Público
Público

Procés El PP denuncia a los diputados presos por los vídeos grabados desde el Congreso

En el escrito presentado ante la Fiscalía se señala que Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull grabaron cada uno de ellos un corto con afirmaciones "asimilables a la injuria". 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Los diputados presos el pasado lunes 20, cuando fueron a entregar sus credenciales al Congreso. TWITTER/@junqueras

El PP ha presentado este miércoles un escrito ante la Fiscalía en el que pide investigar a los cuatro diputados presos por posibles delitos de desobediencia por los vídeos que publicaron en las redes sociales el pasado lunes 20, cuando fueron a entregar sus credenciales al Congreso, así como por ultrajes e injurias. Según argumenta, las declaraciones revelan "desprecio" a España y forman parte de un "plan preconcebido" con el objetivo de difundir la imagen de "país opresor".

El pasado lunes, cuando Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Oriol Junqueras acudieron al Congreso a recoger su acta de diputados, grabaron varios vídeos desde el interior de la Cámara. El líder republicano, por ejemplo, sólo animó a los suyos a "ganar el domingo y llevar al país hacia la libertad".

En su escrito, el PP recuerda que la providencia del 17 de mayo contenía un mandato expreso de "impedir la realización de cualquier tipo de declaración o comentario ante cualquier medio de comunicación", mandato que, a su juicio, fue "deliberada y premeditadamente incumplido" por los independentistas.

"Un plan concebido"

Según el PP, los vídeos que grabaron cada uno de los diputados evidencia un "plan preconcebido e ideado" con el "deliberado y firme propósito de incumplir el mandato judicial" y de "ofender y menospreciar al Estado español con sus declaraciones".

De hecho, señala que todas las grabaciones presentan características "semejantes" como el formato, el lugar de grabación, la identificación del lugar desde donde se están realizando y la forma de difusión. A su entender, revelan la "ausencia de espontaneidad" y evidencian que fueron "fruto de una actividad diseñada de antemano y ejecutada de manera idéntica por todos ellos".

Tras asegurar que el mandato expreso de la autoridad judicial "fue incumplido", insiste en que esas conductas se llevaron a cabo de modo "preconcebido y planificado" previamente con la finalidad de "ultrajar España y sus instituciones".

Es más, cree que esos vídeos revelan el "más absoluto desprecio" a España y a las instituciones del Estado, en especial el Congreso y el Tribunal Supremo y rechaza que ese comportamiento pueda "incardinarse en la libertad de expresión". Según el PP, las declaraciones emitidas por los presos independentistas muestran una "grave ofensa a España".

Trasladar la imagen de España como "país opresor"

Por todo ello, el PP señala que estos hechos podrían ser constitutivos de un delito de desobediencia tipificado en el artículo 556 del Código Penal, así como de un delito de ultrajes a España, recogido en el articulo 543 de la misma norma.

El PP sostiene que las declaraciones evidencian "desprecio hacia España como Estado" de palabra y con publicidad. El PP entiende que se planificó de antemano para que se difundiera la imagen de España como país represor, en el que existen presos políticos", en el que "no se garantizan los derechos y las libertades", y "se persigue a todo el que discrepa ideológicamente".

"El contenido de tales declaraciones, asimilables a la injuria supuso un ataque y vilipendio de carácter infamante a la imagen y prestigio de la nación española tanto a nivel nacional como internacional, sin el más mínimo respeto o consideración por los derechos y los sentimientos de los demás", añade.

Además, los conservadores indican que estos hechos podrían ser constitutivos del delito tipificado en el artículo 504 del Código Penal, en la medida en que las declaraciones vertidas, en contra del mandato judicial, contienen expresiones injuriosas y calumniosas que "lesionan la dignidad de las instituciones" del Estado y del propio Tribunal Supremo.

Por todo ello, en su denuncia –que ha presentado el secretario general del partido, Teodoro García Egea–, el PP insta a la Fiscalía que acuerde la práctica de cuantas diligencias sean necesarias para la investigación de estos hechos y su posible subsunción típica como infracciones penales.

msl.mpl/ram

Más noticias en Política y Sociedad