Público
Público

PSOE y Adelante Andalucía reclaman al Gobierno de Moreno que rectifique y tumbe el hotel en Genoveses

La consejera Crespo dice que se cumplirá con la ley y que la Junta estudiará las alegaciones ecologistas al tiempo que arremete con dureza contra los socialistas a quienes acusa de tener una doble moral

Imagen de la playa de Los Genoveses, en el Parque Natural del Cabo de Gata.
Imagen de la playa de Los Genoveses, en el Parque Natural del Cabo de Gata.

raúl bocanegra

La construcción de un hotel de 30 habitaciones, 70 plazas de aparcamiento y piscina sobre un antiguo cortijo en el paraje virgen frente a la playa de los Genoveses en el Parque Natural del Cabo de Gata llegó este miércoles al Parlamento andaluz, donde se produjo un áspero debate al respecto entre la diputada socialista Noemí Cruz  y la consejera de Agricultura, Carmen Crespo (PP). María Vanessa García, parlamentaria de Adelante Andalucía acusó a la Junta de aplicar "un modelo urbanístico caduco y depredador".

El PSOE reclamó a la consejera que frenase el proyecto y que comprase los suelos para protegerlos de inversiones que puedan dañar el ecosistema de la zona.

"Proteja nuestro paisaje", le instó Cruz, quien acusó a Crespo de "mirar más por los ojos del promotor que por los ojos de la sociedad".

Una iniciativa en change.org llamada No al hotel en Genoveses  acumula ya más de 190.000 firmas desde que se puso en marcha el pasado 24 de junio.

La consejera manifestó que las alegaciones ecologistas se estudiarán y que a la hora de tomar la decisión final se aplicará estrictamente la ley, el Plan de Ordenación del Cabo de Gata, una norma que, agregó, se elaboró en los años de gobierno del PSOE.

Crespo trató también de eludir su responsabilidad a la hora de autorizar –de manera provisional aún– el hotel y la puso, por un lado, en los técnicos, y, por otro, en el Ayuntamiento de Níjar, que gobierna el PSOE, a quien corresponde, dijo, otorgar las licencias municipales. "Esto no está en manos de esta consejera, sino del PSOE", llegó a decir Crespo en su intento de despejar el asunto que, en este momento procesal, está todavía dentro de sus competencias. El informe ambiental aún no está cerrado.

La consejera arremetió con dureza contra el PSOE y le aplicó la estrategia de la tinta del calamar. Parece considerar Crespo que los años de Gobierno de los socialistas les inhabilitan para la crítica política. La consejera sacó varias fotos de construcciones en el Parque Natural que, a su juicio, demuestran la doble moral del PSOE en estos asuntos. "Le puedo poner ejemplos hasta 20", dijo.

Luego, la consejera insistió en que el hotel se podría hacer: "Si la norma lo permite, no tenemos nada que decir. No hay ningún cambio de uso, Ustedes dieron la posibilidad de hacer bodas, comuniones, congresos en la misma finca y también un museo. No hay cambio de uso del suelo. Vamos a mirar las alegaciones, que lo hacen los técnicos, que son los mismos que tenían ustedes".

Luego, Crespo acusó a la diputada Cruz de "faltar a la verdad a los ciudadanos". "Cuando gobiernan hacen una cosa o peor y cuando no gobiernan Por eso muchas personas han firmado, pensaban que era un Algarrobico como el suyo. Está haciendo el ridículo con esto", cerró la consejera.

Verde del semáforo

La diputada del PSOE abrochó también un duro discurso en el que ironizó sobre la pretendida "revolución verde" que pregona el presidente andaluz Juanma Moreno (PP), a quien Ecologistas en Acción –apenas un año y medio después de ser elegido– ya le ha concedido el premio Atila, que tiene como objetivo "distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente".

"El único color verde de Moreno Bonilla es el semáforo verde a la especulación urbanística", le espetó Cruz a Crespo.

La parlamentaria socialista dijo: "Lo autorizan [el hotel] porque quieren. No le está temblando el pulso. Necesitan acudir a una retahíla de mentiras" para sacarse de encima la presión. "En el PSOE no nos oponemos al desarrollo, pero donde no haga daño. Sí nos oponemos a la desigualdad. Quien pueda pagarse el hotelazo de 4 estrellas puede ir a la playa y el resto solo cuando le dejen con las restricciones", lamentó Cruz.

Más noticias