Público
Público

Presupuestos PSOE y UP, a punto de cerrar el borrador de los Presupuestos, con mayor carga fiscal para rentas y patrimonios altos

Pablo Iglesias dio este jueves su bendición al esqueleto de las cuentas públicas. El Ejecutivo contempla elevar el techo de gasto, pero pospondrá la reforma completa del sistema fiscal. El borrador podría estar listo durante la próxima semana.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en el acto de la firma del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo del Gobierno con los líderes de la CEOE, Cepyme, CC.OO. y UGT en el Palacio de la Monclo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en el acto de la firma del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo del Gobierno con los líderes de la CEOE, Cepyme, CC.OO. y UGT en el Palacio de la Moncloa, a principios de julio. / E.P.

Manuel Sánchez / Alejandro López de miguel

Con la premura de presentar el techo de gasto antes de final de mes, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, están muy cerca de sellar el borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. 

Según fuentes de la negociación consultadas por Público, y aunque persisten algunas diferencias, ambos representantes de los partidos del Gobierno de coalición están a punto de cerrar el apartado sobre fiscalidad y el techo de gasto, los dos temas que más separaban a los dos socios de Gobierno. El miércoles, Montero afirmó que ya tenía "el 80% del Presupuesto elaborado".

El borrador podría estar listo durante la próxima semana, para después ser presentado por Sánchez e Iglesias

De no torcerse las negociaciones entre ambos socios, todo apunta a que el borrador podría estar listo la próxima semana, para que después sea presentado conjuntamente por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. Posteriormente, comenzarían las negociaciones formales para recabar apoyos.

El modelo fiscal, la parte del león, tampoco está cerrado de manera definitiva, si bien Unidas Podemos ha asumido que no se incluirán todas las subidas impositivas que se marcan en el acuerdo del Gobierno de coalición. Sí habrá un aumento de la presión fiscal para las rentas y patrimonios más altos, aún por concretar. 

De hecho, el propio vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, bendijo públicamente estas cuentas en una entrevista en la emisora Carne Cruda, este jueves: "Va a haber elementos de justicia fiscal que van a gustar a quienes llevan años exigiendo una mejora en el carácter redistributivo de los impuestos", afirmó Iglesias, sin avanzar detalles.

La propia Montero ya lo había anticipado el martes, cuando avisó de que habría "ajustes" en los impuestos, pero reconoció que no tendría lugar la reforma en profundidad que aparece en el acuerdo. Montero lleva desde junio advirtiendo de que, dada la enorme incidencia de la pandemia de la covid-19, es necesario "adaptar" el acuerdo de coalición. 

En varias ocasiones, los de Iglesias y el propio vicepresidente segundo han afirmado públicamente que el acuerdo es "ley", si bien han renunciado a su impuesto a las grandes fortunas, y hoy cuentan con el compromiso de Montero de que no hay renuncia a la reforma fiscal pactada, que deberá abordarse en futuros ejercicios presupuestarios.

En cuanto al techo de gasto, se fijará un objetivo "ambicioso". Según fuentes consultadas, se están elaborando unos Presupuestos "expansivos e inversores"

En cuanto al techo de gasto, se fijará un objetivo "ambicioso" ya que, según fuentes consultadas, se están elaborando unos Presupuestos "expansivos e inversores", aunque sin descuidar el objetivo de déficit. Desde ambos partidos ya reconocían que habría que elevar el techo de gasto ya aprobado en febrero, antes del estallido de la pandemia de coronavirus, para contar con un mayor margen.

Por otro lado, el hecho de que Iglesias bendiga públicamente estas cuentas no es menor, dada la evidente tensión entre ambos socios esta semana, con las dos rondas de contactos paralelas -y, en el caso de ERC, coincidentes- protagonizadas por el vicepresidente segundo y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Si el Gobierno empezaba la semana recalcando que es Montero quien debe liderar las negociaciones para buscar apoyos, el visto bueno de Iglesias viene a significar una suerte de entendimiento. O, cuanto menos, de tregua.

Subir los impuestos sin espantar a Ciudadanos

Con el borrador, el Ejecutivo pretende ejecutar una difícil jugada: por un lado, que los Presupuestos sean generosos en materia de gasto e inversión, y a su vez que no conlleven una gran subida impositiva, para intentar contentar tanto a los socios del investidura como a Ciudadanos. Y, para ello, se tiene muy en cuenta el papel que pueden jugar los fondos europeos que llegarán a España.

De hecho, y si bien ha habido tensiones en las últimas semanas, en Unidas Podemos reconocen abiertamente que los fondos europeos permiten dibujar un horizonte de gasto que no habrían podido siquiera imaginar. "Ni en nuestros mejores sueños", es la frase más repetida.

Esto, además, abre la posibilidad de sumar a los Presupuestos a otras formaciones de izquierda, siempre exigentes con el techo de gasto, como ERC y Bildu, lo que garantizaría la aprobación de las Cuentas Públicas.

Más noticias