Público
Público

El PSOE rechaza reformar "deprisa y corriendo" la ley de las pensiones

Los socialistas sólo aceptarán una negociación con el Gobierno para definir el factor de sostenibilidad. Nunca hablarán sobre la posibilidad de reducir las prestaciones, como ha propuesto el comité de expertos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal partido de la oposición ha querido este lunes dejar claras cuáles son las líneas rojas que pondrá encima de la mesa durante las reuniones que mantendrá con el Gobierno para tratar de consensuar una postura común sobre la reforma del sistema de pensiones. El PSOE parte de la idea de que la ley que aprobó el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero hace apenas dos años 'permite afrontar los problemas de las pensiones a medio y largo plazo'. Es decir, que según ha insistido hoy el portavoz económico del partido en el Congreso, Valeriano Gómez, los socialistas consideran que la reforma no es para nada necesaria. 

Pero ante las conclusiones hechas públicas recientemente por el comité de expertos al que el Gobierno ha encargado la tarea de establecer las recomendaciones para modificar la normativa sobre las pensiones, el PSOE ha recalcado que de llevarse a cabo esa reforma, nunca podría respaldar esos consejos que, dicen, van en la línea de ir reduciendo las prestaciones y el poder adquisitivo de los pensionistas. 

El de los expertos, ha dicho Valeriano, es 'un diseño bastante simple', que 'se limita a rebajar' las pensiones. Por eso los socialistas no quieren que se reforme una ley 'deprisa y corriendo' cuando la modificación anterior 'sólo lleva seis meses de vigencia'. Tampoco respaldarán ningún texto que produzca ninguna merma en un 'sistema público de pensiones capaz de mantener una pensión digna para todos'. 

De lo único que estarán dispuesto a hablar el PSOE, sería de la definición del factor de sostenibilidad. Gómez ha rechazado el diseñado por los expertos designados por el Gobierno, porque cree que sólo se basa en la reducción de las futuras pensiones y en dejar de revalorizarlas en época de crisis. No obstante, estaría de acuerdo en concretar 'en el futuro' el factor de sostenibilidad introducido en la reforma de las pensiones que el anterior Ejecutivo socialista pactó con patronal y sindicatos en 2011, pero siempre que se tengan en cuenta otros factores que no ha contemplado el comité de expertos, como cotizaciones sociales, edad de jubilación o periodo de cómputo.

El exministro de Trabajo ha anunciado además que el PSOE tiene previsto elaborar una propuesta específica articulada en torno a los votos particulares de los dos miembros de la comisión cercanos al principal partido de la oposición, que expresaron en sus observaciones 'su desacuerdo total' con cuestiones como ligar la revalorización de las pensiones a los ingresos del sistema o aplicar el factor de sostenibilidad de manera inmediata, en lugar de esperar al menos hasta 2030.

El portavoz socialista ha propuesto que las pensiones se sigan revalorizando conforme al encarecimiento del coste de la vida (IPC) y que se use para ello el dinero del Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones, que cree que podría durar hasta 2018, 'tiempo suficientemente largo como para que se estabilice la situación'.

Todas estas declaraciones las ha hecho después de que se constituyera en Ferraz el equipo de trabajo del PSOE sobre pensiones, un grupo del que además del propio Gómez forman parte, entre otras personas, el secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba; la secretaria de Economía, Inmaculada Rodríguez Piñero; la de Igualdad, Purificación Causapié, el presidente de la Comisión del Pacto de Toledo, Manuel Chaves, la portavoz socialista en esta comisión, Isabel López y Chamosa, la portavoz de Empleo, Concha Gutiérrez, el eurodiputado Alejandro Cercas, el diputado Pedro Sánchez, el exsecretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, y el catedrático Santos Miguel Ruesga, quien votó en contra del informe de los expertos.

Más noticias en Política y Sociedad