Público
Público

Presupuestos El Senado también refrenda el techo de gasto del Gobierno y rompe con el legado de Rajoy

La Cámara Alta, al igual que el Congreso, aprueba los techos de gasto previstos por el Ejecutivo para 2020 y 2021 por 133 votos a favor, 109 votos en contra y 14 abstenciones. La última cifra aprobada era de julio de 2017 y fue promovida por el PP.

María Jesús Montero Senado
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este miércoles en el Senado / EFE

Pedro Sánchez respira más tranquilo desde este miércoles y ve más despejado el camino hacia la presentación de un proyecto de Presupuestos Generales del Estado. El Senado ha dado su visto bueno a la senda de déficit y al techo de gasto propuesto por el Gobierno para 2020 y 2021, por lo que las cifras quedan definitivamente aprobadas, después de que fueran refrendadas por el Congreso la pasada semana.

Con 133 votos a favor, 109 votos en contra y 14 abstenciones, la Cámara Alta ha apoyado el límite de gasto no financiero previsto por el Ejecutivo. El Consejo de Ministros presentó hace unas semanas sus cifras y anunció un incremento del 3,8% del techo de gasto, lo que supone 127.609 millones de euros; esta subida tiene como base el gasto efectivo realizado en el pasado ejercicio, que ascendió hasta los 122.899 millones.

Han votado a favor todos los partidos de la Cámara a excepción de Bildu y ERC, que se han abstenido, y de PP, Ciudadanos, Vox y JxCat, que han votado en contra. Al igual que en el Congreso, desde JxCat le han insistido al Gobierno en que el sentido de su voto en esta cuestión no está ligado ni tiene que ver con una futura votación sobre los eventuales Presupuestos: "Nos abrimos a esa negociación", han anunciado.

La votación del Senado rompe con un límite de gasto no financiero que está vigente desde julio de 2017, cuando el Gobierno de Rajoy aprobó su último techo de gasto. En diciembre de 2018, el Gobierno de Sánchez trató de aprobar un techo de gasto, pero la mayoría absoluta de la que disfrutaba el PP en el Senado dio al traste con el plan económico de los socialistas.

La propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se refirió este miércoles a este hecho (el fracaso de sus cifras en 2018 en la Cámara Alta) como el "primer paso del bloqueo político que acabó llevándonos a las elecciones" del 28 de abril de 2019. Tras no superar este trámite, los de Sánchez presentaron unos Presupuestos ajustados a la previsión de gasto establecida por el Gobierno de Rajoy un año antes, unas cuentas que posteriormente fueron rechazadas en el Congreso.

"Necesitamos unas nuevas cuentas públicas que reflejen las prioridades del Gobierno de coalición. La senda actual es irreal y no se corresponde con el momento en que vivimos", ha comenzado su intervención la ministra de Hacienda, que ha advertido de los peligros de continuar con la senda de déficit y con el techo de gasto aprobados en 2017.

Montero ha hecho especial hincapié, como ya hiciera en el Congreso la pasada semana, en los "riesgos" de no actualizar las cifras actuales, sobre todo en materia de flexibilidad en el gasto de los ayuntamientos, comunidades y otras entidades territoriales: "La senda que traemos a la Cámara contiene la flexibilidad que se requiere en este momento. La realidad actual supera la postura cerrada de la senda actual. Esto es una apuesta por la gestión de las Comunidades Autónomas", ha insistido la ministra.

También ha alertado Montero de la necesidad de tener unos Presupuestos ajustados a un límite de gasto no financiero actual ante la incertidumbre económica que provocan sucesos como la irrupción del Coronavirus, "ya que no sabemos cuál puede ser el impacto real en la economía europea y en la española".

El PP se resiste a tumbar el veto del Senado al techo de gasto

Antes del debate sobre los objetivos de déficit, el Senado había debatido y rechazado una moción presentada por el PP para instar al PSOE a retirar del trámite parlamentario su reforma de la ley de estabilidad presupuestaria. El Congreso admitió a trámite hace unas semanas una iniciativa de los socialistas para levantar el veto al techo de gasto que actualmente tiene el Senado.

A diferencia de lo que ocurre con el resto de leyes, la Cámara Alta sí que puede rechazar las cifras previstas por un Gobierno en este sentido, sin que el Congreso pueda levantar este veto. Esto es así gracias a una reforma introducida por Rajoy en el 2012 que, entre otras medidas, otorgaba esta facultad a una Cámara en la que el PP ha tenido importantes mayorías históricamente.

Tras fracasar su moción, los conservadores han acusado al Gobierno y al Grupo Socialista de querer "amordazar" al Senado con la supresión de su veto al límite de gasto no financiero. "Bienvenida al lugar al que no le gusta venir, a la Cámara de representación de la soberanía nacional que su Gobierno quiere amordazar", ha asegurado el senador del PP Vicente Marí.

Marí ha cargado duramente contra la política fiscal planteada por el Ejecutivo y ha acusado a Montero de "inventarse impuestos para cuadrar a martillazos el gasto público", en referencia a la Tasa Tobin, la Tasa Google o el denominado 'impuesto al diésel'.

Más noticias