Público
Público

Protestas en Francia Las protestas de los chalecos amarillos: tres muertos, 412 detenidos y cientos de heridos

La muerte de un conductor en Arles tras una colisión durante un corte de carretera eleva a tres las víctimas mortales consecuencia de las protestas. El Ejecutivo insta al dialogo y advierte que no dará marcha atrás en su decisión de subir los impuestos a los carburantes.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6

Un manifestante de los chalecos amarillos desafía a los antidisturbios durante las protestas en la Plaza de l'Etoile en París.- Stephane Mahe/REUTERS

Al menos 133 personas han resultado heridas y 412 personas han sido arrestadas en París durante las violentísimas protestas que han sacudido la capital francesa en el día más conflictivo desde el inicio de las protestas del colectivo de los "chalecos amarillos", en el que "grupos de alborotadores" infiltrados entre los manifestantes legítimos, según el Ministerio del Interior francés, han quemado vehículos y negocios, y forzado enfrentamientos contra la Policía.

La policía antidisturbios francesa disparó gases lacrimógenos, granadas de aturdimiento y cañones de agua contra manifestantes que intentaban traspasar cordones de seguridad en el bulevar de los Campos Elíseos en París el sábado antes de la tercera manifestación por el elevado coste de la vida en Francia.

Un conductor ha fallecido en la noche del sábado al domingo en Arles, en el sur de Francia, tras una colisión durante un corte de carretera por las protestas de los conocidos como 'chalecos amarillos' y se convierte así en la tercera víctima mortal consecuencia de las protestas.

El incidente ha ocurrido en torno a las 2.00 horas de esta madrugada en una carretera cercana a Arlés, en el departamento de Bocas del Ródano, cuando un vehículo ha chocado contra la parte trasera de un camión y de inmediato ha sido golpeado por detrás por otro coche. El conductor "ha fallecido en el acto", según han informado fuentes oficiales citadas por la agencia de noticias Reuters.

Durante más de dos semanas, los "gilets jaunes" (chalecos amarillos en francés) han bloqueado carreteras durante sus protestas por toda Francia, representando uno de los desafíos más graves y prolongados a los que Emmanuel Macron se ha enfrentado en sus 18 meses como presidente.

Varios cientos de chalecos amarillos hicieron una sentada bajo el Arco de Triunfo al final de los Campos Elíseos, entonando La Marsellesa, el himno nacional francés, y cánticos como "¡Macron, dimisión!".

A media mañana, unos 2.000 manifestantes según la policía se encontraban en las carreteras aledañas a los Campos Elíseos. Sindicatos policiales dijeron que en todo el país los manifestantes ascendían a 31.000, con 582 bloqueos. Asimismo, Diez policías resultaron heridos, según la portavoz policial Johanna Primevert.

Disturbios

Los enfrentamientos entre policías y manifestantes se han vuelto a repetir este sábado, en tanto que en los Campos Elíseos cerca de 1.500 personas —según las autoridades— se han enfrentado a los antidisturbios que han cargado contra ellos utilizando gases lacrimógenos y cañones de agua.

"200 manifestantes pacíficos en los Campos Elíseos. 1.500 alborotadores en el exterior del perímetro con la intención de deshacerlo. Nuestras fuerzas del orden responden frenando a los violentos: 39 detenciones por el momento", declaró en Twitter el ministro francés del Interior, Christophe Castaner.

Las escenas de violencia y destrozos en este tercer fin de semana consecutivo de protestas contra el alza de impuestos al carburante y el encarecimiento de la vida se repiten desde primera hora de la mañana, cuando medio millar de manifestantes comenzaron a levantar barricadas en avenidas y calles.

La escalada de movilizaciones pone en jaque al Gobierno de Francia, cuyo líder, Emmanuel Macron, está viendo como desciende su apoyo popular. No obstante, parece que el Ejecutivo va a continuar manteniendo su postura en cuanto a la subida de los impuestos de los carburantes, que es la mecha incendiaria de estas movilizaciones.

Más noticias en Política y Sociedad