Público
Público

Los Presupuestos de 2019 PP y Ciudadanos impiden tramitar la reforma para evitar el veto del Senado al Presupuesto

El PSOE acusa a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, de "filibusterismo político". e intentará tramitar el cambio legislativo como ley Orgánica por vía de urgencia y lectura única dentro de dos semanas

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

La portavoz del PSOE Adriana Lastra, en los pasillos del Congreso, tras la reunión de la Junta de Portavoces . EFE/Fernando Alvarado

La mayoría que tienen en la Mesa del Congreso PP y Ciudadanos ha empezado a torpedear las intenciones del Gobierno, y este martes impidió que saliera adelante la solicitud de PSOE y Unidos Podemos de reformar por el trámite de la vía de urgencia la Ley de Estabilidad, con el objetivo de impedir el veto del Senado y retirarle la postestad de ser determinante en este asunto.

La decisión de la mayoría de la Mesa causó indignación en el PSOE que acusó a la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, de "filibusterismo político" y de haberse saltado el informe de los letrados que apostaban por dar vía libre a esta tramitación de la reforma. Además, la decisión se tomó antes de que la Junta de Portavoces abordara el tema, algo inédito en toda la etapa democrática.

La portavoz socialista, Adriana Lastra, explicó que el PSOE no se va a rendir y, en dos semanas, presentará en la Junta de Portavoces de nuevo esta propuesta de reforma para que se tramite en el pleno por vía urgente y lectura única.

Lastra indicó que espera que una vez aprobado en la Junta, la Mesa no vuelva a impedir su debate en pleno, y que dé trámite a dicha petición. No obstante, no está clara la actuación que pueda tener la Mesa y no es descartable que, de nuevo, impida llevar al pleno esta reforma, aunque algunas fuentes apuntan que ya sería una clara vulneración de la ley y del propio Reglamento del Congreso.

Que no se tramite esta reforma no impide al Gobierno presentar los Presupuestos cuando tiene previsto —en noviembre o a principios de diciembre— pero dificulta muy mucho su aprobación si el Senado mantiene la posibilidad de veto a la ley de estabilidad.

En todo caso, la posición adoptada por la Mesa retrasará mucho la tramitación parlamentaria, aún en el caso de que sea aceptada su tramitación dentro de dos semanas y, sobre todo, si se rechaza la vía de urgencia y sólo se admite tramitar por lectura única. Si este fuese el caso, el Senado puede paralizar mucho tiempo la aprobación de dicha reforma.