Público
Público

Primarias del PP Margallo admite que el censo del PP es un "espejismo" y arremete contra Sáenz de Santamaría

El candidato a presidir el PP y exministro de Asuntos Exteriores ha afirmado que "no sería nada bueno para el PP y para España" que fuese presidenta del partido Soraya Sáenz de Santamaría, aunque ha añadido que no tiene "nada personal" contra ella, solo a nivel político.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

El candidato a la Presidencia del Partido Popular José Manuel García-Margallo, en Madrid. / EFE

El candidato a presidir el PP y exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo ha considerado este viernes que el PP ha vivido un "espejismo" con al número de militantes, cuya cifra oficial es de 860.000, porque en el proceso interno actual se ha demostrado que muchos "no están".

En una entrevista en la Cadena Ser, Margallo ha dicho que "no le consta" que haya habido presiones por parte de alguna de las candidaturas, como ha denunciado Pablo Casado, otro de los aspirantes.

Pero sí ha apuntado que muchos de los inscritos para votar han sido "incluidos y dirigidos por las personas en cuyo ámbito de actuación se mueven".

También ha afirmado que "no sería nada bueno para el PP y para España" que fuese presidenta del partido Soraya Sáenz de Santamaría, aunque ha añadido que no tiene "nada personal" contra ella, solo a nivel político.

"No he venido a la política a hacer amigos. Desde luego, no le voy a pedir matrimonio a Soraya -ha ironizado- las discrepancias han sido políticas".

Margallo ha reprochado que se hayan puesto "tantos obstáculos" para que los militantes voten, como la inscripción previa para elegir el 5 de julio entre los precandidatos a liderar al partido y votar los compromisarios, que considera "innecesaria".

Y ha criticado, además, el sistema de elección, ya que la decisión de los militantes podría ser revertida "por una especie de consejos de ayatolás", en referencia a los compromisarios que están "mucho más controlados".

Por lo que respecta a la decisión del Gobierno de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, Margallo se ha limitado a señalar que él es partidario de "todo lo que sirva" para convertir este enclave en un "símbolo de reconciliación nacional".

Más noticias en Política y Sociedad