Público
Público
Únete a nosotros

El PSOE no mueve ficha: pacto programático con Podemos, sin coalición y Gobierno con independientes

Sánchez quiere dar mucha importancia a pactar con Iglesias un programa realista y ambicioso para toda la legislatura. Los socialistas no contemplan que no haya acuerdo ni una repetición electoral. No hay intenciones de buscar el pacto con Rivera

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4

Carmen Calvo, Adriana Lastra, Pedro Sánchez, Cristina Narbona y Jose Luis Ábalos, durante la reunión del Grupo Parlamentario Parlamentario Socialista poco antes de la sesión constitutiva de las nuevas Cortes Generales. EFE/Ballesteros

El PSOE no mueve ficha. Sus pretensiones son claras: busca un pacto programático y de legislatura con Unidas Podemos, no quiere un Gobierno de coalición, y apuesta por un Consejo de MInistros sólo de socialistas con la incorporación de algún independiente de reconocido prestigio.

Así lo quiso dejar claro el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en una entrevista en Antena 3, aunque luego lo tuvo que aclarar aún más sus palabras, aconsejando, incluso, a Unidas Podemos, que para sus intereses podría ser hasta mejor que no estuvieran en un Gobierno de coalición, según una declaraciones hechas en Ifema.

Para precisar aún más, el número tres del PSOE indicó que “no se descarta” que "en algún momento nos podamos plantear" la incorporación al Gobierno de Unidas Podemos, pero recordó inmediatamente que sigue viva la postura que mantuvieron en la campaña electoral, es decir, “aspiramos a un Gobierno netamente socialista, abierto a personas independientes, de prestigio, que la sociedad se reconoce en ellas, pero de orientación socialista y nos mantenemos en ello. Pensamos que es más eficaz, e incluso mejor para Podemos”, reiteró.

Lógicamente, fuentes cercanas al secretario de Organización del PSOE precisaron que, en todo caso, la composición del Consejo de Ministros corresponde directamente al presidente del Gobierno y que será Pedro Sánchez quien decida el perfil de los que se sentarán en su Gabinete, pero la dirección socialista tiene más en la cabeza que esa incorporación de Unidas Podemos esté en lo que se denomina estructura de Gobierno.

Lo que con más contundencia descartó Ábalos fue el Gobierno de coalición, y lo hizo poco antes de que el CIS hicieran pública una encuesta en la que una amplia mayoría de españoles prefiere un Gobierno de coalición entre los socialistas y Unidas Podemos.

Esto sí lo dejó claro Ábalos, que aseguró que Sánchez tiene muy claro que quiere tener como “socio preferente” a Pablo Iglesias, descartando cualquier posibilidad de acuerdo con Ciudadanos, aunque éste les garantizara la mayoría absoluta en la Cámara Baja y otros acuerdos territoriales.

No obstante, pese a la rotundidad de partida con la que parte el PSOE en las negociaciones que, al menos que se sepa, no se han iniciado o no se han dado a conocer, todo puede ser modificado en función de hasta dónde llegue la formación morada con sus exigencias de entrar en el Consejo de Ministros y hasta dónde esté dispuesto a llegar Pedro Sánchez.

Un acuerdo de programa

En el PSOE, además, se quiere conceder gran importancia al pacto programático, para llegar a acuerdos posibles, "realistas a la vez que ambiciosos", y que puedan contar con el apoyo de la mayoría de la Cámara Baja. En este terreno, del que apenas se ha hablado, el PSOE alberga muchas esperanzas de llegar a importantes pacto con la formación morada recogidos en el programa electoral, que el líder socialista quiere cumplir en su integridad.

José Luis Ábalos también lanzó este guante a Unidas Podemos  e incidió en este mensaje: “Preferimos hablar de qué vamos a hacer, antes de quiénes lo van a hacer”, afirmó el dirigente socialista.

Para ello, es previsible que se creen grupos de trabajo entre ambos partidos para conformar ese acuerdo, aunque todo ello será tras una reunión previa entre Sánchez e Iglesias, que públicamente no se ha convocado. Ferraz insiste en que el líder socialista está trabajando intensamente en la política europea esta semana, aunque no se excluye que dicho encuentro se puede celebrar en cualquier momento. En este sentido, dichas fuentes recordaron que ambos dirigentes ya anunciaron que la negociación se haría "con discreción":

Lo que se descarta totalmente de fuentes socialistas es que pueda no darse un acuerdo y se tuviera que ir a una repetición electoral. El PSOE cree que, por responsabilidad, ese escenario no está en el horizonte, aunque precisan que no es por temer a una nueva cita con las urnas.

Más noticias en Política y Sociedad