Público
Público
Únete a nosotros

PROTESTA TSJC POR LA LIBERTAD DE LOS DETENIDOS "Ni un paso atrás": Miles de personas piden libertad para los detenidos ante el TSJC

Las entidades soberanistas avisan que se quedarán ante el TSJC "hasta que todas las personas detenidas salgan en libertad"

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Manifestantes a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya / XAVI HERRERO

"Estamos decididos a no dar ni un paso atrás". Este es el mensaje del soberanismo al día siguiente de la operación de la Guardia Civil contra los preparativos del referéndum del 1-O, en la que se detuvieron a más de una docena de cargos del Govern. Un mensaje que ha ido acompañado de otra demostración de poder de convocatoria, ante miles de personas, llamadas a manifestarse sólo unas horas antes para pedir la libertad de los detenidos, en una movilización que se ha anunciado como "permanente ".

Jordi Sánchez: "Estaremos presentes físicamente aquí, ante el TSJC, hasta que todos los detenidos salgan en libertad"

"Nuestro estado es la gente, es el pueblo, y es imbatible", ha dicho este mediodía el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, ante las miles de personas que se han concentrado este jueves en el paseo Lluís Companys, ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, convocados por la ANC y Òmnium Cultural.

"Estaremos presentes físicamente aquí, ante el TSJC, hasta que todos los detenidos salgan en libertad", ha advertido Sánchez, visiblemente afónico tras la maratoniana concentración de ayer ante la conselleria de Economia. Sánchez opina que el Estado "ha cruzado todas las líneas aceptables" con las actuaciones de ayer, y que después de esto "ya nada será igual". "Nadie impedirá que votemos, esta es la única respuesta que Rajoy no podrá impedir", ha proclamado, y ha llamado a los manifestantes a utilizar su "gran energía" en "el objetivo principal" del 1 de octubre.

Concentración de protesta ante el TSJC. XAVI HERRERO

Jordi Cuixart: "Lo que estamos haciendo es una revolución en toda regla"

También notablemente afónico ha subido al escenario el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart. Que igualmente ha llamado a permanecer ante el TSJC de forma permanente, hasta la liberación de los detenidos. "No son delincuentes, son héroes", aseguró. "Hoy, ayer y tantos días como sea necesario, el pueblo de Catalunya está parando un verdadero golpe de estado" exclamó, en referencia a las actuaciones del Estado contra el 1-O. Ha opinado que los catalanes son víctimas de una "suspensión de la autonomía y de las libertades individuales y colectivas", y que, por eso mismo, "ya hemos dicho basta, no queremos saber nada más, de este estado ".

Cuixart también se ha referido al 1-O. "Nos quedan 10 días para un referéndum que nos interpela a todos, a los del 'sí' y los del 'no'", ha afirmado. Y ha querido tocar resortes más emocionales cuando ha pedido a los asistentes que "disfruten" del momento, porque "lo que estamos haciendo es una revolución en toda regla" y "esto pasa muy pocas veces en la vida". "Aquí nos conjuramos a no fallaros, y si no falláis, lo tenemos muy cerca", ha concluido.

La manifestación ha llenado hasta la bandera la parte central del Paseo de Lluís Companys desde Arc de Triomf hasta unos metros por debajo de la sede del TSJC. A partir de esta zona, de hecho, el espacio está ocupado por varios equipamientos para las fiestas de la Mercè, que comienzan de forma inminente, este fin de semana. Los organizadores esperan que, ya desde hoy, instalen manifestantes en tiendas de campaña en la explanada central del paseo.

Manifestantes en las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya / XAVI HERRERO

Además de los dos presidentes de las principales entidades independentistas, han tomado la palabra una larga lista de políticos, de todas las sensibilidades y matices diferentes del soberanismo. Inluyendo el ámbito de los Comunes. Por boca del líder de Podemos Catalunya, un Albano Dante Fachín habitual de todo tipo de actos soberanistas. Y también -y esto ya ha sido más novedad- del coordinador de Catalunya en Comú, Xavier Domènech.

Domènech se ha ganado al público cuando ha saludado a los "trabajadores de la estiba" que se han negado a aprovisionar a los dos barcos anclados en el puerto de Barcelona donde se alojan buena parte de los Guardias Civiles y miembros de la Policía Nacional enviados excepcionalmente en Cataluña estos días por el Gobierno central. También ha criticado a aquellos que quieren "acabar con el anhelo" de "decidir libremente nuestro futuro como pueblo", y ha espetado a Rajoy que "no sobrevivirá a la fuerza de un pueblo unido". Unas palabras que ha pronunciado interrumpido por los manifestantes, que han querido atraerle al independentismo con un grito claro: "vota sí".

Nada interrumpido -y sí muy aplaudido- ha sido Fachín, que ha cargado contra una "prensa propiedad de la banca" que quiere "dividir" a los catalanes. "Este pueblo no está dividido entre el sí y el no, sino que está unido en torno a valores irrenunciables: la libertad de expresión y la democracia", ha proclamado Fachín.

Fachín también ha precisado que "hay una prensa que se la juega para informar de lo que pasa". Y en una línea similar se ha expresado el eurodiputado del PDeCAT Ramon Tremosa, que, a la vez que criticaba a "los diarios de Madrid que dicen que sois una minoría fanatizada", ha matizado que "también hay diarios digitales en Madrid" con otro punto de vista. Unas precisiones hechas en una concentración en la que uno de los cánticos preferidos de los asistentes ha sido 'prensa española, manipuladora'. Y en que varios periodistas de cadenas de televisión de ámbito estatal han recibido personalmente estos cánticos.

La concentración, sin embargo, ha sido pacífica en todo momento. Este es un punto en el que insisten particularmente las caras visibles del soberanismo. Lo dijo el día anterior Sánchez, y lo ha repetido hoy: "comportémonos como a ellos les hace más daño, con civismo, fiesta y alegría". "No caigamos en sus provocaciones, evitamos la violencia", ha pedido. Como también lo ha pedido la presidenta del Parlament, Carme Forcadell -muy aplaudida y recibida a los gritos de 'presidenta'-, que ha llamado a "no caer en provocaciones, que es lo que quieren".

Forcadell también ha dicho que "estamos aquí para decir muy alto y muy claro que no tenemos miedo", y que la "mejor manera" de demostrarlo es "ir a votar el 1-O". Su predecesora en el cargo, la democristiana Núria de Gispert, también ha llamado a seguir con las movilizaciones, y ha sido muy gráfica cuando ha pedido a los asistentes que estén "atentos a WhatsApp, preparados para que nos digan dónde ir".

Protesta ante el TSJC en Barcelona. - XAVI HERRERO

También han tomado la palabra -juntas- dos anteriores miembros del Govern imputadas por 9N, la ex vicepresidenta Joana Ortega y la exconsellera de Ensenyament Irene Rigau. Ortega ha expresado que el momento en que "más orgullosa" ha estado de su condición de servidora pública los imputados por aquella consulta siempre se han sentido "orgullosos" de participar, y que el mismo les ha de ocurrir a los detenidos miércoles. Ortega, por su parte, ha lanzado un piropo a los manifestantes, a los que ha dicho que "vosotros sí que sois una estructura de estado".

Más combativa ha sido la diputada de la CUP Gabriela Serra, que cree que el independentismo es ahora "el mayor contrapoder desde la guerra civil", y que ha proclamado que "cuando nosotros perdemos el miedo, ellos tienen miedo". Más poético ha sido el secretario de Economía, Pere Aragonés, que ha lanzado una consigna con resonancias de Espriu: "Nos mantendremos para siempre fieles al servicio de este pueblo". Y los mayores aplausos han sido para un grupo de bomberos de la Generalitat que se han sumado a la convocatoria vestidos en ropa de trabajo. "Somos funcionarios, estamos al servicio del pueblo, y tampoco tenemos miedo", señaló uno de ellos. Antes han tenido un pensamiento para "nuestros policías, que querrían estar aquí hoy, y no pueden".

Policía, de hecho, sólo se ha visto la catalana este jueves ante el TSJC. Una presencia discreta, además: apenas tres agentes ante la puerta del tribunal, y varios coches y furgonetas aparcados en una calle lateral.

Marcha de estudiantes hacia la concentración

Aunque la más numerosa, la concentración ante el TSJC no ha sido la única acción de protesta por las detenciones y la entrada de la Guardia Civil en sedes de la Generalitat. Según ha informado la Guardia Urbana, unos 1.200 universitarios han cortado esta mañana la circulación en la confluencia de la Diagonal con la calle de González Tablas, junto al campus universitario. Mientras unos 700 de ellos han estado en el lugar, otros 500 han iniciado una marcha recorriendo las diferentes facultades hasta sumar un grupo de unos 2.000 estudiantes que se han dirigido a la concentración del paseo de Lluis Companys.

El miércoles por la noche, además, a partir de las diez en punto, tuvieron lugar caceroladas de protesta en cientos de municipios de toda Catalunya. Y durante todo el miércoles se concentraron miles de personas frente a la sede de la conselleria de Economía, así como ante otras sedes del Govern.

Más noticias en Política y Sociedad