Público
Público

Pedro Sánchez El PSOE prepara una campaña volcada en Sánchez y en movilizar el voto frente a "las tres derechas"

La dirección de campaña piensa exprimir al máximo lo que llaman “la foto de Colón”, apelará al "voto útil" del electorado progresista y llamará al voto de centro derecha, que no siente cómodo ni con el actual deriva del PP, ni con Ciudadanos

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el acto de presentación de la candidatura de Juan Espadas a la Alcaldía de Sevilla para las próximas elecciones municipales. EFE/ Raul Caro

Pedro Sánchez optó por el “dejadme solo” a la hora de convocar las elecciones para el 28 de abril, y así será el esquema de la campaña que prepara el PSOE. Los cualitativos que maneja el PSOE, la valoración en relación al resto de líderes políticos y el valor añadido que se considera que tiene su mandato como presidente del Gobierno son los elementos que se manejan en la dirección para hacer una campaña “Sánchez superstar”.

Para ello, Sánchez se multiplicará por actos en todo el territorio, con una campaña intensa de mítines y de encuentros sectoriales con distintos colectivos sociales. Así, Sánchez será la imagen casi exclusiva de la acción electoral del PSOE, buscándose una campaña casi presidencialista, muy al estilo de Estados Unidos.

Y todo ello con un objetivo fundamental: la movilización del voto progresista, que va a ser eje vertebrador de la campaña del PSOE. Fuentes de Ferraz comentaron a Público que van “a exprimir” al máximo la “foto de Colón”, en la que se fotografiaron juntos los líderes de PP, Ciudadanos y Vox tras una manifestación convocada contra la negociación con Catalunya.

En opinión de los analistas del PSOE, esa foto refleja a la perfección el futuro Gobierno que le espera a España si los socialistas no logran una amplia mayoría. Y éste será el mensaje-fuerza de la campaña.

El PSOE, aunque no lo reconoce, quiere apelar al “voto del miedo” frente a las “tres derechas”, porque considera que es el factor que pueda hacer que el electorado más progresista no se quede en casa ese día y acuda a las urnas.

Y otra apelación que está prevista en el manual de campaña -que todavía no está elaborado- es al “voto útil” del electorado de izquierda, una fórmula que siempre le ha funcionado al PSOE, aunque en esta ocasión tampoco les beneficaría que Unidos Podemos se derrumbe de cara a futuros pactos para formar gobierno.

La llamada que harán será clara: sólo el voto del PSOE puede conseguir que no gobiernen las “tres derechas”, esperando recuperar parte del voto socialista que se fue al partido de Pablo Iglesias en las dos últimas elecciones generales.

La otra apelación será a los votantes de centro-derecha que no se siente cómodos con el actual PP o que se han visto decepcionados por el "falso progresismo" de Ciudadanos. El PSOE cree que ahí también tiene un importante caladero de votos en el que pescar, porque no esperan que ni Casado ni Rivera moderen su mensaje durante la campaña.

En este sentido, en el PSOE se cree que el hecho de que PP y Ciudadanos hayan amenazado con un cordón sanitario al PSOE para no gobernar en ningún caso, es un mensaje que les beneficia electoralmente.

Los preparativos

Para todo ello, la maquinaria electoral del PSOE se pone en marcha este lunes con la celebración de una Ejecutiva Federal a la que asistirá Pedro Sánchez para dar explicaciones a su partido de la decisión tomada, ya que muchos miembros de la Ejecutiva se han enterado de todo por los medios de comunicación y no han tenido la más mínima información del líder socialista. Hay bastante malestar por estas circunstancias.

Al día siguiente, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha convocado a todos sus homólogos territoriales para planificar al campaña y, a lo largo de la semana, habrá otra reunión de los equipos ya de campaña para planificarla y ultimar los detalles.

De momento, se mantiene el encuentro con líderes socialdemócratas del próximo fin de semana, aunque puede desconvocarse la II Escuela de buen gobierno que estaba prevista para marzo. En todo caso. tres meses de precampaña y campaña quedan por delante.

Más noticias en Política y Sociedad