Público
Público

Presupuestos de 2019 El PSOE se comprometió en la oposición a llevar a cabo la mayoría de las medidas que reclama Unidos Podemos

El Gobierno y el grupo confederal están cerca de cerrar las negociaciones sobre un acuerdo del que depende el futuro de los Presupuestos de 2019. De las 17 grandes medidas de Unidos Podemos,14 ya han sido reivindicadas por los socialistas.

Publicidad
Media: 4.90
Votos: 10

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la última reunión que celebraron en Moncloa / EFE

El Gobierno y Unidos Podemos están en plena negociación para cerrar un acuerdo (o no) sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Desde ambas partes sostienen que las conversaciones avanzan en buen camino y ya hay compromisos por parte del Ejecutivo y principios de acuerdo. En una revisión de las exigencias que Unidos Podemos marca ahora al Gobierno para cerrar este pacto, Público ha comprobado que el grueso de ellas son medidas que ya había pedido el PSOE cuando estaba en la oposición o que se encuentran en su programa electoral de las pasadas elecciones generales. En concreto, de los 17 epígrafes que propone el grupo confederal, 14 incluyen medidas que han impulsado los socialistas. Y, comparando las 51 medidas concretas, 39 ya han sido reivindicadas por el PSOE, e incluso algunas lo han sido desde el Gobierno. 

A pesar de esto, hay puntos enfrentados como el impuesto a la banca (aunque es una de las medidas que el PSOE se comprometió a llevar a cabo) o la eliminación de los delitos por injurias a la Corona. Sin embargo, las diferencias no tienen por qué bloquear el acuerdo ya que negocian sin líneas rojas y se valorará el conjunto global que ambas formaciones logren pactar.

Aunque tengan el balance general a favor, juegan con el tiempo en su contra ya que quedan menos de dos semanas para tener que cerrar el acuerdo. El acuerdo tiene que estar cerrado antes del 15 de octubre, cuando el presidente del Gobierno tiene que presentar las líneas maestras de los Presupuestos ante Bruselas. Todavía falta por negociar, pero sí será difícil de explicar que el PSOE no acepte el grueso de las medidas que están puestas sobre la mesa cuando ya las reclamaron desde la oposición. Público revisa cuales son.

"Fin de los alquileres abusivos": el PSOE impulsó una ley

Entre Unidos Podemos y el Gobierno hay un entendimiento en que hay que regular el precio del alquiler. De hecho, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acordaron durante la reunión de Moncloa crear una mesa de negociación específica para tratar los temas de vivienda y es una de las principales exigencias del grupo confederal para aprobar los Presupuestos. Un reforma sobre las que no deberían existir muchas diferencias porque el PSOE ya presentó una proposición de Ley en el Congreso en marzo de 2018 para poner freno al 'boom' del alquiler.

El PSOE presentó una ley para limitar el precio del alquiler al IPC, Podemos pide poner un techo a las "subidas abusivas"

La ley del PSOE no salió adelante porque fue una de las que el PP y Ciudadanos bloquearon conjuntamente en la Mesa del Congreso durante el Gobierno de Mariano Rajoy. Pero, entre las medidas que se proponían, hay coincidencias con las peticiones de Unidos Podemos: limitar la subida de la renta de los inmuebles en alquiler a la evolución del IPC, es decir, "al incremento real del coste de la vida". Mientras que Unidos Podemos pide establecer un techo a las "subidas abusivas" de los precios en "las zonas calientes" y obligar a los grandes propietarios de vivienda a poner los pisos vacíos en alquiler a "un precio asequible en función de sus condiciones". También coinciden ambas propuestas en aumentar la duración de los contratos de alquiler a los cinco años.

Las diferencias principales son que el PSOE proponía en su ley degravaciones a los inquilinos y arrendatarios así como limitar las fianzas para alquilar una vivienda. Mientras que el grupo confederal incluye entre sus medidas acabar con los privilegios fiscales de los grandes especuladores inmobiliarios (SOCIMIS) y ampliar el parque público de vivienda para el alquiler social.

Aunque aquí cabe destacar que, a pesar de que el PSOE no las incluyera en su ley, al menos ampliar el parque público de vivienda para el alquiler social se incluye en la ley de la PAH que fue aprobada en el Congreso con los votos a favor de ambos.

El PSOE ha reivindicado la subida del SMI a 1.000 €

En este epígrafe, Unidos Podemos incluye cuatro medidas de las que tres han sido reclamadas por el PSOE. Sánchez ha afirmado en más de una ocasión que su objetivo es elevar el Salario Mínimo a los mil euros para 2020, aunque sus socios le piden que sea para 2019. Además, el presidente también se comprometió a derogar la reforma laboral del PP, otra de las prioridades del grupo confederal.

También se comprometió en avanzar en una Ley de Igualdad Salarial para combatir la brecha de género, la tercera exigencia de Unidos Podemos. Y, otra vez en los Presupuestos Alternativos, el PSOE incluyó la recuperación del subsidio para personas desempleadas mayores de 52 años y parados de larga duración. 

Ley de dependencia digna, recogida por el PSOE

Muchas de las iniciativas que el PSOE ha pretendido impulsar desde la oposición vienen recogidas en Ahora, tu país: impulsando la España social. Aquí, el PSOE propone "garantizar los derechos de las personas que necesitan apoyos para realizar actividades básicas de la vida diaria, reactivando el Sistema tras los recortes y reformas llevados a cabo por el Gobierno del PP", reclamando una "financiación finalista" que "recupere el nivel concertado e incrementando el nivel mínimo, acerque la financiación del Sistema al 50% entre las Comunidades Autónomas y la Administración General del Estado y devuelva el derecho a las cotizaciones a la Seguridad Social de las cuidadoras no profesionales del Sistema".

Medidas que coinciden con las de Unidos Podemos porque están enfocadas en revertir los recortes del PP: recuperar la cotización para las cuidadoras familiares y para las no profesionales así como el pago de las ayudas a las 30.000 personas que las tienen reconocidas pero no la cobran.

Revalorización de las pensiones, compromiso del PSOE

Desde la oposición, el PSOE ha pedido en varias ocasiones la revalorización de la pensiones en función del IPC anual. De hecho, presentaron una proposición que fue vetada también por el Gobierno de Rajoy. Ahora mismo, el Gobierno ya se ha comprometido a revalorizarlas para 2019 y 2020, aunque desde Unidos Podemos dicen que esto debe blindarse por ley, que es el punto en discordia en las negociaciones ya que el Gobierno rechaza hacerlo sólo por el IPC.

El otro punto en este epígrafe es eliminar el copago farmacéutico para todos los pensionistas. El PSOE propuso en su programa de la 25 iniciativas de noviembre de 2017 la “recuperación de la asistencia sanitaria como derecho de ciudadanía” y la derogación del RDL 16/2012, lo que conlleva “recuperar una cartera común de servicios sanitarios sin exigencia de copagos”. 

Reforzar la Universidad pública, reclamado desde 2016

Para sostener una universidad pública, Unidos Podemos pide que se bajen las tasas universitarias y que se aumenten las becas. Respecto a la primera, el PSOE proponía que las primeras matrículas de los estudiantes de Grado de las universidades públicas fueran gratuitas, de un forma gradual, empezando por los estudiantes con rentas más bajas. 

En la segunda, el PSOE incluía una partida para el aumento de la dotación para becas. En concreto, "aumento de media en la cuantía de las becas (subida adicional de hasta 331 euros por alumno), alcanzando una media de beca de 2.466 euros anuales, recuperando lo perdido desde 2011, y beneficiando con esta medida a 300.000 estudiantes".

La desigualdad en la crianza: leyes y presupuestos

Aquí Unidos Podemos propone avanzar hacia "una red de escuelas de 0 a 3 años pública, gratuita y de calidad", que encaja con la propuesta del PSOE en los Presupuestos alternativos de invertir 474 millones de euros para la creación de 106.000 nuevas plazas públicas gratuitas adicionales para educación infantil en estas etapas. 

Aunque hay diferencias en las medidas concretas, hay coincidencias 
las medidas

Respecto a los permisos de paternidad y maternidad, hay un acuerdo en avanzar en una reforma aunque no en cómo se definirá. La propuesta del PSOE es que cada progenitor tenga para sí 16 semanas, en las que las 6 primeras semanas sean obligatorias y las otras 10 voluntarias. La diferencia con Unidos Podemos es que en esta reforma los permisos se tendrían que coger inmediatamente después del parto o la adopción. Con el grupo confederal son 16 semanas iguales e intransferibles y sin este plazo de tiempo. A pesar de esta diferencia, el PSOE ya ha votado a favor de la ley de Unidos Podemos sobre los permisos con estas características.

Respecto a garantizar la gratuidad del material escolar en las etapas obligatorias e incrementar las ayudas para comedor para combatir la pobreza infantil, el PSOE desde la oposición ha impulsado varios planes de lucha contra la pobreza infantil con propuestas vinculadas a la estrategia del Ingreso Mínimo Vital o al reforzamiento de los servicios sociales de atención a la infancias que son más ambiciosas que estas medidas, por lo que tampoco debería haber oposición. 

Presupuestar la lucha contra las violencias machistas

Unidos Podemos reclama que se financie de manera completa el Pacto de Estado de Violencia de Género. Aquí también coinciden las dos formaciones. En los Presupuestos alternativos del PSOE criticaba que la partida relativa al Pacto de Violencia de Género sólo hubiera incrementado en 80 millones de euros para ponerlo en marcha, en vez de los 200 millones acordados. Por ello, el PSOE se compromete al “cumplimiento definitivo y real del pacto contra la violencia de género para reforzar lucha contra violencia de género, incluyendo las pensiones de orfandad para huérfanos de víctimas de violencia de género”.

Mientras que blindar el "solo sí es sí" en el Código Penal es una reclamación que ha tomado fuerza ya con el Gobierno socialista. En sus primeras semanas, la vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, a raíz de la sentencia de La Manada alegó que "si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no".
A los pocos días, Podemos presentó una propuesta de ley integral que pone en el foco el consentimiento y propone eliminar el delito de abuso sexual de la legislación. Esta ley cuenta con el apoyo de la vicepresidenta del Gobierno.

Derogar las leyes mordaza sí, pero el PSOE se opuso en la oposición a eliminar los delitos de injurias a la Corona

En este epígrafe se encuentra la diferencia más clara. Si bien desde el PSOE se han comprometido en varias ocasiones a derogar la ley mordaza desde la oposición, ahora el Gobierno (igual que ocurre con las reformas laborales) alega que no dan los números en el Congreso para derogarla. Desde Unidos Podemos sostienen que sí, repitiendo la fórmula de votos de la moción de censura.

Pero aún más distancia hay entre las formaciones respecto a eliminar los delitos de injurias a la Corona. El pasado marzo, se votó en el Congreso una proposición de ley de ERC para despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España. Fue justo el mismo día en el que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó a España por imponer una condena por quemar unas fotos del rey en 2007. A pesar de esto, PP, PSOE y Ciudadanos votaron en contra de la propuesta de ERC y se unieron en la defensa de mantener los delitos por injurias a la Corona.

Bajar las cuotas a los autónomos: programa de Gobierno

Unidos Podemos tiene marcada como una de sus prioridades que se bajen las cuotas a los autónomos que tienen menos ingresos. Este ya es uno de los acuerdos a los que ya llegaron Sánchez e Iglesias en su reunión en Moncloa, aunque todavía no se ha concretado los números. También era una de las peticiones del PSOE en la oposición, impulsando reformas en el régimen de autónomos para conseguir que aquellos con ingresos por debajo del salario mínimo no tuvieran que pagar cotizaciones a la Seguridad Social, y que las cotizaciones se adecuaran a los ingresos reales de cada trabajador. 

En la línea de atacar el fraude de los falsos autónomos que también pide Unidos Podemos, el Gobierno ya aprobó el pasado agosto un decreto contra esto y con el que esperan que afloren 40.000 empleos.

Privilegios fiscales de los poderosos en los Presupuestos

Este es el grueso de medidas que será más importante porque sin que se llegue a un acuerdo en política fiscal para aumentar el gasto social, no se puede recaudar el resto de reformas. Hay un entendimiento entre las dos formaciones de reformas y de eliminar privilegios a los que más tienen y mejorar las condiciones de la clase trabajadora. Por ejemplo, uno de los pocos acuerdos que se ha cerrado es bajar el IVA a los productos de primera necesidad.

Las políticas fiscales que pide Podemos ya han sido pedidas por el PSOE, aunque hay diferencias en los tipos y en los números

También hay ya un principio de acuerdo en implantar un impuesto de transacciones financieras (Unidos Podemos pide que sea incluyendo los derivados y el Gobierno sin incluirlos), en modificar el impuesto de sociedades para eliminar los privilegios a las grandes corporaciones y bajar los impuestos a las pymes (falta por concretar el porcentaje exacto) y en aumentar los tipos del IRPF (el grupo confederal pide que sea a partir de las rentas superiores a los 120.000 euros, mientras que el Gobierno se ha plantado en 140.000). Son medidas que el PSOE ha pedido desde la oposición y están incluidas en los Presupuestos alternativos, exceptuando incluir los derivados en el impuesto de transacciones financieras y marcar la subida del IRPF a partir de los 150.000 euros

El impuesto a la banca es la principal traba de este punto. El Gobierno, a pesar de haberse comprometido desde la oposición y de incluirlo en los Presupuestos alternativos, se niega a establecerlo. Algo parecido ocurre con la eliminación de la exención del IBI de la Iglesia, ya que también incluyeron en su programa de Gobierno de 2016 que la Iglesia pagara el IBI. Respecto a la lucha contra el fraude fiscal no hay ningún principio de acuerdo. Fuentes de cercanas a las negociaciones aseguran a Público que se ha avanzado en esta medida, y el PSOE proponía en sus Presupuestos alternativos recaudar 1.500 millones de euros con estas medidas.

Transición energética y factura de la luz: PNL y programa

Esta es en otra de las materias en las que apunta que se puede llegar a un acuerdo sin muchas dificultades, a pesar de que Podemos ha valorado como insuficientes las medidas que hoy ha anunciado el Ejecutivo. En el programa de Gobierno de 2019, el PSOE incluyó las medidas que ahora pide Unidos Podemos: un plan de rehabilitación sostenible de viviendas y edificios, y regeneración urbana, reducir los privilegios de las elétricas,. Además, el pasado marzo, el PSOE registró una Proposición No de Ley en el Congreso con un “ambicioso” plan de “transición energética justa”. 

Además, respecto a la factura de la luz también hay una sintonía entre los líderes de Podemos y PSOE, aunque vuelven a chocar en los números. Fuentes de Podemos han explicado a Público que consideran insuficientes los anuncios del Gobierno y que seguirán intentando negociar que se realicen más reformas. Respecto al bono social, aseguran que es "un tímido avance" y que debe ir más allá e incluir a más personas que están en situación de pobreza energética. Y, con la factura de la luz, critican que la bajada sea de un 5%, reclamando que se reduzca mucho más reduciendo los impuestos a las eléctricas.

Plan de choque en ciencia e I+D+i: acuerdo impulsado

En febrero de este mismo año, el propio Sánchez se comprometía, de la mano de su secretario de Emprendimiento, Ciencia e Innovación, Francisco Polo de medidas que fomenten en este ámbito con un Acuerdo de país por la ciencia y la reindustralización. Los tres ejes de su programa son un marco estable de financiación y más inversión en I+D+i; una garantía encaminada a estabilizar las carreras científicas y promover medidas de retorno e incorporación de jóvenes investigadores; y un refuerzo de la gobernanza del sistema de ciencia y tecnología, eliminando trabas burocráticas. Medidas que están en sintonía con las reclamaciones de Unidos Podemos. 

PSOE también aseguró que endurecería el régimen contra las puertas giratorias

Sin medidas concretas, Unidos Podemos pide endurecer el régimen de incompatibilidades contras las "puertas giratorias". El PSOE lo incluyó en su programa de gobierno de 2016 en el que se comprometía a "regular de manera exhaustiva los conflictos de intereses para evitar el fenómeno de puertas giratorias, con incompatibilidad en los años posteriores al desempeño del cargo, fijando un periodo de incompatibilidad de cinco años para quienes pretendan incorporarse ex novo a empresas del sector sobre el que hayan tenido responsabilidades de regulación o gestión". 

La reforma electoral, de 2016 a negociar con Podemos

En el primer punto, derogar el voto rogado, no hay diferencias entre las propuestas. Sánchez ya se ha comprometido con Iglesias a llevarlo a cabo, y el PSOE lo recogía así en el programa de las elecciones generales de 2016, como en las resoluciones del 39º Congreso Federal del partido. La diferencia estará en "reformar la ley electoral para que todos los votos valgan lo mismo", ya que cuando estuvieron negociando el pasado febrero sobre esta reforma, el PSOE ya mostraban recelos en torno a qué sistema utilizar para que sea más proporcional la elección de los parlamentarios, aunque en un principio se mostraron de acuerdo a las negociaciones.

Sin medidas para revertir el abandono del medio rural

Unidos Podemos busca revertir el abandono del medio rural creando Oficinas de Información y Acción contra la Despoblación, conectando los pueblos a la red y convirtiendo la soberanía alimentaria en un puntal del desarrollo rural. En este ámbito, el PSOE no tiene medidas desarrolladas con profundidad y no establecen reformar para combatir el abandono rural ni una inversión en él en los Presupuestos alternativos ni en el programa de las pasadas elecciones.

Sólo hay medidas del PSOE impulsadas en este ámbito desde Comunidades Autónomas, como Castilla y León.

El PSOE lanzó un Acuerdo Social y Político por la Cultura

En los temas de cultura, tampoco debería haber muchas diferencias ya que el PSOE presentó en su programa de gobierno unas propuestas en este ámbito más ambiciosas de las que ahora le reclaman. Unidos Podemos pide potenciar la producción de cine en todas las lenguas del Estado español garantizando cuota de pantalla, recuperar la programación musical en los medios públicos y devolver la vida a los cines de municipios pequeños y medianos.

Los socialistas proponían, entre muchas otras medidas, promover un Acuerdo Social y Político por la Cultura, recuperar el diálogo y el acuerdo con el sector, la cooperación entre instituciones, Comunidades Autónomas y ayuntamientos, desarrollar una política que responda a la concepción federal del PSOE y que promueva la pluralidad lingüística y cultural del país e incrementar de forma sostenida la dotación  de Cultura en los PGE.

Regular las casas de apuestas: no ha estado en el PSOE

Unidos Podemos propone en su documento "proteger a la ciudadanía contra las casas de apuestas y la ludopatía". Las medidas se concretan en una regulación sobre las nuevas maneras de apostar con las últimas tecnologías, sobre todo, debido a la proliferación de las casas de apuestas en los barrios populares. Para ello, se proponen prohibir la publicidad “de las formas más modernas y lesivas de juego” y subir los impuestos a las empresas que se dedican a estas actividades.

No hay ninguna iniciativa tramitada por el PSOE en el Congreso sobre esta regulación y tampoco aparece en ninguno de los documentos de las principales medidas que los socialistas han llevado desde la oposición. Aunque sí han impulsado leyes para regular las casas de apuestas en algunas Comunidades Autónomas, como es el caso de Murcia.