Público
Público

Previsiones económicas El Gobierno prevé que el PIB se desplomará un 9,2% y el paro subirá al 19% por el impacto del coronavirus

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y la ministra de Hacienda han comparecido este viernes, horas después de que el Ejecutivo enviara a Bruselas el Programa de Estabilidad 2020-2023; el Plan Nacional de Reformas y la actualización del cuadro macroeconómico, desfasado por la pandemia. La recuperación será gradual, y en 2021 se espera una recuperación del 6,8% del PIB. El déficit se disparará hasta el 10,34 % del PIB en 2020.

Captura de la señal institucional de Moncloa de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño y la ministra Portavoz, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. - EFE
Captura de la señal institucional de Moncloa de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño y la ministra Portavoz, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. - EFE

Alejandro López de miguel/ Manuel Sánchez

El Gobierno ya ha puesto cifras al impacto económico del coronavirus. Prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) se desplome un 9,2% en 2020, en un contexto en el que el FMI pronostica una caída del 7,5% del PIB de la Zona Euro. La recuperación será gradual, y en 2021 se espera una incremento del 6,8% del PIB. El paro alcanzará el 19%, y en 2021 apenas bajará al 17,3%. 

Así lo han explicado este viernes la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una rueda de prensa desde el Palacio de La Moncloa. "La llegada de la pandemia ha trastocado todas las previsiones económicas", admitía Calviño, incidiendo en que antes de la llegada del virus España crecía a buen ritmo y generaba empleo. "El escenario ha cambiado por completo".

Según los datos facilitados por Calviño, el consumo de los hogares ha caído un 8,8%; la inversión se ha reducido en un 25,5%, y las exportaciones han caído un 27,1%. Además, el déficit se disparará hasta el 10,34 % del PIB en 2020.

De hecho, preguntada por cuándo será posible recuperar los niveles de PIB anteriores a esta crisis, Calviño ha señalado que los sectores productivos "irán recuperando su actividad" cuando comience la desescalada -a partir del 11 de mayo- y "cuando se recupere demanda agregada nacional e internacional".

En las últimas horas del jueves, en el límite del plazo marcado por la Comisión Europea, el Ejecutivo remitió a Bruselas el Programa de Estabilidad 2020-2023, junto al Plan Nacional de Reformas, así como la actualización del cuadro macroeconómico, totalmente desfasado por el impacto de la pandemia.

Calviño: "La llegada de la pandemia ha trastocado todas las previsiones económicas"

A finales de febrero, apenas un par de semanas antes de la declaración del estado de alarma y del confinamiento decretado para frenar la expansión de la Covid-19, el Gobierno obtuvo luz verde en el Congreso de los Diputados para la senda de déficit, así como para el cuadro macroeconómico sobre el que tenía previsto construir el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2020.

El impacto del virus ha forzado al Ejecutivo a descartar estos planes, y hoy trabaja en unas nuevas cuentas públicas "de reconstrucción" para 2021.

El parón en la actividad económica y productiva ya se ha visto reflejado en las previsiones de varios organismos económicos: El Fondo Monetario Internacional pronosticó un desplome del PIB del 8%, y el Banco de España anticipó una caída de hasta el 13%, en el peor de los escenarios contemplados.

El jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer que el PIB se hundió un 5,2% sólo entre enero y marzo, una caída sin precedentes en toda su serie histórica (desde 1970), a pesar de que el daño de la pandemia, según Calviño, empezó a dejarse notar en la segunda quincena de marzo. "Los datos del segundo trimestre serán muy duros", advertía.

Hasta ahora, el mayor desplome registrado por el INE tuvo lugar en el primer trimestre de 2009, en plena crisis económica. Y esta caída fue del 2,6%, la mitad de la registrada en el mismo periodo de 2020.

A su vez, Calviño ha defendido que las medidas aplicadas por el Gobierno, entre ellas las de apoyo a pymes y autónomos y los ERTE, han servido para amortiguar el golpe. De hecho, según la vicepresidenta tercera, pese a que la caída del PIB es mayor que la registrada en la crisis financiera, el paro no alcanzará las mismas cifras gracias a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que ya afectan a cuatro millones de personas.


Más noticias de Política y Sociedad