Público
Público

Prisión provisional y sin fianza para la expresidenta del Parlament balear por el "elevado riesgo de fuga"

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha decidido, a petición de la Fiscalía, el ingreso en prisión provisional sin fianza para la expresidenta del Parlament balear y del Consell de Mallorca al considerar

EUROPA PRESS

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha decidido, a petición de la Fiscalía, el ingreso en prisión provisional sin fianza para la expresidenta del Parlament balear y del Consell de Mallorca, Maria Antònia Munar, al considerar que hay riesgo de fuga y la posibilidad de que eluda hacer frente a las responsabilidades civiles que pesan sobre ella en el marco del caso Can Domenge. El tribunal afirma en su auto, de ocho páginas, que la pena de seis años de cárcel recientemente impuesta en el marco del caso Can Domenge "no puede constituirse en el único argumento" para considerar la posibilidad de que eludiese la acción de la Justicia, sino que también se enfrenta a otros cinco años y medio a los que fue condenada en el llamado caso Maquillaje, a lo que se suma un panorama procesal que "se presenta desolador".

El auto asevera también que el "desalentador y negativo" horizonte procesal lleva a concluir que el riesgo de fuga por parte de la acusada "existe y es elevado", justificando de este modo el agravamiento de las medidas cautelares contra la exdirigente histórica de Unió Mallorquina (UM). En su resolución, la Sala, presidida por el magistrado Jesús Gómez-Reino, recalca que además de las dos condenas que pesan sobre Munar y que suman un total de 11 años y medio de cárcel, la exalto cargo está sumida en cerca de una decena de procesos judiciales, de las que se derivaría que se habría beneficiado ilícitamente, desviado fondos públicos y cobrado comisiones, dinero que "probablemente estaría oculto en el extranjero y podría utilizarlo para intentar fugarse".

Así que poco antes de las 15.45 horas Munar llegó a la prisión de Palma en un un coche oficial , un Renault Megane de color gris, donde se subió poco antes de las 15.30 horas con gesto abatido, sin esposar y escoltada por varios agentes policiales.

A su salida de la Audiencia Provincial, fue recibida por una veintena de ciudadanos que han proferido gritos contra ella de "ladrona y a la cárcel".

La decisión llega después de que esta mañana se celebrara una vistilla en la que los fiscales Anticorrupción Juan Carrau y Pedro Horrach solicitaron su ingreso en prisión. La acusación pública, además de referirse a las condenas de los casos Can Domenge y Maquillaje, alegó que la expresidenta podría enfrentarse a una futura condena de entre dos y seis años de prisión por el delito de cohecho que está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 8 de Palma, que indaga el presunto soborno de cuatro millones de euros que habría sido abonado por la promotora Sacresa a exaltos cargos del Consell, entre ellos su expresidenta, a cambio de serle adjudicados los solares de Can Domenge.

Asimismo, aludieron en su intervención a la causa centrada en la contratación supuestamente irregular, por parte del Consorcio de Informática Local de Mallorca (CILMA), dependiente del Consell, de empleados "fantasma" que en realidad habrían efectuado labores en favor de UM. Un procedimiento cuya instrucción está finalizada, en el que Munar está también imputada y que está pendiente de que la Fiscalía presente su escrito de acusación como paso previo a la apertura de juicio oral.

Poco antes de las 15.45 horas Munar llegó a la prisión de Palma en un un coche oficial , un Renault Megane de color gris, donde se subió poco antes de las 15.30 horas con gesto abatido, sin esposar y escoltada por varios agentes policiales 

Carrau y Horrach subrayaron cómo la ex alto cargo continúa imputada en la causa matriz de Maquillaje, centrada en un presunto desvío millonario de fondos desde el Consell a productoras afines a UM y en el marco del cual le fue impuesta a Munar una fianza de 350.000 euros, cuyo pago le permitió en su día eludir el ingreso en prisión de forma preventiva. También se la investiga por presuntos delitos de malversación, uso de información privilegiada, tráfico de influencias, prevaricación y falsedad en una de las piezas separadas del caso Maquillaje.

Munar conoció este martes la sentencia por la que la Sección Segunda le ha condenado a tres años de cárcel por un delito de fraude a la Administración y a otros tres por revelación de secretos a raíz de la venta presuntamente irregular de los solares de Can Domenge a Sacresa, por 30 millones de euros, cantidad inferior a su precio real. La pena se suma a la de cinco años y medio que le fue impuesta por el desvío de 240.000 euros a la productora que controlaba mediante testaferros, junto al exvicepresidente insular Miquel Nadal, mientras ambos ostentaban cargos en la Institución supramunicipal.

La condena es la misma que solicitaba la Fiscalía Anticorrupción, al igual que ha sucedido con el Nadal, quien también ha sido condenado en esta causa, si bien en su caso a cuatro años de prisión (dos por fraude a la administración y otros dos por revelación de secretos). Junto a ellos, el exconseller de Territorio Bartomeu Vicens ha sido condenado, tal como solicitaba la Fiscalía, a ocho meses de prisión; el máximo accionista de la empresa adjudicataria de los terrenos, Román Sanahúja, a un año de cárcel; el exconseller de Hacienda Miquel Ángel Flaquer a un año y al letrado externo de Sacresa, Santiago Fiol, a un año y medio de privación de libertad.

Cabe recordar que en la cárcel de Palma ya se encuentra desde hace más de dos años el exparlamentario de UM y exconsejero de Territorio del Consell de Mallorca, Bartomeu Vicens, mientras que en los próximos días ingresarán en la cárcel otros exdirigentes de UM, concretamente, los exconsejeros de Turismo Miquel Nadal y Francesc Buils. Precisamente, este último entrará en la prisión entre hoy y mañana.

Más noticias de Política y Sociedad