Público
Público

El PSOE no tomará medidas contra Chaves y Griñán hasta que no se les impute delito

Si tras su declaración son acusados, entonces se les abrirá expediente de expulsión y se les pedirá directamente las actas parlamentarias

Chaves y Griñán, en una foto de archivo. EFE

MANUEL SÁNCHEZ

El PSOE no tomará ninguna medida disciplinaria contra Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ambos imputados por el Tribunal Supremo en el “caso ERE”, al haber sido llamados a declarar sin acusarles de ningún delito.

Ferraz entiende que el Supremo les ha llamado como imputados para que tengan más garantías procesales y puedan acudir con abogados, pero destaca que en la resolución del Alto Tribunal no se les acusa en concreto de nada.
El PSOE dice que así se ha actuado siempre, y que se cumple el Código Ético del partido, sin que esto suponga ningún trato de favor para los dos ex presidentes del PSOE y de la Junta de Andalucía.

Ahora bien, fuentes de la dirección aseguran que, si tras las declaraciones de ambos dirigentes hay imputaciones de delito a ambos por parte de la Sala, la dirección del partido aplicará de forma rigurosa su Código Ético, y no sólo se les abrirá expediente de suspensión, sino que se les pedirán que devuelvan las actas.

Fuentes de la Secretaría de Organización explicaron que se regirían entonces por el artículo 5.3 de dicho Código Ético que dice textualmente: “Toda persona que ostente cargo o responsabilidad pública u orgánica vinculada al PSOE, en el caso de que resulte imputado por una resolución judicial, dará cuenta de las concretas acusaciones o delitos que se le imputan ante la Comisión Ejecutiva Federal, que trasladará esta información a la Comisión Federal de Ética y Garantías y, en su caso, ante la Comisión de Garantías de Igualdad a fin de que, si es preciso, estos órganos puedan adoptar o recomendar la adopción al órgano competente de las medidas estatutarias oportunas en atención a los hechos y a su gravedad. Si la persona afectada no informara en los términos expuestos en este apartado, será cautelarmente suspendida de militancia a la espera del resultado del preceptivo expediente informativo o, en su caso, disciplinario”.

En cuanto a que sigan manteniendo sus escaños de diputado y senador respectivamente, el PSOE explicó que se anticiparán a lo que regula el artículo 5.2, de sólo exigir la dimisión de los cargos públicos cuando se les abra juicio oral. En este caso, si en abril son imputados con delitos los dos dirigentes socialistas, Ferraz les pedirá sus actas de forma inmediata.

Aunque disciplinariamente no tenga consecuencias inmediatas, sí ha cundido la preocupación en Ferraz de afrontar todas las elecciones andaluzas con Chaves y Griñán citados a declarar ante el Supremo como imputados.
Admiten fuentes socialistas, en este sentido, que coste político sí tendrá esta decisión judicial, aunque siguen convencidos que ambos serán absueltos en cuanto declaren ante el Tribunal Supremo.