Público
Público

Primarias del PP Casado responde a Sáenz de Santamaría: "A quien más perjudica ese vídeo es a mí"

El candidato a la presidencia del PP insiste en la celebración de un debate cara a cara con su adversaria, a quien ha advertido de que "la soberbia no hace ganar congresos, pero sí perder elecciones". La posibilidad de celebrar dicho encuentro parece sepultada después de la aparición del vídeo contra los dirigentes del PP que apoyan a la exvicepresidenta.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Pablo Casado, este domingo en un encuentro con sus compromisarios. / EFE

Las tensiones no se apaciguan tras la difusión este viernes del vídeo contra tres exministros del Partido Popular –Javier Arenas, Cristóbal Montoro y Celia Villalobos– que apoyan la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría a la presidencia de la formación conservadora.

Este domingo, el contrincante de la exvicepresidenta del Gobierno, Pablo Casado, ha "rechazado categóricamente" el audiovisual y se ha considerado el "principal perjudicado" por su difusión. "Vamos a pensar un poco: ese vídeo, ¿a quién beneficia? Porque a quién más perjudica es a mí", ha declarado, aunque ha puntualizado que "nadie" le ha señalado como autor del vídeo.

Sin embargo, las declaraciones del candidato vienen motivadas por las acusaciones indirectas que este ha recibido desde la candidatura de Sáenz de Santamaría, que exigían al equipo que colabora "formal o informalmente" con él "las explicaciones y evaluaciones pertinentes en relación a su participación en un intolerable ataque contra compañeros de partido".

Con esto, además, se recrudece el debate interno en el PP sobre si debería haber debate de cara a esta segunda vuelta de sus primarias. Sobre todo después de que Sáenz de Santamaría, se retractase, tras haber aceptado la semana pasada la celebración de ese encuentro  al que la conminaba Casado, que ha sido partidario de llevarlo a cabo desde el principio.

El debate que pudo ser y (probablemente) no será

A lo largo de esta semana, la posibilidad de celebrar un encuentro cara a cara ha ido alejándose cada vez más: desde la candidatura de la exvicepresidenta ya insistían en que esta prefería reunirse para dialogar, en lugar de lo que consideraba como un enfrentamiento. Y a raíz de la difusión del vídeo de la discordia, parece que ha quedado sepultada por completo.

Este domingo, Sáenz de Santamaría se ha mantenido en esta última posición contraria al cara a cara, lanzando un mensaje a su contrincante, justificando que por delante de a quién de los dos favorecería la celebración de un debate se deben anteponer los intereses tanto del partido como los del país.

Así ha replicado la exvicepresidenta del Ejecutivo a Casado después de que este declarara que "la soberbia no hace ganar congresos, pero sí perder elecciones", refiriéndose a unas declaraciones de Santamaría en una entrevista en el diario ABC en las que indicaba que un debate "le haría mucho daño a él, pero también al partido". Casado, por su parte, afirma que es "partidario" de la "política de dar la cara", y mantiene su apoyo a la celebración del polémico debate.

"Yo no suelo utilizar calificativos de ese porte respecto de mis compañeros de mi partido. He hecho una campaña en positivo y no me voy a mover de ahí", ha respondido Sáenz de Santamaría, quien ha argumentado que muchos compañeros de partido consideran que ese debate entre candidatos de diferentes partidos es "un debate ideológico que tiene mucho sentido", pero al margen de que le hubiera convenido, ha dicho, "por delante están los intereses del PP y los de España, y yo me debo a ellos".

"La persona mejor situada" es ella misma

En declaraciones a los medios de comunicación en Badajoz, acompañada por el presiente regional del partido, José Antonio Monago, la candidata ha insistido en su preferencia de llegar al Congreso con una lista unitaria.

Sáenz de Santamaría se ha referido a las encuestas de opinión publicadas y, según ha dicho, tienen el "criterio unánime" de que "la persona mejor situada" para poder hacer oposición a Pedro Sánchez y para ganar elecciones es ella misma.

En esta línea, ha mantenido que el partido debe pensar en que el tiempo en el que Sánchez se mantenga en el Gobierno sea "el menor posible", para evitar nuevos "ataques" como los vividos desde que llegó a La Moncloa a la "pluralidad" de RTVE o la libertad al derecho de los padres a elegir la educación de los hijos, así como para que no se repitan las "cesiones" concedidas a independentistas y a presos de la banda terrorista ETA, o las anunciadas subidas de impuestos.

Por todo ello, ha reiterado que se va a "dejar la piel" para llegar a un "congreso de unidad", por lo que trabajará esta última semana antes del cónclave en "seguir construyendo un lista de integración, en la que gane todo el partido", sobre el que ha recordado que siempre ha defendido que gobierne la lista más votada. Para ello, ha vuelto a decir que quiere hablar "largo y tendido" con Pablo Casado sobre esta cuestión.

Más noticias en Política y Sociedad