Público
Público

PSOE y Podemos Unidas Podemos buscará que la oferta del PSOE sirva para cerrar una coalición

El grupo confederal cree que todavía hay margen para llegar a un acuerdo integral y acude a la reunión dispuesto a negociar el documento del PSOE si esto sirve para comenzar una negociación sobre la estructura del Gobierno. 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado de los diputados Ione Belarra, Victoria Rosell, Pablo Echenique y Alberto Rodríguez, antes de la última reunión con Pedro Sánchez / Daniel Gago - Podemos

"¿La reunión va en serio o es parte de la campaña electoral?". Esta será la primera pregunta que hará el equipo negociador de Unidas Podemos al del PSOE. No quieren perder más tiempo después de todo un agosto sin ningún contacto entre las dos formaciones. Y, si los socialistas muestran su disposición a negociar, los del grupo confederal insistirán en que para ellos cualquier acuerdo pasa por hacer una coalición. 

La desconfianza hacia el PSOE crece cada día más entre Unidas Podemos. La presentación de la oferta programática, que han visto como si fuera un acto de campaña, ha empeorado la situación. Pero, aún así, quieren intentar negociar hasta el último minuto. Con esta predisposición irá el equipo negociador que esta vez no está formado sólo por miembros del partido morado — Pablo Echenique e Ione Belarra —. Se ha ampliado y a la reunión acudirá un representante de cada formación: Jaume Asens por En Comú Podem, Enrique Santiago por IU, Yolanda Díaz por Galicia en Comú y Juantxo López de Uralde por Equo. 

El objetivo del grupo sigue siendo negociar una coalición. Pero si para ello primero deben pactar un acuerdo programático, esta vez están dispuestos a comenzar así si se deja abierta la opción de hablar después de la estructura del Gobierno. Lo que sí que tienen descartado es aceptar la última propuesta del PSOE de ocupar cargos intermedios. 

De hecho, varios diputados apuntan que esta oferta ya la rechazaron. El 19 de junio Sánchez ofreció a Iglesias que ocuparan cargos intermedios, pero no ministerios. Según las fuentes del grupo, aceptar esta propuesta sí que significaría que sólo les importa "ocupar sillones" y no estar en el Gobierno para hacer políticas "que cambien la vida de la gente".

Los cambios de los socialistas en este sentido han sido varios. Tras las elecciones del 28-A, Sánchez ofreció a Iglesias varios ministerios pero, después de los comicios municipales y autonómicos, descartaron cualquier coalición. Cada semana que pasaba reculaban sobre algún aspecto: ofrecieron cargos intermedios, negociar un gobierno de cooperación y acabaron aceptando un gobierno de coalición. 

Ahora el grupo confederal ve cada vez más posible una repetición electoral por la actitud del PSOE pero también hay dirigentes como Iglesias que siempre creyeron que Sánchez sólo aceptaría negociar la coalición en septiembre 'in extremis'. Por esto mismo están decidios a acudir a la reunión "sin líneas rojas" y dispuestos a negociar la oferta programática si hiciera falta: hay medidas que ven con buenos ojos pero hay otras materias, como vivienda, que no las ven tan bien. Pero insisten: cualquier acuerdo será con coalición. 

 

Más noticias