Público
Público

Ley de Memoria Democrática El PSOE mira a Cs para que se sume a su ley de memoria aunque solo puede sacarla adelante con el bloque progresista

Los socialistas defienden "ampliar el espectro de diálogo" sumando a una formación que ha actuado en contra de la memoria antifranquista y se ha mostrado equidistante a la hora de condenar el régimen dictatorial.

28/01/2021.- Imagen de archivo del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, conversando con la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una sesión plenaria en el Congreso. E. Parra / Europa Press
Imagen de archivo del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, conversando con la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una sesión plenaria en el Congreso. E. Parra / Europa Press

El PSOE sigue manteniendo viva la llama de la geometría variable, es decir, buscar pactos con fuerzas políticas de distinto signo para que salga adelante una iniciativa. Y, en aras de querer "ampliar el espectro de diálogo" en el marco del proyecto de Ley de Memoria Democrática, los socialistas han tanteado sumar el apoyo de Ciudadanos, partido que ha actuado en contra de la memoria antifranquista en los diferentes espacios donde está representado.

En este sentido, el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, ha defendido los contactos que el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, ha abierto con Ciudadanos con intención de negociar la nueva norma memorialista planteada por el departamento que actualmente lidera el socialista Félix Bolaños.

Asimismo, ha incidido en que hablar con los naranjas no implica "excluir" de la negociación a ERC o EH Bildu. "No significa excluir a nadie, sino ampliar el marco de interlocución", ha recalcado después de recordar que el PSOE ya negoció con Cs los Presupuestos para 2021, aunque finalmente no los apoyaron, y este año los de Inés Arrimadas se han autoexcluido de esa negociación.

Si bien, pese a defender que hablar con varios grupos es una "buena señal democrática", la aritmética parlamentaria y la dificultad de incluir en un mismo acuerdo a Cs y al resto de fuerzas progresistas e independentistas en una materia como esta hacen muy complicada esta geometría variable.

Así lo trasladan también sus socios en la coalición de Gobierno, Unidas Podemos, así como el resto de fuerzas parlamentarias que dan soporte al Ejecutivo. Especialmente ERC y EH Bildu, cuyos 18 diputados no están dispuestos a "tragar" con el hipotético apoyo de Cs a la norma, después de que su portavoz en la Cámara Baja, Edmundo Bal, se haya abierto a estudiarla si el Gobierno vota a favor de su ley de reparación a "todas" las víctimas del terrorismo, que incluye la prohibición de los homenajes a los etarras.

En el haber del partido naranja, siempre equidistante a la hora de denunciar los crímenes cometidos en nombre del franquismo, sobresale su voto favorable a una proposición de Vox en el Ayuntamiento de Madrid para quitar las placas que honraban al expresidente del Consejo de Ministros de la II República Francisco Largo Caballero y del exministro y expresidente del PSOE Indalecio Prieto.

También destaca su abstención en la decisión del pleno de Barcelona de retirar la medalla de honor de la ciudad al exgobernador civil franquista Rodolfo Martín Villa o su negativa a colocar una placa conmemorativa en la fachada del edificio de la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional y antigua Dirección General de Seguridad durante el franquismo, para honrar a los encarcelados y torturados durante la dictadura.

Termina el plazo para registrar enmiendas

"Una ley de memoria se tendría que cerrar con partidos históricos como PSOE, PNV, Partido Comunista y ERC", ha apostillado el portavoz de los republicanos en el Congreso, Gabriel Rufián. En esta línea, su grupo apela a Unidas Podemos para que no ceda ante las intenciones del PSOE de incluir a Cs en esta norma, ya que, como mantienen desde EH Bildu, "la única manera de que salga adelante esta ley es con el bloque progresista".

Por su parte, desde el grupo confederal han asegurado desconocer dichos contactos con el partido naranja. No obstante, su portavoz en la Cámara Baja, Pablo Echenique, ha asegurado que Unidas Podemos ha conseguido introducir en las negociaciones con PSOE algunas de las "demandas históricas" de los colectivos para que en España "se acabe con la impunidad del franquismo", una aspiración que el actual redactado de la ley no aborda en la práctica al seguir impidiendo el acceso de las víctimas a la verdad, justicia y reparación.

"Y esperamos que los avances hagan que ERC y EH Bildu apoyen esta ley", ha sostenido en rueda de prensa en relación a las enmiendas que su grupo planea presentar tanto individualmente como por separado este miércoles, día en el que se cerrará el plazo de presentación de las correcciones al texto legislativo.

Cabe señalar que una de las demandas en las que coinciden Unidas Podemos, ERC y Bildu consiste en la modificación de la Ley de Amnistía, un pilar intocable de la transición defendido a ultranza por PP y PSOE, para garantizar que pueda juzgarse en España a los responsables de delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad durante la dictadura. No obstante, de cara a esa negociación a la que tendrá que enfrentarse el PSOE, su portavoz ha evitado avanzar si estarían dispuestos a dar pasos en ese sentido.

Más noticias