar los cargos. "Si el presidente del Gobierno considera que tiene que adelantar las elecciones que lo haga. No tenemos ningún problema. Hemos hecho los deberes, les dimos la gobernación del Estado español, hemos colaborado con este Gobierno aprobando reales decretos y hemos trabajado para crear un marco de diálogo para una futura negociación. Nosotros hemos cumplido, somos gente coherente y muy honesta. Los que no han hecho los deberes son ellos", afirmó el portavoz de ERC.

Pero ya la idea se puso sobre la palestra y es uno de los temas que se trata entre las fuerzas catalanas. Los presupuestos de la Generalitat no tienen un camino fácil. ERC y PDeCAT están comenzando las negociaciones con los comunes con los que se reunirán este jueves y que proponen invertir unos 1.700 millones de euros en políticas sociales. Una inversión que no es posible si no se cuenta con los 2.000 millones que los PGE dan a la Generalitat.

Preparar el terreno para la reunión de Sánchez y Torra

El objetivo de Calvo, a quien todo el mundo reconoce una gran capacidad negociadora, es poder tener algo concreto cuando en el mes de diciembre se celebre el Consejo de Gobierno en Barcelona, porque casi con toda seguridad habrá también un encuentro entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

No obstante, fuente del Ejecutivo y del PSC ven todavía muy lejano un apoyo de los dos partidos independentistas al considerar que han puesto el listón tan alto al vincular cualquier apoyo a la situación de los presos por el 'procés', que hace difícil que reconsideren dicha posición. Tampoco ayudan los últimos enfrentamientos entre miembros del Gobierno y de ERC, como fue el ‘rifirrafe’ entre el ministro de Exterior; Josep Borrell, y el diputado del partido catalán; Gabriel Rufián.

El PSC está dejando actuar al Gobierno y por ellos no va a quedar echar una mano para que salgan los PGE, a cambio de apoyar los de la Generalitat

Además, por lo que el Gobierno no está dispuesto a transigir es por ningún actuación en el ámbito judicial, ni mucho menos plantear un posible indulto de los dirigentes independentistas si son finalmente condenados.

El PSC; por su parte, está dejando actuar al Gobierno aunque sigue de cerca las negociaciones y por ellos no va a quedar echar una mano al Gobierno para que salgan los Presupuestos Generales del Estado, a cambio de apoyar los de la Generalitat o los de otros ayuntamientos, incluido el de Barcelona.

Otro gran aliado del Gobierno es En Comú Podem. Desde la formación catalana aseguran que siguen mantienen conversaciones con todas las partes para lograr un acuerdo con el que se consiga aprobar los Presupuestos. "No hemos dejado de pelear porque es un acuerdo objetivamente bueno para Catalunya después de todos los recortes del Partido Popular. Además de las mejoras en dependencia, vivienda o educación, tenemos dos mil millones de euros destinados a la Generalitat. Esta partida es necesaria para Catalunya", insisten.

La relación entre los Presupuestos Generales del Estado y los de la Generalitat recae en esto: "La Generalitat no se puede cerrar en banda. En Catalunya tenemos movilizaciones que reclaman cambios sociales, una Generalitat paralizada y con crispaciones entre ellos y que necesita recursos para responder a las necesidades de la ciudadanía". 

Más noticias en Política y Sociedad